¿A qué se debió la suba del Bitcoin en los últimos días?

CTF Capital
Jun 6 · 7 min read

Desde los primeros días de mayo de este año, el precio del principal criptoactivo del mercado ha mostrado una suba considerable, moviéndose desde USD 5200 hasta superar la barrera de los USD 9100, evidenciando así un alza de 71% en menos de un mes. La cotización por encima de los USD 7000 ya se viene sosteniendo durante más de veinte días consecutivos, dando la impresión de que esta tendencia alcista podría estar generando un nuevo piso de con mayor resistencia hacia al futuro.

A qué se debe esta tendencia? Podrá el BTC mantener el rango de los USD 7000–8000 en el corto plazo?

Algunos de los posibles factores que puedan haber impactado en el mercado:

  • Liquidación de “shorts” por la expectativa de corrección en el mercado;
  • Participación creciente y acumulación de inversores “institucionales”;
  • Inversores huyendo de exchanges con conflictos regulatorios o por casos de “hacks” recientes;
  • Comienzo de FOMO por parte de algunos inversores minoritarios.

Repasemos brevemente algunos temas que nos llaman la atención:

El aumento de volumen operado

Si bien no se mantuvo constante, desde los primeros días de abril hemos notado una tendencia alcista sustancial en el volumen de BTC operado: en los primeros tres meses del 2019 el volumen operado oscilaba en el rango de 4 a 10 millones diarios, y en el segundo trimestre se movido en el rango de 15 a 35 millones. Evidentemente, el mercado se ha tomado temperatura.

Dicha información es la que surge oficialmente de los reportes de los exchanges, agrupados en fuentes de información como Coinmarketcap, pero en distintas conversaciones “off the record” que hemos mantenido con distintos OTCs a nivel mundial durante la Blockchain Week en New York en el mes de mayo, varios de ellos aseguran que el 70% del volumen operado ocurre en OTCs y no en los exchanges. Ello quiere decir que en realidad los volúmenes mencionados podrían representar solamente el 30% del volumen total real operado. Esto toma especial relevancia si tomamos en cuenta el aumento de OTCs lanzados y operando en los últimos años.

La injerencia de jugadores institucionales

En los últimos días se conoció la noticia de que el gigante Fidelity, con una cartera de activos mayor a 2,4 trillones de dólares bajo administración, lanzará una plataforma para trading de Bitcoin apuntada a inversores institucionales.

Esta no es la primera incursión del broker en el mundo cripto, ya que en 2018, Fidelity había anunciado el lanzamiento de Fidelity Custodial Assets, una plataforma de custodia de criptomonedas.

Con esta nueva movida, Fidelity se suma a un grupo cada vez más grande de jugadores institucionales ofreciendo servicios de trading de Bitcoin. Otros gigantes como E-Trade y Ameritrade ya habían comunicado un plan similar en los últimos meses de 2018. Estos tres jugadores juntos representan un total de USD 4 trillones bajo administración, y millones de clientes utilizando sus plataformas.

Esta iniciativa, que parecería no tener vuelta atrás, podría significar una señal de confianza sustancial para el mercado que aún se muestra temerario a los criptoactivos, ya que ahora empieza a existir una creciente exposición de los clientes institucionales a Bitcoin y otras criptomonedas.

Por otro lado, ya son varias las versiones periodísticas que comentan sobre el supuesto interés de los billonarios mundiales en adquirir y acumular Bitcoin como apuesta a futuro porque han comenzado a entender su naturaleza deflacionaria y el concepto de escasez que genera su emisión limitada. Un reciente artículo de CCN hace referencia al supuesto interés de un grupo de billonarios intentando adquirir el 25% de los Bitcoins en circulación, aunque se reconoce que será prácticamente imposible que eso ocurra.

La teoría de la fuga de capitales chinos

Llama la atención. No? Es un factor que no suele ser tenido en cuenta para los análisis de precio.

Un artículo publicado en Medium el 5 de junio por Adamant Capital menciona la posible importancia de este fenómeno, explicando que es muy probable que la reciente fuga de capitales en China haya impactado en la última tendencia alcista. Explica que el 5 de mayo, el Yen chino empezó a devaluarse frente al Dólar Estadounidense, llegando a cotizar 2,5% más abajo en solo 13 días, lo que significa una variación gigante en términos de mercado de divisas. Llamativamente, esa fue la misma semana que Bitcoin quebró la barrera de los USD 6,500. Es decir, hay una alta chance de que hayan sido los inversores chinos los que empujaron al Bitcoin a la zona de “bull market” este año.

En la opinión de Adamant, ya desde la crisis de Chipre en 2013 existe suficiente evidencia para afirmar que los controles de capital, las fugas de capital y la inflación son drivers determinantes en el precio del Bitcoin. Cuando el Yuan se devaluó hasta un 10% entre el verano de 2015 y 2016, subieron sustancialmente las primas en los exchanges chinos, demostrando cómo los chinos estaban utilizando el Bitcoin como cobertura y medio para fugar capitales del país. De hecho, el récord de fuga de capitales en China en los últimos meses de 2015 coincidieron casi exactamente con el tercer mayor movimiento en el índice de ganancias y pérdidas no realizadas de Bitcoin.

Considerando que los exchanges chinos fueron obligados por el gobierno a cerrar sus operaciones desde septiembre 2017, no es fácil registrar datos que evidencien la fuga de capitales con Bitcoin, pero en el mercado es bien sabido que la actividad OTC sigue más viva y fuerte que nunca.

No podemos aventurarnos a pronosticar cuánto más se podría devaluar el Yuan, pero descartando una drástica devaluación, pareceria logico que en el corto plazo aparezca un límite psicológico para el precio al cual están dispuestos a comprar los inversores chinos.

Los roles del Bitcoin: moneda de cambio, reserva de valor o medio para esquivar regulaciones de control de divisas?

Si bien el principal fin práctico del Bitcoin es servir como medio de cambio rapido, facil, economico, agil y eficiente, la realidad aún no ha mostrado evidencia de ello. Aun estamos en una etapa temprana de la curva, y queda un largo camino de evangelización y educación para que la moneda pueda ser utilizada de manera masiva para adquirir productos y servicios.

Pero no se trata solo de eso: otra de las razones por las que el Bitcoin no se está utilizando es porque los tenedores de Bitcoin definitivamente han percibido el valor que tiene o puede llegar a tener este activo. Entienden que la política de emisión ya está programada, que no puede ser modificada, que la emisión es limitada, y que la escasez es una consecuencia y una característica lógica que inevitablemente generará confianza en este criptomoneda. Y es por eso que muchos actualmente prefieren conservarla con fines especulativos, esperando a que suba de precio en el mediano o largo plazo.

Es lógico: preferimos utilizar y gastar la moneda de cambio que menos poder de apreciación tenga en el futuro. Típico caso que se da en Argentina, donde las personas necesitan sacarse de encima los pesos porque queman y pierden valor en el corto plazo, y prefieren conservar los dólares como ahorro, los cuales aumentaran o conservaran su poder adquisitivo local frente a las próximas devaluaciones. Hoy, parecería que los tenedores de Bitcoin prefieren gastar sus Dólares y acumular Bitcoin.

Perspectiva a futuro

Si bien no descartamos la posibilidad de alguna fuerte caída como evento aislado, cabe mencionar que la presión compradora es la más fuerte en los últimos cinco meses.

La tendencia alcista parecería estar respaldada por cinco meses consecutivos de alzas en el Índice de Flujo de Dinero Chaikin, como se puede ver en el gráfico de arriba.

Los indicadores de los últimos días de mayo, donde el precio llegó a USD 8940, llevaron a algunos analistas a concluir que podríamos ver una suba constante hacia los USD 10,000 (como resistencia psicológica) en el corto plazo, quizás con alguna resistencia en el nivel de los USD 9,442 (debido al indicador Fibonacci).

Si bien podriamos notar varias correcciones, la mayoría de los analistas comparten la predicción de que en diciembre de 2018 se fijó un piso de cotización, y que cualquier corrección en un futuro cercano debería estar más cerca del rango USD 6500–7500 que de la marca de los USD 5000.

En cuanto a la perspectiva a mediano plazo, es necesario tener en cuenta el próximo “halving” que tendrá lugar en mayo de 2020, que razonablemente podría disparar el precio de manera sustancial fijando nuevos pisos de precio, en ese caso con fundamentos más serios que en mera especulación de mercado.

Independientemente de las fluctuaciones de precio, el mensaje más relevante es que muchos gigantes institucionales parecen haber despertado frente al inminente potencial del Bitcoin como producto atractivo para los inversores, y han comenzado a mover el mercado de manera significativa.

CTF Capital

Written by

CTF Capital es un fondo de inversión especializado en Criptoactivos

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade