¡Vaya Ángel!

La palabra “orgullo” queda corta ante el sentimiento que el joven Ángel Checo generó en el CEIRD al momento que nos enteramos de su gran logro. Si se preguntan el por qué, les contamos…

Ángel se graduó recientemente de la carrera de Economía en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. El hecho de haber alcanzado su título de licenciado es suficiente para celebrar. Sin embargo, nuestro mayor orgullo es que obtuvo el índice académico más alto de su promoción, 95.2, concediéndole el máximo honor, “Summa Cum Laude”.

El equipo del Centro de Exportación e Inversión vivió la verdadera emoción al enterarse de la noticia. Tanto que el director ejecutivo, el departamento de Marketing y el Departamento de Inteligencia y Desarrollo manifestaron su alegría en distintos escenarios, principalmente en las Redes sociales. ¡Vaya Ángel!

Nos conmovió su gran discurso. Principalmente cuando decía:

“Sé que hoy nos sentimos con muchos sentimientos encontrados, una alegría inexplicable, porque esta etapa larga, pero gratificante, ha finalizado. Debo resaltar sin embargo que éste viaje apenas empieza. Ahora es el momento de brindar a nuestra Sociedad todo lo que la Universidad nos ha inculcado y enseñado. Y más que nuestros conocimientos académicos, entiendo que lo que más necesita Republica Dominicana de nosotros, es que trabajemos en rescatar los valores humanos y sociales”.

Para Ángel, este nuevo paso aumenta su deseo de superación personal, y al mismo tiempo las posibilidades de alcanzar mejores puestos de trabajo. Se trata que ha alcanzado un sueño, y ese será el inicio de nuevas oportunidades.

“Exhorto a continuar formándonos, aprendiendo, indagando, estudiando. Como decía Benjamín Franklin, una inversión en conocimiento siempre paga el mejor interés. Sin embargo, insisto en que el objetivo no es acumular conocimiento por saber más, sino que dicho conocimiento que logremos alcanzar, podamos ponerlo a disposición del bienestar de nuestro país”.

Emocionados al escuchar su discurso en las redes, y en los mensajes de WhatsApp que andaban circulando en la institución, abordamos a Ángel y le preguntamos. Caballero, — porque ahora hay que llamarle así- por favor explícanos ¿Qué sigue después de alcanzar tan grande logro?

“Utilizar mis capacidades y habilidades para mejorar las condiciones de vida de los dominicanos /as. Expandir mi horizonte académico a través de otros estudios (post-grado, maestría). Contribuir al sostén de mi familia. Devolverle a mi familia todo el esfuerzo y sacrificio que hicieron en pro de mi formación”.

Para nuestro compañero, trabajar en el CEIRD tiene un nivel de importancia tal, que no solo enriquece su experiencia laboral, sino que lo pone en contacto con nuevos profesionales y personalidades de su área de estudio. Lo resume como “el espacio idóneo para poder traducir su trayectoria académica en resultados sociales, personales y familiares”.

“Mis años universitarios no serán de valde”.