Razones para diversificar en criptoactivos

CTF Capital
May 23 · 7 min read

En mayo 2019, Anthony Pompliano publicó algunos fragmentos de un informe emitido por Delphi Digital, una consultora boutique independiente que llevó a cabo una investigación de perfil institucional sobre el mercado de activos digitales. En dicha investigación, se puede observar la conclusión sobre los posibles beneficios de asignar una pequeña parte de la cartera de inversión a cripto activos. A continuación expondremos lo comentado por el informe, ya que comulgamos con varios aspectos de su análisis y su perspectiva del futuro.

El informe hace referencia a la macroeconomía mundial y, aunque no lo menciona explícitamente, pone principal foco en el mercado estadounidense. De todas maneras, creemos que las reflexiones y conclusiones son, en gran parte, aplicables a nivel mundial y, sobretodo en lo que refiere a la macroeconomía, a muchos paises de Latinoamerica.

Reflexiones del informe de Delphi Digital

En primer lugar, el informe afirma que el mundo está llegando a un punto de inflexión: la confianza en los gobiernos en general está en su punto más bajo en décadas. Luego de una década de precios con activos inflados y de políticas sin precedentes adoptadas por el Banco Central de USA, la mayoría de la población no ha mejorado su status económico en absoluto.

Eso parece haber generado aires de cambio: somos cada vez más conscientes acerca del poder dominante que tienen los gigantes corporativos y gubernamentales sobre nosotros. Las políticas fiscales y monetarias son cada vez más cuestionadas, ya que los gobiernos aumentan considerablemente sus obligaciones de deuda, crece la devaluación y la inflación. Además de la disrupción que implica a nivel tecnológico, el fenómeno del Bitcoin y su auge popular surge como un producto del pobre contexto macroeconómico actual. Pero el surgimiento del movimiento cripto no solo tiene el potencial de generar un impacto social con mayor libertad financiera, sino también un impacto económico con retornos significativos para inversores.

La performance del pasado no es indicador de futuros resultados

En el informe, Delphi menciona que los activos de riesgo han tenido una tremenda performance los últimos años. Se ha recuperado el mercado de bienes raíces, dominaron la escena las acciones del mercado norteamericano, y algunas clases de activos generaron retornos de dos dígitos. Pero el recorte de las tasas de interés y la presión inflacionaria forzaron a los inversores a buscar soluciones de mayor retorno y riesgo, muchas veces con resultados muy satisfactorios. Segun Delphi Digital, fueron años fantásticos, pero considerando las condiciones e indicadores actuales, difícilmente se repita la bonanza que proveían los activos de bajo riesgo con retornos moderados.

Desplegando el escenario institucional

Para aclarar lo descrito, el informe explica el ejemplo de los fondos de pensión: a pesar de las ganancias significativas que ofrecieron muchos activos financieros durante los últimos diez años, el status actual de fondeo de varios fondos de pensión, tanto públicos como privados, se encuentra extremadamente vulnerable hoy en dia. Los fondos de pensión públicos en Estados Unidos se encuentran fondeados aproximadamente en un 72% en promedio -según el Center for Retirement Research at Boston College (CCR)-, evidenciando una baja desde el 90% que mostraba este indicador hace 15 años. Si los niveles de fondeo han caído durante uno de los periodos más exitosos del mercado de acciones, Que podría ocurrir con el nivel de fondeo ante una tendencia bajista? Ver el reporte de CCR.

Crypto catalizadores

El informe describe que la situación actual representa la tormenta perfecta para generar una demanda institucional por cripto activos: bonos soberanos con rendimientos históricamente bajos, valuaciones de activos de riesgo por encima del promedio, niveles de deuda insostenibles y una ralentización del crecimiento global. Delphi sostiene que los niveles de deuda altos no son inherentemente malos, pero que con una proyección no muy alentadora sobre varios indicadores claves en el escenario económico mundial, toma cada vez más fuerza la idea de que podríamos o deberíamos buscar una salida a nuestros problemas de deuda eterna. ¿El Bitcoin como alternativa?

Delphi pronostica que el resultado más probable es una devaluación extensiva de la moneda, incluso en economías desarrolladas como la de Estados Unidos. Dicha devaluación ayudaría a aliviar parte de la carga de la deuda reduciendo el valor de la moneda que se repaga la misma.

Destronando al Rey Dólar

El informe explica que, irónicamente, los efectos de red son un gran driver detrás del status del Dólar Estadounidense como moneda de reserva global. Algunas de las razones lógicas son:

  • Gran parte del comercio internacional se liquida en Dólares;
  • Consecuentemente, muchos commodities cotizan en Dólares, siendo el petróleo el más importante;
  • Una de las mayores razones, sin embargo, es la demanda por bonos del tesoro norteamericano por bancos centrales del mundo como principal elección de reservas.

Según Delphi, la verdadera clave para la dominancia del Dólar reside en el lado de la demanda de la ecuación, mucho más que en el lado de la oferta. La narrativa de “los déficits no importan” probablemente pruebe su valor en el corto plazo porque, al menos hasta que aparezca una mejor alternativa en términos de reserva global con tasa de interés relevante, el Tesoro de Estados Unidos podrá continuar emitiendo más deuda si hay suficiente demanda que sostenga dicha emisión.

Pero cuidado! Porque los gobiernos extranjeros son muy conscientes de su dependencia del Dólar Estadounidense y, como resultado, han comenzado a intentar bajar su dominancia (Ej: Rusia, China, etc.). Esto llega en un momento en el que Estados Unidos está emitiendo volúmenes masivos de deuda para financiar el déficit fiscal causado por su elevado presupuesto. Una reducción en la demanda por bonos del tesoro norteamericano podría causar una suba en los niveles de retornos y, consecuentemente, elevar el costo financiero de la creciente deuda.

Teniendo en cuenta su track record, es improbable que Estados Unidos acabe cayendo en default de su deuda, pero tampoco pareciera que tenga el camino tan llano de aquí hacia adelante. El camino más probable es que el Tesoro de Estados Unidos continúa emitiendo más deuda para financiar sus operaciones, elevando el déficit fiscal y generando un periodo prolongado de sentimiento pesimista hacia el Dólar.

La opción del “oro digital”

Y es aquí donde entran la verdadera alternativa: el informe explica que la combinación de estas tendencias genera un escenario ideal para la vuelta del oro como una opción para los inversores, que lo contemplan como un activo de seguridad paradisiaca en tiempos de incertidumbre e inestabilidad. La performance del oro es también un reflejo de la cantidad de confianza que la gente tiene en los gobiernos: su precio sube cuando el riesgo de devaluación está más latente y elevado. Como mencionamos, una devaluación de varias monedas relevantes es muy susceptible de ocurrir si los gobiernos fallan en estimular una actividad económica más robusta para reducir sus crecientes obligaciones de deuda.

El Bitcoin goza de varias de las mismas cualidades que el oro (durable, escaso, oferta y emisión previsible). Aunque su track record es limitado, ataca varias de las limitaciones del oro, haciéndolo un complemento súper atractivo al metal precioso en una era digital en alza.

Además de su política de emisión limitada, es mucho más portable que el oro (especialmente en grandes cantidades), es divisible, y es más fácilmente verificado dado la naturaleza transparente de su blockchain. La diferencia más significativa, sin embargo, es que el Bitcoin es resistente a la censura (“censorship-resistant”), lo cual significa que no puede ser embargado, es accesible a cualquiera, y ninguna autoridad central puede bloquear una transacción válida. Además, es mucho más difícil para una persona de a pie llegar a tocar el oro físico y llegar a obtener ese activo. La mayoría de la gente que es “dueña” de oro, en realidad no lo tiene en su posesión; compran activos respaldados por oro, tales como fondos, ETFs, derivados, etc.) o derivados para obtener exposición al oro como activo de respaldo. Ojo! Como dice la frase en inglés: “Not your vault, not your gold”.

El trade off riesgo-retorno

Como ocurre con todas las tecnologías emergentes, existe una posibilidad de que el Bitcoin fracase.

Pero mientras tanto, el mundo está luchando con obligaciones de deuda insostenibles y una caída en el crecimiento económico, tornando a las economías desarrolladas cada vez más vulnerables para cuando llegue la próxima tendencia bajista. Las opciones de inversión de “bajo riesgo” pierden atractividad. La devaluación e inflación están cada vez más latentes.

A medida que aumenta el riesgo de una devaluación generalizada, la demanda por una reserva de valor nativa digital y no soberana viene creciendo y nunca estuvo tan latente como en los tiempos que corren.

Por lo tanto, con un costo de oportunidad en caída, la alternativa de invertir en un activo con una política naturalmente deflacionaria, con gran potencial de upside en su precio y con altos niveles de liquidez, parece cada vez más atractiva.

Aún existen varios obstáculos para resolver antes de que veamos a las más grandes instituciones invertir en el espacio cripto pero, dadas las condiciones que tendrán que enfrentar los activos más convenciones en los próximos años, una pequeña asignación del portfolio a criptoactivos podría generar un impacto en la performance el portfolio si este mercado realmente logra despegar. En un entorno financiero especulativo tan particular como el actual, el potencial de upside del mercado cripto es realmente asimétrico en la relación riesgo-retorno.

CTF Capital

Written by

CTF Capital es un fondo de inversión especializado en Criptoactivos