Problema Nº7: Variaciones de frecuencia

La variación de frecuencia (Figura 1) es muy poco común en sistemas estables de la red eléctrica, especialmente sistemas interconectados a través de una red. Cuando los sitios poseen generadores dedicados de reserva o una infraestructura pobre de alimentación, la variación de la frecuencia es más común, especialmente si el generador se encuentra muy cargado. Los equipos informáticos suelen ser tolerantes, y generalmente no se ven afectados por corrimientos menores en la frecuencia del generador local. Lo que se vería afectado sería cualquier dispositivo con motor o dispositivo sensible que dependa del ciclado regular estable de la alimentación a lo largo del tiempo. Las variaciones de frecuencia pueden lograr que un motor funcione más rápido o más lento para equiparar la frecuencia de la alimentación de entrada. Esto haría que el motor funcionara ineficazmente y/o provocaría más calor y degradación del motor a través de una mayor velocidad del motor y/o un consumo adicional de corriente.

Figura 1

Para corregir este problema, se debe evaluar y luego reparar, corregir o reemplazar todos los generadores de alimentación y otras fuentes de alimentación que provoquen la variación de frecuencia.

Desbalance en la tensión
 Una tensión desbalanceada no es un tipo de distorsión de forma de onda. Sin embargo, dado que resulta esencial estar al tanto de los desbalances de tensión cuando se evalúan problemas de calidad del suministro, el tema amerita un tratamiento en este informe.

En palabras simples, un tensión desbalanceada (como el nombre implica) es cuando las tensiones suministradas no son iguales. Aunque estos problemas pueden ser causados por un suministro eléctrico externo, la fuente común del desbalance de tensión es interno, y causada por cargas en la instalación. Más específicamente, se sabe que esto ocurre en los sistemas de distribución eléctrica trifásicos, en los que una de las ramas suministra energía a un equipo monofásico, mientras que el sistema también suministra energía a las cargas trifásicas.

En general, un desbalance se muestra como calentamiento, especialmente en motores de estado sólido. Desequilibrios mayores pueden causar un excesivo calor a los componentes del motor, y la falla intermitente de los controladores del motor.

Una forma rápida de evaluar el estado del desbalance de la tensión es tomar la diferencia entre la tensión más alta y más baja de las tres fases de alimentación. Este número no debe exceder el 4% de la tensión más baja. Se indica a continuación un ejemplo de esta forma rápida de obtener una valoración simple del desbalance de tensión en un sistema.

Ejemplo:
 Primera fase de alimentación: 220 V 
Segunda fase de alimentación: 225 V 
Tercera fase de alimentación: 230 V 
Tensión más baja: 220 V

4% de 220 V = 8,8 V

Diferencia entre la tensión más alta y más baja: 10 V

10 V > 8,8 V — ¡desbalance demasiado grande!

Corregir los desbalances de tensión implica reconfigurar las cargas, o hacer cambios en la red eléctrica a las tensiones entrantes (si el desequilibrio no es causado por cargas internas).

Beth Electric Distribuciones C.A

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Bethelca’s story.