Sobre economía y consciencia

Ilustración de Whooli Chen

La presente investigación se realizó en el marco de la materia Investigación de Mercado de la carrera de Tecnología Multimedial de la Universidad Maimónides.

El planteo, relevo y desarrollo es pura autoría de Brenda Burgoa.


Resumen

Investigación de mercado enfocada en la problemática de los productos ecológicos frente al conflicto de posicionamiento en el mercado y expansión por fuera de su segmento meta.

Palabras claves

Ecología, Estrategia, Conciencia, Inserción


Introducción

Maisha es un supermarket de productos ecológicos. Busca la venta mediante las consecuentes ramificaciones de comercialización pro-medioambiental: productos socialmente responsables, reciclados, degradables, alimentos orgánicos, etc.

Nuestra visión es hacer de nuestra empresa un espacio de progreso y encuentro consciente con el cliente, además de la disposición de productos eco-friendly. Es por eso que planteamos un nuevo modelo relacional cliente-empresa: Maisha dispone de una comunidad en la que se abren las puertas para que los consumidores también sean parte del proceso conceptual que significa trabajar en pos de un beneficio social: ya sea donando objetos que no usen (desde cosas ínfimas hasta objetos ingentes) para comenzar un proceso de reciclaje, haciendo pedidos específicos de productos a medida de lo que buscan, con el tipo de material que prefieren y al tiempo justo que lo necesitan, o siendo parte de charlas, cursos y un colectivo de actividades.

Dentro del enfoque comportamental y en base al estudio de los clientes, se infiere que los valores que comparten los consumidores de nuestro segmento objetivo son conciencia, respeto y cuidado. En promedio, son jóvenes de zona norte de la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, pertenecientes a una clase media-alta. No les interesa gastar más si los productos cuidan al medio ambiente. También hay un segmento con edades más avanzadas que compran por los beneficios de conseguir productos que sean buenos a la salud y no impliquen drogas químicas o componentes invasivos al cuerpo. Por último, es preciso integrar a nuestro mercado a las personas activas en la causa que encuentran todo lo relacionado a este tópico como una forma de vida más que una posibilidad efímera de cambios de consumo.

En la nueva lógica de negocios, nuestro supermercado representa una relación, un vínculo, que implica ideología y atributos de valores. Jacques Lacan afirma que los actores sociales viven en función de un ideal que depende de los diferentes roles en los cuales se desenvuelven, pero especialmente, de la relación con un otro, que es quién define al sujeto. Nuestros clientes se vincula con los productos ecológicos para alcanzar un ideal: no es el producto lo que compra, sino la posibilidad de solventar la necesidad de idealización, como proceso de identificación entre el sujeto y su prójimo.

Por estas cuestiones, el Departamento de Marketing tiene cubierta la demanda de la empresa en cuanto al segmento, que encuentra sus necesidades satisfechas y genera fidelidad hacia la marca, pero encuentra impedimentos para penetrar en los mercados potenciales.

En el presente estudio se dará a conocer esta problemática: un déficit de ventas de productos ecológicos y la abulia pasiva del consumidor estándar sobre tópicos ambientales.

Hay una fina línea entre lo que culturalmente se considera basura y lo que es un producto reciclado o ecológico: ¿cómo y por qué un elemento que está en venta pero que tuvo un proceso de re-utilización, lo conforman piezas disimiles o alguna vez tuvo una función distinta a la que tiene ahora, puede llegar a resultar menos aceptable que un producto que cumple la misma función pero está hecho de materiales convencionales? ¿Es el consumismo actual el que no acepta nuevas mentalidades en pos de beneficiar al medio ambiente?

Planteemos un ejemplo: ¿un consumidor compró una bolsa re-utilizable de tela tipo esterilla por voluntad propia o tuvo que adaptarse a una prohibición judicial que veda a los supermercados de proporcionar bolsas de plástico? ¿El sujeto prefiere comprar una bolsa de plástico barata que tarda en degradarse 150 años o gastar el triple por una bolsa de tela?

Todas estas cuestiones no menguan incertidumbres, de hecho, las intensifican. Es por esto que se proyectaron objetivos generales y específicos, los cuales tienen el papel guía para argumentar a las preguntas principales de este estudio.

Objetivos generales:

  • ¿Qué hace a un consumidor preferir un producto sin responsabilidad ecológica en vez de uno que es pensado en pos del bienestar medioambiental?
  • ¿Cómo hacer que los consumidores generen conciencia hacia los productos reciclados o ecológicos?

Objetivos específicos:

  • Investigar sobre qué se habla en redes sociales cuando se habla de ecología.
  • Lograr caracterizar a los no-consumidores de productos ecológicos.
  • Relevar opiniones sobre esta problemática mediante entrevistas/encuestas.

Como pauta principal, todo este conjunto conformaría un paso agigantado para contribuir en el avance sistemático de la cuenta. Por un lado, la empresa expandiría su mercado de manera considerable, y como consecuencia, su producción y crecimiento.

Se denota un marco de pensamiento sociocultural generalizado que es necesario investigarlo, ya que conlleva a concepciones erróneas, y en este caso, afecta directamente a nuestra cuenta. Por lo tanto, encontrar resultados podría ayudar a explotar el negocio e indirectamente colaborar socialmente para una mentalidad responsable a la hora de cuidar y respetar todo lo que involucra el orden de la naturaleza.

El presente estudio está dirigido a la empresa especialmente, pero también a los clientes, los interesados y los que no tengan interés en absoluto: es un desafío para nosotros, contemplar, dirigirse e informar a una audiencia que no esté al tanto de estos temas, estamos dispuestos a la experiencia.

Ilustración de Whooli Chen
En el presente estudio se dará a conocer esta problemática: un déficit de ventas de productos ecológicos y la abulia pasiva del consumidor estándar sobre tópicos ambientales.

Fundamentación

Ambiente Social

Para comenzar la fundamentación de nuestros objetivos un ambiente explorado es el social. Dentro de este plano, Argentina es un país contrastante en términos de cuidado ambiental.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Georgia en conjunto con la Universidad de California, determina que hoy Argentina se encuentra entre los 30 países que más basura plástica tiran al mar. Según la investigación, los residuos plástico llegan desde basurales abiertos, de vertederos sin control, o directamente son arrojados por las personas en las costas. Es por esto que, si no hay un cambio real en la gestión de los residuos, la cantidad de basura plástica que llegará a los mares en 2025 superará las 155 millones de toneladas.

Aún así es interesante manifestar un segundo relato que refleja el contraste entre los hechos y el pensamiento general sobre las características que presenta el argentino promedio.

Otro estudio realizado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero el pasado 22 de Abril (en conmemoración al Día de la Tierra) concluyó en que el 86% de la población se preocupa por el cuidado del medio ambiente.

Si bien el 86% de la población dice preocuparse por el cuidado del medio ambiente, eso no necesariamente se traduce en prácticas concretas. Es más, relacionándolo al estudio sobre contaminación por basura plástica, se genera un desencuentro conceptual.

Otros resultados de la encuesta indicaron que para el 61% de los entrevistados se adjudican la responsabilidad del daño ambiental y la contaminación. El contra mensaje es que existe un 39% de encuestados que no se considera parte activa del daño, lo cual no es un número inferior ni representa una minoría.

Por otra parte, prácticas vinculadas con la cultura del reciclado o un estilo de vida de cuidado del medio ambiente están poco difundidas, por lo que actividades como el reciclaje de desechos y la reducción de la producción de basura o el uso de envases retornables son acciones que dijo realizar el 35% y el 45% de la población respectivamente.

Finalmente, el estudio reveló que el 48% de los entrevistados estaría dispuesto a “pagar precios más altos por productos que no contaminen”.

En resumen:

  • La mitad de los encuestados no pagaría más por productos ecológicos.
  • Menos de la mitad recicla o usa envases retornables.
  • El 60% se siente responsable del daño ambiental.
  • El 86% dice estar preocupado por la cuestión planteada.

Si bien esta investigación fue deliberada hacia un público general para obtener resultados democráticamente dispares, desde un plano más segmentado, según la consultora Nielsen, sí se puede determinar que hay una atención enfocada a la ecología especialmente en los jóvenes. La generación millennial, nacidos entre 1984 y 2000 irrumpe en el mercado con ideas que establecen nuevos paradigmas, adjudicando un alto valor a lo social. Hacia el 2025, serán el 75% de la fuerza de consumo a nivel mundial.

Según el informe y la investigación que hizo la consultora, tres de cada cuatro millennials están dispuestos a pagar extra por productos o servicios eco-friendly. A su vez, esta generación verde es más proclive a elegir compañías comprometidas con el ahorro energético, tanto por el cuidado económico como medioambiental.

Este aumento de interés es uno de nuestros pilares como empresa: la sobre-exposición comunicacional, la responsabilidad social, la importancia de cuidar lo que en el futuro puede haber déficit, todas estas son pautas que interesan al joven, segmento al cual estamos sumamente enfocados. Pero, ¿qué pasa con el resto del mercado?

Ilustración de Whooli Chen

Ambiente Político

Dentro del ambiente de la política, se puede ver reflejada alguna respuesta. Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a la Argentina entre los 10 países que más deforestaron durante los últimos 25 años: se perdieron 7,6 millones de hectáreas (comparadas a la provincia de Entre Ríos en términos territoriales).

Aún así, el país cuenta con partidos políticos ecológicos como El Partido Verde y el FEP (Foro de Ecología Política). Además, Argentina se convirtió en el primero en América en tener una red de municipios frente al cambio climático gracias a la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RACC), una asociación a la que se aliaron más de 125 distritos para comprometerse en la promoción de la participación ciudadana y la formación de mesas de trabajo conjuntas. La asociación opina que el medio ambiente no es prioridad para el Gobierno, pero que en el pasado tampoco lo fue.

En enero de 2016, junto con Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), presentaron a Sergio Bergman un documento para desarrollar y concretar durante los primeros 100 días de gestión. Entre los temas, se incluían propuestas para la aplicación de la Ley de Bosques y la de Glaciares, políticas para el control del impacto de los agro químicos, el saneamiento del Riachuelo y el impulso de las energías renovables. Sin embargo, pasados esos 100 días, el gobierno no había dictado ninguna medida a favor del medio ambiente. Por el contrario, adoptó dos decisiones vinculadas a la reducción de las retenciones a la soja y a la minería.

Estas son decisiones gubernamentales que también se refleja económicamente: sólo el 0,5% del presupuesto se usa en el área de ambiente, según un informe realizado por la FARN; la cifra se acerca a unos $ 10.600 millones, muy lejos de los $ 176.000 millones que se destinarán a la actividad agropecuaria, al sector de energía alimentado por combustibles fósiles o la minería.

En tanto a la minería, Mauricio Macri blanqueó hace poco el Plan de Desarrollo Patagonia y Juntos Somos Río Negro.

“Argentina tiene desarrollada la minería un 5 % con relación a Chile, a pesar de que compartimos las mismas riquezas a través de las mismas montañas”. (Macri, 2017)

A pesar de que el presupuesto que se le aplica a la búsqueda de soluciones a problemas ecológicos y energéticos es muy bajo, el discurso político sigue apuntando al consumo de la gente como el problema central y la causa de los desastres naturales. Es por esto que se consideró el “anticonsumismo” como una base sustancial para el cuidado del consumo de energía.

“La energía daña el medio ambiente. Consumir energía contamina, entonces por eso vienen estas inundaciones y después la sequía y todos los problemas que tenemos porque todo el mundo se dedicó a consumir mucha energía. Hoy en la Argentina, todos necesitamos consumir menos. Cuando ustedes se encuentren en su casa, en invierno y se vean que están en remera o están en patas es que están consumiendo energía de más”. (Macri, 2016)

Consideramos que consumir menos puede cooperar en reducir el daño, pero no se puede paralelizar de ninguna forma el consumo social al ligado a prácticas contaminantes: según un relevamiento de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional (AICI), los sectores de petróleo, gas y minería, concentran en total más de una cuarta parte (el 27,3%) de los US$ 61.000 millones de capitales privados que se invertirán en el país en los próximos años, de acuerdo con los anuncios formulados desde fines de 2015. El estudio, en cambio, contabilizó US$ 3.100 millones de capitales para las energías renovables.

Sin ir más lejos en esta dicotomía, yacimientos como Bajo La Alumbrera, en Catamarca, consumen más energía que la provincia entera. Esto fue expuesto por la organización Conciencia Solidaria. Se cita:

“Mediante un fideicomiso se logró la financiación del tendido de una línea eléctrica de 500 kilovoltios que une la provincia de Mendoza con la de Tucumán. En el trayecto salen extensiones directamente a los enclaves mineros de Veladero, Pascua Lama, Pachón y Casposo en San Juan; y Bajo La Alumbrera y Agua Rica en Catamarca, por mencionar algunos ejemplos. El complejo minero de Veladero-Penélope y Pascua Lama, de la multinacional Barrick Gold, para la obtención de oro, plata, cobre, mercurio y molibdeno, entre otros minerales, requiere íntegramente la energía que suministra la central núcleo eléctrica de Atucha, más de 300 MW. de potencia instalada”. (Conciencia Solidaria, 2016)

Es notable visualizar la manipulación mediática como sustento primario de información parcial. Concluimos en que resulta entendible que el sujeto no pueda generar una base sólida de pensamiento socio-ambiental cuando no se generan políticas públicas acordes y, además de esto, se le adjudique, gracias a la desinformación, la responsabilidad de desastres naturales, muchas veces causados por empresas internacionales que gozan de exenciones de impuestos y plena protección legal (Ley 24.196, Inversiones mineras), continuamos mencionado empresas multinacionales que practican minería, por no seguir nombrando otras practicas que también generan igual daño.

Ilustración de Whooli Chen
Resulta entendible que el sujeto no pueda generar una base sólida de pensamiento socio-ambiental cuando no se generan políticas públicas acordes, además de encontrarse influenciado por manipulaciones mediáticas.

Contextualización

Ambiente Tecnológico

Para contextualizar, otro ambiente investigado fue el de la tecnología, marco en el que lo ambiental podría encontrar una vía de crecimiento expansivo notable.

Por ejemplo, este año, medios como la sección de Comunicación del CONICET, El Federal o Infobae publicaron una noticia sobre la inauguración de la primer casa construida con ladrillos de plástico reciclado en Junín de Mendoza gracias al programa Junín Punto Limpio hecho por el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE).

Los ladrillos de PET, son adaptables a la geografía, clima y sismología local. Además, suponen un avance en materiales reciclados, de los cuáles podrían desarrollarse y contribuir para fines sociales. Cabe mencionar que estos ladrillos poseen mayor aislación térmica y son más livianos que los ladrillos de barro cocido tradicionales. Esta tecnología fue patentada por el CONICET en el año 2008 y cuenta con un Certificado de Aptitud Técnica otorgado por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

Por otro lado, continuando con innovación, un pueblo de Jujuy “migró” totalmente a la energía solar. Esta es una noticia extraída de Big Bang News. El pueblo San Juan y Oros ahora dispone de calefacción, baños comunitarios y sistema de riego por goteo para nivel productivo. Es el primer pueblo en el país en el que se implementó tecnología solar térmica para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Como último punto para resaltar y evidenciar a la tecnología como un camino viable, se encuentra una investigación de la UBA (del Instituto de Tecnología en Polímeros y Nanotecnología de la Facultad de Ingeniería y el Laboratorio de Polímeros y Materiales Compuestos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales), en conjunto con la Universidad Central de Venezuela y la Agencia CyTA (Divulgación Científica y Tecnológica del Instituto Leloir).

Desarrollaron envases ecológicos y biodegradables a partir de yerba mate y mandioca: es un material comestible que también podría preservar alimentos, evitando la oxidación y aumentando la vida útil de los alimentos.

Las energías renovables y los productos ecológicos son esenciales en el progreso tecnológico, y cuánto más se crezca en estos ambientes, la conciencia y la atención de un cambio posible acompaña el progreso. Es una vía en la que se puede lograr avances contundentes, podría ser sumamente útil que nuestra empresa haga conocer, transmita, y ayude a generar responsabilidad sobre los datos que no suelen tener alcance comunicacional pero representan atributos que a futuro serán incorporados en el plano sociocultural.

Ilustración de Whooli Chen

Ambiente Legal

Con la reforma constitucional de 1994, la Argentina consagra expresamente la protección del medio ambiente. En efecto, el art. 41 de la Constitución Nacional establece que:

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales.” (Constitución Nacional, 1994)

La Argentina cuenta con leyes nacionales que regulan diversos aspectos relacionados con este asunto, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • Ley 25.675 denominada “Ley General del Ambiente” que establece los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable.
  • Ley 25.688 que establece el “Régimen de Gestión Ambiental de Aguas” consagra los presupuestos mínimos ambientales para la preservación de las aguas, su aprovechamiento y uso racional.
  • Ley 25.831 sobre “Régimen de libre acceso a la Información Pública Ambiental” que garantiza el derecho de acceso a la información ambiental que se encontráse en poder del Estado, tanto en el ámbito nacional como provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Ilustración de Whooli Chen

Ambiente Económico

Joan Martinez Allier en su informe Algunas relaciones entre la economía ecológica y la ecología política explica que una causa indudable del aumento de los conflictos socioambientales es la extracción y la disposición de residuos. En toneladas, la extracción de materiales en América Latina aumentó cuatro veces entre 1970 y 2008.

“Comparemos las exportaciones de más de 50 millones de toneladas de soja de la Argentina por año. De todo estos precios de las materias primas exportadas habría que restar los pasivos socioambientales no pagados, tanto en la extracción y elaboración industrial como en el transporte y también en el control de residuos. Estos son costos a transferir a las generaciones futuras, a la fauna y la flora, y a la gente que pertenece a la clase baja de nuestra propia generación.” (Martinez Aller. 2016)

Como el endeudamiento externo se incrementa, el problema se intensifica, ya que existirá una nueva necesidad de exportaciones adicionales de materias primas para pagar la deuda, agotando recursos y contaminando el ambiente.

Inferimos que una ruptura conceptual de la economía es vital para el sustento del futuro y la explotación sostenida a lo largo de varias décadas. Un ejemplo de reconversión, quizás mínimo en comparación a un plan radical de neoproducción, pero que puede atribuir a la idea, se encuentra en San Juan: el Diario de Cuyo entrevistó a Heino Freundenberg, el CEO de Vinventions, la multinacional que posee la fábrica de tapones para vinos Nomacorc. Freudenberg menciona que de la mano de la generación de los millennials, de 20 a 40 años, el mercado no sólo busca productos de calidad sino que también se inclina por un vino que se haya elaborado y llegue de una forma más amigable con el medio ambiente. Por lo tanto, renovó su producción de tapones sintéticos a la línea ecológica denominada “Green Line”. El invento de esta empresa ya se está produciendo en la provincia en forma simultánea con el sintético, de origen fósil, que con el tiempo será totalmente reemplazado.

En definitiva, en el sentido de lo que venimos expresando, recordamos la necesidad de conjugar las tres dimensiones del desarrollo sustentable (económico, ambiental y social) en todas las acciones económicas que realiza la sociedad. Resulta esencial lograr el equilibrio a través de una política ambiental eficiente y sostenida en el tiempo.

Por eso, es necesario determinar que los conceptos más importantes sobre esta investigación son la educación, la innovación y la conciencia.

Ilustración de Whooli Chen

Software Cultural

El software cultural podría contribuir a la aplicación de estos conceptos desde una mirada socialmente viable, siendo mediador y objeto de transformación cultural al globalizar el pensamiento de usuarios que usan interfaces interconectadas para entretenerse o informarse. Además, las posibilidades de hacer llegar el mensaje que necesitamos mandar aumentan. Y si no se pone en función como motor influenciador, entonces al menos podría ser usado para procesamiento y análisis: los algoritmos que proporcionan datos no solo de opiniones, de datos del pasado, de reacciones, sino también de tendencias que van a suceder en el futuro, son una herramienta imprescindible para temas que todavía no tienen atributos sólidos en la cotidianeidad de los pensamientos que se repiten día a día.

Nuestra empresa, o cualquier organismo interesado en la ecología, pueden llegar a información que ayudaría a entender y modelar las estrategias desarrolladas hasta el momento. Tal como afirma Manovich (2011) los softwares son usados por millones de personas, y todos éstos conforman “átomos” de cultura, que a sí mismo, son parte de un universo mucho más grande. Por lo tanto, la ecología encuentra un espacio para hacer eco y comenzar así a delimitar nociones concertadas sobre los problemas ambientales, los datos semanales de contaminación, los posibles cambios de actitudes a adoptar en el futuro, etc.

Recordamos la necesidad de conjugar las tres dimensiones del desarrollo sustentable (económico, ambiental y social) en todas las acciones económicas que realiza la sociedad.

Metodología

Se desarrolló una investigación mixta. Las metodologías utilizadas para la recolección de datos fueron:

Google Trends

Se buscó el porcentaje de búsquedas en diferentes términos asociados o contradictorios en Argentina. Además de esto, se indagó la cantidad de búsquedas de ciertas palabras y en dónde fue más relevante geográficamente hablando.

Scrapping

Twitter: Se recolectaron tweets que contengan los hashtags “ecología” o “ecodiseño”. Los objetivos fueron:

  • Visualizar qué países son los que más los utilizaron.
  • Definir cuáles son los usuarios más relevantes.
  • Relevar el rango de respuestas en favs o rts.

Youtube: se compararon comentarios de videos relacionados. Uno es un video de PETA sobre crueldad animal para conseguir cuero que, en este caso, la compañia Louis Vuitton utiliza. El segundo video pertenece a una youtuber crítica de bolsos de cuero y productos de marroquinería. Se scrappearon los comentarios para saber cuáles son las palabras que más se utilizan según el video.

Encuestas

Encuesta sobre ecología, acciones diarias e intereses plasmados sobre el tema.

Resultados e interpretación

Google Trends

En el año 2004 hubo un pico de búsquedas del término “ecología”, pero desde entonces, se nota un considerable descenso. Se relevó el año 2004 y el pico alto, en cuanto a lo encontrado, el pico podría ser consecuencia de las catástrofes naturales que acontecieron, como los terremotos en India y Asia, que dejaron más de 100 mil muertos en conjunto.

Si bien el término “calentamiento global” tuvo un punto alto de búsquedas cuando se hizo público y fue tema mediático en el 2005/2006, después disminuyó al igual que “ecología”.

El término “degradable” solo obtuvo búsquedas en la provincia de Buenos Aires, probablemente debido a la problemática de la recolección de residuos y el asedio de basura, especialmente en las zonas del conurbano bonaerense.

Se buscó el término “contaminación” mucho más que los términos que preguntan cómo detener la contaminación. Si bien cuando se busca el término global la cantidad de información adquirida suele cubrir las preguntas referidas a la disminución del problema, es interesante ver cómo no apareció búsqueda alguna de usuarios refiriendo directamente a la acción de detenerlo, teniendo en cuenta la cantidad extensa de búsquedas que se hacen en Google y que están sujetas a interpretaciones, formas narrativas y léxicos amplios era posible que un usuario pueda llegar a googlear “parar contaminación”, a pesar de que no haya sucedido.

Twitter Archiver

Los hashtags “Ecología” y “Ecodiseño” tienen mayor recepción en países como España y Venezuela.

España es uno de los países con más conciencia ambiental, por ejemplo, solo en este año, las ventas de productos ecológicos creció un 25%. En cuanto a Venezuela, es interesante que resulte ser el segundo productor de tweets con la consigna asignada, siendo un país que promueve el desarrollo de proyectos mineros o el procesamiento de 400 mil barriles por día de petróleo crudo. Esto puede reflejar cierta oposición por estos usuarios, que forman parte del 40% de la población venezolana que puede financiar una conexión a Internet (CEPAL, 2016) frente a ciertos designios gubernamentales.

En los 10 días de trackeo, se produjeron 10 mil tweets. A pesar de esto, ningún tweet pudo llegar a un tope de 50 favoritos. Los retweets lograron más resonancia. Se puede deducir que la retroalimentación y el feedback no tienen una vía de sustentación, no se encuentra plasmada una masificación de la temática planteada.

Los usuarios de Twitter con más resonancia son cuentas que proporcionan información, tips, consejos sobre la naturaleza o ideas de reciclajes. Por lo visto, no hay usuarios influencers ecológicos que se hayan posicionado como favoritos dentro de este mercado. Las cuentas más importantes tienen un promedio de 20 k seguidores.

Youtube

Link a Palabras

En este video se puede visualizar el primer paso del proceso que hacen las curtiembres. Las palabras más frecuentes de los comentarios son “people”, “animals”, “why”, “kill”, “no”, “leather”. Los comentarios mantienen por lo general un clima de horror y preocupación por estas prácticas. Debemos tener en cuenta también el nivel de crudeza que el video presenta, lo que es inusual para la mayoría de los espectadores y genera una especie de empatía intensificada por el dolor de la crueldad animal.

Link a Palabras

En el video de tips creativos sobre bolsos de Shea Whitney las palabras más utilizadas son “love”, “thanks”, “Shea”. Las frases comunes que se encuentran son de amor y apoyo a la youtuber o bien pidiendo que siga publicando más sobre el tema. Esto genera una contraposición marcada entre los dos videos expuesto, pero los dos no dejan de hablar del mismo producto. Tienen audiencias separadas pero no podemos descartar la idea de que guardan una relación directa.

Creemos que los consumidores del video de Shea Whitney cambiarían de parecer después de ver el video de PETA, pero para no terminar solo en conjeturas, se paralelizaron alguna de las preguntas de la encuesta para plasmar resultados sobre esta suposición.

Encuesta

La mayoría de los encuestados mostraba una reticencia hacia la marca Louis Vuitton, específicamente el 58.8% decidió calificarlo con un 1, lo cual resulta casual confrontarlo con el hecho de que, a pesar de tener esa concepción, casi el 90% no tenía conocimiento sobre los hechos de crueldad animal que salieron a luz el año pasado. Como paso final se les preguntó si comprarían un producto de esta marca, aún sabiendo las prácticas que la rodean como empresa de marroquinería. El 84,1% dijo que no.

Esto nos lleva a un conclusión pilar de esta investigación: en base a conocer y reflexionar sobre el caso, la información influenció directamente el pensamiento general. Ergo, la desinformación, en esta disciplina, es uno de los problemas mayores. Cuando se muestran los hechos, por fuera de las interpretaciones, la realidad se vuelve muy objetiva. En este caso, la imagen “cruda” del know how de Louis Vuitton genera un nivel de conciencia tal que condiciona la venta del producto final.

Comenzando la encuesta, se preguntó cuál era la primer palabra que se le ocurrían a los encuestados cuando pensaban en “ecología”. Las palabras con más recepción fue “Medio Ambiente”, “Árbol” o “Naturaleza”, palabras que si bien responden al término y están sumamente relacionados, no tienen un grado conceptual profundo. Al final de la encuesta, se hizo la misma pregunta, pero esta vez las palabras más pensadas fueron “Cuidado” , “Conciencia” y “Reciclar”.

Una conclusión de esto puede resultar de los tipos de preguntas realizadas, por lo general ligadas a qué hacían o no los encuestados por cooperar en cuidar, o cuánto sabían de los temas que supuestamente generaban preocupación en ellos, como la contaminación o el calentamiento global. El contraste entre unas respuestas y otras está ligado al mero hecho de haber mantenido un tipo de reflexión con esta problemática y el deber de recapacitar en dónde se encuentran con respecto a eso.

Sumando los encuestados que sí recibieron educación ambiental y los que recibieron un poco, aproximadamente dos tercios se encuentra, en una base, informado sobre el tópico. Esto genera paridad en la segunda encuesta, porque aunque se ve reflejado que un tercio mencionó que tira el aceite en la pileta de la cocina, el inodoro y otros (hechos primarios que pueden contaminar el agua fácilmente), muchos sí mencionaron que lo guardaban en una botella, en un recipiente, etc. Lo mismo puede verse reflejado en la tercera pregunta, que a pesar de estar condicionada por gastos que después son manifestados en impuestos, también muestra el cuidado que la mayoría de los encuestados tiene en cuanto las simples cosas que colaboran. Podemos concluir en esto, no hay reticencia ni derroche marcado, por el contrario, en las pequeñas acciones cotidianas se relevaron hábitos conscientes.

En términos de calentamiento global, resultó haber una tendencia muy marcada hacia una preocupación latente, el punto máximo fue el que obtuvo más votos, llegando a un 48%. A pesar de esto, cuando se preguntó el grado de información que se tenía sobre el tema, el punto máximo bajó a un 6.4%, liderando entonces calificaciones medias. Esto determina que a pesar de que los encuestados saben que es un tema relevante y que concierne a todos, el nivel de interés que conlleva a la acción, en este caso informándose, no es el mismo. Esto puede ser justificado: a mayor conciencia objetiva del daño, mayor el “magnetismo” de contrarrestarlo.

Lo mismo sucede con la temática contaminación. En promedio, cada encuestado seleccionó 4 tipos de contaminaciones, en este caso, siendo la de basura la más elegida. Al preguntarles cuánto saben de las contaminaciones elegidas, la tendencia muestra que el nivel de conocimiento es medio. Esto puede ser justificado por el hecho de que muchas veces genera preocupación o incertidumbre ciertos tópicos que desconocemos de qué tratan, pero por otro lado, mucho de los mencionados (y el más elegido) son problemas usuales, al menos en zonas urbanas y aledañas. Por lo tanto se replantea de nuevo lo mismo, la desinformación influencia al desinterés.

A pesar de que menos de la mitad de los encuestados estuvieron involucrados en actividades ambientales, el 85% está convencido de que es capaz de poder generar un cambio. Se refleja un sentimiento de progreso o al menos un autoconvencimiento esperanzado.


Conclusión

Las conclusiones a partir de este relevamiento se enfocan en la atención y la actividad: los consumidores son receptores de la problemática ambiental, recapacitan sobre la seriedad de los tópicos desarrollados y la urgencia que algunos de ellos puede tener en el presente y, especialmente, para las futuras generaciones.

En cuanto a las respuestas de los objetivos, después de la fundamentación y el relevamiento de datos, se puede deducir que la única razón por la cual los clientes no comprarían productos ecológicos, es el precio. Es decir, no optarían por una razón que contamine o dañe al medio ambiente si pudiesen evitarlo. Por lo tanto, si se generaran progresos e innovaciones tecnológicas frente componentes que lograran suplir materiales nocivos, que generen energía limpia, que no tarden centenares de años en degradarse, entre tantos ejemplos, tarde o temprano la economía se movería hacia el plano de conciencia donde debería encontrarse hoy en día. Es bueno ver el cambio y el interés que se obtiene después indagar qué se sucede frente a estos problemas.

En cuanto a nuestra empresa, al tener un mercado actualmente reducido, generar un marco de personalización y experiencia de consumo hacen de éstos argumentos, objetivos de la estrategia de posicionamiento:

-Ampliar actividades en nuestra comunidad ecológica, además de sumar tácticas para atraer consumidores, convocando en principio a los que apuesten por estilos de vida sustentables que no comprometa el bienestar de las generaciones futuras.

-Colaborar conscientemente en el desarrollo de políticas alternativas y denunciar hechos de injusticia que retrasan el avance socioambiental.

-Intensificar la fidelidad: cuando un sujeto implementa valores nuevos se genera un “efecto bola de nieve”, su sociabilidad natural lo lleva a compartirlo, publicarlo, contarlo y ser parte del cambio. Este punto se ramifica también en el software: utilizar el plano 2.0 y los “átomos culturales” anteriormente planteados en la contextualización para expandir la llegada de nuestro mensaje.

Hay una esperanza reinante que, ligada a un amplio activismo, puede desembocar en un futuro de beneficios, tanto para nuestra empresa como para los fines sociales que apuntamos.


Bibliografía

Blogs:

Rizzo, J. (2009, 22 de septiembre). Tienda Gruba, ecodiseño en Casa FOA. Recuperado de: http://blogs.lanacion.com.ar/bien-verde/ecologia/tienda-gruba-ecodiseno-en-casa-foa/

Anónimo. Cuando no entiendas, entenderás: Lacan y el deseo (del otro). Pijama Surf. Recuperado en: http://pijamasurf.com/2016/01/cuando-no-entiendas-entenderas-lacan-y-el-deseo-del-otro/

Sitios Web

Partido Verde. Quienes somos. Disponible: http://www.partidoverde.com.ar/quienes-somos/

Greenpeace. Sobre Nosotros. Disponible: http://www.greenpeace.org/argentina/es/sobre-nosotros/

Los Verdes. Qué es Los verdes. Disponible: http://www.losverdes.org.ar/que-es-los-verdes-fep/

Recursos de Internet

Anónimo (2016, 19 de julio). Marco normativo medio ambiental de Argentina. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Marco_normativo_medio_ambiental_de_Argentina

Artículos en diarios

Dietéticas en La Plata, un boom que se nutre de los nuevos habitos alimenticios de la ciudad. (2017, mayo 17). El día, La ciudad. Disponible en: http://www.eldia.com/nota/2017-5-21-2-17-14-dieteticas-en-la-plata-un-boom-que-se-nutre-de-los-nuevos-habitos-alimenticios-la-ciudad

Se inauguró en Argentina la primera casa construida con ladrillos de plásticos reciclado. (2017, marzo 17). Infobae, Sociedad. Disponible en: http://www.infobae.com/sociedad/2017/03/13/se-inauguro-en-argentina-la-primera-casa-construida-con-ladrillos-de-plastico-reciclado/

El 86% de la población se preocupa por el cuidado del medio ambiente. (2016, abril 22). La Nacion, Sociedad. Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/1891864-el-86-de-la-poblacion-se-preocupa-por-el-cuidado-del-medio-ambiente

Román, Valeria. (2015, febrero 15). Argentina, entre los 30 países que más basura plástica tiran al mar. Clarín, Sociedad. Disponible en: https://www.clarin.com/sociedad/ecologia-basura-oceanos-argentina-mar-plasticos_0_S1meuN9vXx.html

Argentina ecológica: en Jujuy, el primer pueblo totalmente solar. Big Bang News, Estar mejor. Disponible en: http://www.bigbangnews.com/minitah/estarmejor/Argentina-ecologica-en-Jujuy-el-primer-pueblo-totalmente-solar---------20160621-0008.html

Exigentes, ecológicos y emocionales: qué y cómo compran los millenials. (2017, mayo 24). Infobae, Tendencias. Disponible en: http://www.infobae.com/tendencias/2017/05/24/exigentes-ecologicos-y-emocionales-que-y-como-compran-los-millennials/

Delicado Palacios, Ana. (2017, mayo 22). Provincia argentina de Entre Rios, contra el fracking por daños acuíferos. Sputnik News, Ecología. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/ecologia/201705221069352222-america-latina-buenos-aires-hidrocarburos-extraccion/

Venezuela y China firmaron acuerdos para incrementar la refinación de petroleo. (2017, junio 7). Panorama, Política y Economía. Disponible en: http://www.panorama.com.ve/politicayeconomia/Venezuela-y-China-firmaron-acuerdo-para-incrementar-la-refinacion-de-petroleo-20170607-0022.html

Desarrollan envases ecológicos y biodegradables a partir de yerba mate y mandioca. (2016, diciembre 5). Infocampo, Tecnología. Disponible en: http://www.infocampo.com.ar/desarrollan-envases-ecologicos-y-biodegradables-a-partir-de-yerba-mate-y-mandioca/

Eleisegui, Patricio. (2016, agosto 18). Mineras consumen más energía que provincias enteras. Adelanto 24, Actualidad. Disponible en: http://adelanto24.com/2016/08/18/mineras-consumen-mas-energia-que-provincias-enteras/

Perez, Elizabeth. (2017, junio 8). Planta de tapones de botellas innova con material ecológico. Diario de Cuyo, Negocios Vitivinicolas. Disponible en: https://www.diariodecuyo.com.ar/economia/Planta-de-tapones-de-botellasinnova-con-material-ecologico-20170607-0137.html

Qué países usan más internet en América Latina y cuáles tienen mejor servicio (2016, septiembre 13). Infobae, América Latina. Disponible en: http://www.infobae.com/america/america-latina/2016/09/13/informe-cepal-crecio-el-uso-de-internet-en-america-latina-pero-sigue-con-baja-velocidad/

Lion, Maga. (2016, agosto 13). Macri y el tarifazo: usos y abusos de la crisis ambiental. La izquierda diario, Sociedad. Disponible en:

http://www.laizquierdadiario.com/Macri-y-el-tarifazo-usos-y-abusos-de-la-crisis-ambiental

García, Sebastián. (2017, febrero 27). Plan Patagonia: Macri y Wetilneck ofrecen entregar la Patagonia cordillerana a la megaminería. La izquierda diario, Sociedad. Disponible en: http://www.laizquierdadiario.com/Plan-Patagonia-Macri-y-Weretilneck-ofrecen-entregar-la-Patagonia-cordillerana-a-la-megamineria

Petróleo, gas y minería concentran más del 27% de los anuncios de inversión privada registrados hasta abril. (2017, mayo 31). Disponible en: http://www.telam.com.ar/notas/201705/190856-petroleo-gas-y-mineria-concentran-mas-del-27-de-los-anuncios-de-inversion-privada-registrados-hasta-abril.html

Artículo de Revista

Martinez Allier, Joan. Algunas relaciones entre la economía ecológica y la ecología política. Voces en el fenix N°43 Voces en la tierra. Recuperado en: http://www.vocesenelfenix.com/content/algunas-relaciones-entre-la-econom%C3%ADa-ecol%C3%B3gica-y-la-ecolog%C3%ADa-pol%C3%ADtica

Informes

Jefatura de Gabinete de Ministros. Marco Legal: Ley General del Ambiente. Recuperado de: http://www2.medioambiente.gov.ar/mlegal/marco/ley25675.htm

🍀