Osus Efionayi, una historia de superación

Osus, junto a nuestras compañeras del Plan de Empleo de Cruz Roja Málaga Berta (a la izda.) y Patricia.

Osus Efionayi es bien conocida en la oficina del Plan de Empleo de Cruz Roja en la calle Juan de la Encina de la capital malagueña. Es una de las usuarias de su Servicio Integrado de Empleo. Este proyecto aporta ayuda y formación a las personas en su proceso de búsqueda de empleo. Para ello, pueden acudir a distintos talleres y cursos impartidos por Cruz Roja o por empresas colaboradoras. Existen distintos talleres: de limpieza, de camarera de piso, de informática, de elaboración de currículums, etc. En cuanto a Osus, fue una de las primeras usuarias de este proyecto, cuando empezó en el año 2009.

Osus, de origen nigeriano, nos cuenta su historia. Ella ha tenido la suerte de haber recibido una educación y haber tenido la posibilidad de llegar a España mediante “vías seguras”. Esto no significa que haya atravesado un camino fácil, sabe lo duro que hay que trabajar y los esfuerzos que se deben realizar para conseguir sus objetivos.

Osus explica que su vida ya la tiene en Málaga: llegó en 1999, con 24 años, donde volvió a encontrarse con su marido, que vivía entonces en otra ciudad de Nigeria. Tiene ahora dos hijos, uno de 11 años y un bébé de tan solo un año.

En sus primeros pasos en Málaga encontró trabajo, ya que tuvo un locutorio en propiedad durante unos años, “pero la crisis no falla” como dice: “Tuvimos que cerrar el negocio en el año 2008”. Conoció el Servicio Integrado de Empleo de Cruz Roja a través de una amiga que se lo había recomendado. “Lo primero que hice cuando llegué al Plan de Empleo fue realizar un currículum, todos pensamos que hacemos las cosas bien, pero siempre se necesita aprender”.

Acumula cursos, ya que como muy bien dice Osus “la educación nunca muere, es muy importante formarse, y seguir al día en las competencias que pidan las empresas”. El proyecto ya le ha permitido realizar varias formaciones: camarera de piso, limpieza o informática. Tras uno de los primeros talleres de formación que realizó, empezó a trabajar los fines de semana de camarera de piso en un hotel de Mijas: “Aunque solo empezase con los fines de semana, estaba muy contenta, y ahora ya llevo siete años allí”. También ha empezado a trabajar recientemente en una empresa de limpieza, en la que trabaja a diario.

Objetivos y expectativas para el futuro

Osus tiene muchos objetivos, entre ellos irse a Nigeria a presentar su bebé a sus abuelos. También quiere hacer más cursos de informática para tener mejores competencias, porque tiene muy presente la importancia de esta disciplina y quiere tener todas las competencias necesarias para poder acceder a un empleo más cualificado, no obstante para ello le es necesario el titulo de educación secundaria, que cursó en Nigeria, pero no puede convalidar a nivel europeo. Las expectativas son altas al igual que sus ganas de conseguirlo, sabe que para ello necesita paciencia y perseverancia, y una buena compañía, que encontró entre las que llama sus “comadres” del Plan de Empleo de Cruz Roja.

MARION ACOSTA

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.