La responsabilidad está en ti

Es muy fácil quitar cosas del camino pensando que eso te va a ayudar a progresar, a ser más productivo, a ser más feliz.

Puedes mudarte de ciudad, cambiar de trabajo, hacerte vegetariano, ir al gimnasio, alejarte de personas tóxicas, etcétera, etcétera, etcetera…

Pero al final te darás cuenta de que vuelves al mismo punto. De que te sientes como antes. De que a pesar de que esos elementos cambiaron, sigues siendo el mismo. Sintiendo lo mismo.

La realidad es que cambiar no se trata de ninguno de esos elementos. Ninguna rutina, ninguna persona, ningún trabajo. Nada.

Cambiar está en ti. La responsabilidad es tuya.

No importa lo mucho que cambies las cosas a tu alrededor, hasta que te tomes un momento para analizarte y cambiar desde adentro, lo demás es inútil.

La responsabilidad está en ti.