Las 12 frases de Ter aplicadas al mundo del software

Imagen original del vídeo

Me encanta cuando leo o escucho algo que se aplica a cualquier otro ámbito de la vida y me doy cuenta de que es totalmente aplicable al mundo profesional en el que yo vivo. El software.

En esta ocasión voy a comentar 12 frases recogidas por Ter (creadora de contenido audiovisual, fan de las Kardashian y arquitecta) la verdad es que no me esperaba que se iban a poder aplicar de esta manera, pero pensé sobre la primera, luego habla de la segunda y la tercera, la cuarta.. y sí, son totalmente extrapolables.

Todas estas frases, surgen mientras Ter estudia su carrera de arquitectura, con lo que tendremos que cambiar la palabra edificio por software o arquitectura por programación.

Lo importante no es que el edificio se moje, sino que pueda secarse

Ella reflexiona diciendo que la manera más sencilla de que un edificio no se moje es que no haya edificio. Que no te formes, que no lo diseñes y que no lo construyas.

Pero eso no es lo que quieres, lo que has de hacer es construir ese edificio, juégatela y luego ya veremos lo que hacemos.

En este sector pasa lo mismo, está lleno de gente diciendo que no crees cosas, que es muy difícil eso que quieres hacer, que ya existe y lo ha hecho otro antes.

¡Tú hazlo! Programa, crea, diseña y disfruta. Luego ya veremos cómo hacerlo lo mejor posible.

Dibujar no consiste en copiar sin una intención.

Copiar lo que otros hacen o la forma que tienen otros de programar es algo esencial, pero como muy bien comenta, se convierte en algo vacío.

Para mí esto es la diferencia en trabajar haciendo siempre lo mismo o intentar cambiar las cosas, mejorarlas e incluso inventarte alguna tú.

No eres menos que nadie que haya hecho ningún software, quizá tu nueva idea de cómo plantearse un problema es mejor que la de otros, o puedes mejorar las diferentes soluciones que se conocen de un problema.

Lo que no quita que debamos seguir patrones y recomendaciones con años en la industria.

No hay que encariñarse con un proyecto. Si una idea no da más de sí no tengas miedo a desecharla y empezar de nuevo.

Esta idea me fascina, yo muchas veces he reaccionado mal cuando algo que he implementado no acaba de funcionar y le he dado mil vueltas hasta que he conseguido (o no) que funcionara. Alguna de esas veces creando un monstruo.

Al final con el tiempo aprendes a que no pasa absolutamente nada por borrar una funcionalidad que hacía su trabajo medio bien, pero que te sirvió en ese momento y reescribirla completamente. Es una gran práctica y a largo plazo suele ser mejor, la clave es ser capaz de ver cual borrar y cuál mejorar y no siempre tiene que ser fácil.

Las ideas no significan nada. Hay que materializarlas.

En esta en concreto, Ter y yo la llevamos por caminos no exactamente iguales. Pero me encanta el ejemplo de Facebook para esta idea.

¿Cuántas veces os ha venido un amigo o un amigo de un amigo con una gran idea en busca de gente que se la programe?

A mí me sigue ocurriendo y desde hace un tiempo tengo la misma respuesta: Está muy bien la idea, pero si no tienes mucho presupuesto es muy complicado que alguien simplemente te lo programe por un poco de dinero, lo mejor que puedes hacer es enamorar a alguien con las habilidades que necesitas para que la programe y convencerle de que además de la idea tú vas a aportar algo más.

Ponles título a tus obras.

Aquí se habla más bien de acotar las ideas, es muy importante cuando escribas una parte de un programa y la vayas a revisar con alguien o hagas una PR a un proyecto.

Has de ser capaz de poder explicar en qué consiste lo que hace ese código y porque existe. Pero no solo eso, también has de ser capaz de explicar la razón de su existencia y el valor que aporta hacerlo de una manera o de otra.

Pásatelo bien.

¡Mi preferida! Empecé a maquetar con 13 años y a programar más en serio con 16 y siempre fue un hobbie. Hasta que, mientras estudiaba Telecomunicaciones, me di cuenta que esto no era solo un hobbie y era algo más.

Al final acabé ganando mi sueldo en este sector, pero siempre con la premisa de pasármelo bien. Le dedico muchas muchas horas a probar cosas nuevas, hacer plantillas, prepararme conferencias, pero lo hago porqué me encanta, me divierte mi trabajo (lo que no quita que a veces sea duro, o tenga momentos aburridos) pero he venido a divertirme.

Es muy importante la honestidad y autenticidad en la arquitectura.

Ter se centra en la restauración de Munich tras la guerra y la técnica de kintsugi (resaltar las grietas de algo reparado). Son dos grandes ejemplos al hablar de restauración, lo que nos hace ser a dónde hemos llegado es todo lo que ha pasado antes.

Muchas veces tendemos a avergonzarnos de nuestro “mal” código u ocultar cosas que hicimos en el pasado. Si hiciste una librería hace muchos años que en su momento hizo su trabajo pero que hoy en día no es lo mejor del mundo… déjala ahí y vuelve de vez en cuando para recordarte de dónde vienes. Te dejo una mía.

Vuestros dibujos deben ser fascinantes, deben expresar vuestra idea de la manera más radical.

Hablemos sobre tecnologías, cuando has de convencer a tu equipo de qué quieres usar una nueva tecnología no puede simplemente ser, mirad hace lo mismo que todas las otras pero un poco mejor.

Estudia a fondo lo que hace, aprende mucho sobre la tecnología y adéntrate en el proyecto para saber en qué te va a ayudar que las otras no, busca siempre el valor y la productividad en los cambios que aplicas.

Búscate la vida.

¡Gracias! En serio, búscate la vida. No vayas a una entrevista de trabajo diciendo que lo que quieres es venir a que te enseñen.

No esperes que en tus 8–10 horas al día en la oficina, la empresa se dedique a formarte y hacerte el mejor.

¡Fórmate! ¡Estudia! ¡Practica siempre! Lo nuestro no para de cambiar y hemos de estar evolucionando siempre. Pero sí, hemos de seguir mejorando a nuestros equipos y formándonos en el trabajo. Pero hemos de ser autoexigentes, autocríticos y autónomos para crecer porqué nosotros queremos crecer no porque la empresa nos lo exija.

(Repito, si la empresa no cree en la formación vete, pero fórmate tú también).

Si alguna vez alguien os pregunta algo que no sabéis no digáis que no sabéis. Decid: Espere. mañana se lo digo.

Por favor no lo cojas al pie de la letra, Ter lo comenta muy bien. Esta frase va de no ser una persona sin recursos.

¡Nadie sabe! el tema es ponernos a ello. Como me han comentado más de una vez: Nos aporta más alguien con esfuerzo que con talento.

Haced de vuestro problema la estrategia de proyecto. No vayáis contra él.

Llegado a este punto, no llego a escribir que todas estas frases las he sacado de un vídeo de alguien que nunca ha estado en un equipo de software y me creéis todos y cada uno 😅.

En Plain Concepts, tenemos muchos proyectos que los podemos considerar “challenges” más que nada porque algunas de las veces trabajamos con tecnologías que ni siquiera han salido oficialmente, no tienen documentación o hay poca información en internet.

Lo único que puedo aportar a esto que no haya dicho ya Ter es que he aprendido mucho de las tecnologías muy bien documentadas, pero he tenido que aprender y profundizar mucho más de las que no lo están (y he necesitado más tiempo claro…)

Las limitaciones favorecen la creatividad.

Vuelve a ser ella, quién saca la idea de esta frase. Es que ¿No os ha pasado que cuando no tenéis claro que vais a hacer no hacéis nada?

Todos sabemos como hacer una web responsive con mediaqueries ¿Has probado de hacerlo sin? (Maquetar emails es un ejercicio divertido).

Recuerdo un ejercicio muy entretenido que hice años en Beezy, trataba de programar un game of life solo usando funciones, nada más. Aprendí muchísimo y desde entonces este tipo de ejercicios me parecen fascinantes.

Después de todo esto os podría decir que Ter parece una programadora como una casa. Pero no, el ejercicio que ha realizado es ser crítico y analizar las cosas más allá de su valor propiamente dicho.

Lo podemos aplicar a cualquier ámbito de la vida y por supuesto también a este.

Aquí su el video original de donde salen todas las ideas del artículo ¿A vosotros que os inspira?