¿Te acordas cuando dije que por tenerte en la cabeza, no había más espacio para los problemas? Bueno, me equivoqué.

Eventualmente te convertiste en uno, aunque me hayas hecho sentir cosas tan lindas, ahora lo único que frecuento es el dolor. Me duele pensarte.

Me duele quererte.

Me duele, y mucho.

Like what you read? Give V a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.