“Amante a los RETOS”

Para Anyelin el trabajar cada día en el CEI-RD contribuye a construir su sueño y poder aportar algo al país, ayudándola a convertirse en mejor persona. Su inspiración es “su familia”, su gran impulso, quienes la motivan para progresar e ir mejorando su calidad de vida.

“Trabajar proyectos de innovación es muy interesante y retador, el trabajo directo con la gente diciéndoles cómo utilizar la tecnología ¡Eso es lo que más me gusta de ser parte del CEI-RD!.”

Es amante a los RETOS, cuando inició a laborar en la institución su función consistía en analizar datos e investigar porqué suceden las cosas en el Área de Exportación, sin embargo ahora va más allá de eso. Anyelin ha aprendido a trabajar en equipo, cosa que antes se le hacía muy difícil y se ha dado cuenta de la importancia y de todo lo que se puede lograr, ya que “trabajando unidos se puede hacer más”.

“Anhelo seguir creciendo, seguir aportando… que se siga reconociendo el trabajo que yo hago, mis capacidades y mi talento que sin presumir entiendo que tengo mucho para dar, y cuando a ti te dan la oportunidad de demostrarlo eso hay que aprovecharlo.”
Cada vez que un productor logra exportar es un ingreso adicional para esa familia; y que mi trabajo forme parte de que esta institución funcione cada vez mejor, de que se mejoren los procesos, eso significa un mejor servicio para ese exportador o inversionista, y un mejor servicio significa mayor exportación y atracción de inversión extranjera para nuestro país”.

Lo que más desea Anyelin es que toda la institución logre saber quién es, qué hace, cómo aporta y que cuando llegue a un lugar pueda mantener esa buena relación… & que la vean como lo buena profesional que es, porque no solo es trabajo sino también mantener esa parte humana que uno tiene que conservar y eso es muy valioso para ella.

¡En fin su sueño es poder mantener esa filosofía de vida!.