“A nadie le gusta que le digan lo que tiene que hacer”

Y es muy cierto el título de este post. Pero la rabia viene cuando la persona que te lo ha dicho tiene razón. Y peor cuando estamos cara a cara que nos invade una sensación de “tierra, trágame”.

A pesar de todo tenemos que pensar que por defecto la persona que nos lo dice no lo dice para hacer daño, si no todo lo contrario. Quiere evitar que andemos por el mundo equivocados. O que vayamos difundiendo una idea o pensamiento o verdad errónea.

El ser Humano es bueno por naturaleza. Quiero seguir pensando que es así.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.