Las lecturas de 2015

46 libracos fue el saldo de mi irrelevante mundillo lector en 2015. Al revisar la lista que religiosamente sembré para cosechar este textito, encuentro una revoltura terrible de temas, expresiones, países, editoriales y hasta escuelas; lo único que esto me dice es que fue un año donde traté — ¿inconscientemente? — de recuperar viejos libros en lugar de buscar cosas nuevas, como cualquier progre-lector.

Van algunas breves impresiones de los libros que más gustaron, sin orden de importancia o turno de lectura. Posteriormente, otra pequeña lista de libros que también destacaron y al final los 46 completos por si usted estaba con el pendiente. También puede husmear en mi perfil de Goodreads para mayor información.

1. La invención de la soledad, de Paul Auster. (Anagrama)

Si usted algún día se atravesó con la famosa «Carta al padre» del inmortal Franz Kafka, este libro también es para sumergirse en esos quereres y odios que en el fondo podemos guardar a la figura paterna o incluso a la familia entera. Auster logra mostrar con este pedazo de libro, que la escritura sirve para curar viejas heridas o hacerlas mucho más profundas, pero sobre todo, para tener memoria fresca. Atravesado por escenas depresivas, el autor nos muestra una cara de la muerte que no muchos son capaces de apreciar.

2. Figuras del exilio. Ensayos de Margo Glantz, Fernando Vallejo, Juan Villoro, José Agustín, Sergio Pitol, David Huerta, Carlos Monsiváis, Guillermo Sampeiro. (Tusquets editores )

El ensayo que Margo Glantz hace sobre la tortuosa vida de Paul Celan es revelador y conmovedor. Explica con erudición los desencuentros del escritor con el mundo y el nazismo, su elección del alemán como su idioma, hasta su final trágico. En general, los ensayos retratan épocas importantes de los autores en turno, la influencia que tuvieron en otros autores y la manera en que movieron a la nación literaria en su momento. Sin duda, el libro logra capturar al exilio como la gran tragedia que terminó por convertirse en la fuente de creación; la desgracia que inspiró a la obra y la necesidad del autor por aislarse hacia un mundo propio y mediante la escritura curar sus desdichas, odios y felicidades.

3. Diario de la bicicleta precedido de Carta de Londres, de Natsume Sōseki. (Olañeta)

Si por la mente del lector — un lector que ha guardado sus distancias de la escritura — pasa constantemente la pregunta de cómo es la vida de un escritor y las circunstancias que lo orillan a realizar un escrito, éste pequeño libro de Sōseki despejará muchas de esas incógnitas. El autor se ocupa en describir en mínimos detalles a la sociedad londinense y sus vicios, manías y virtudes a principios del siglo XX. Repasa sus malvivencias en alquileres de mala muerte y pinta a los personajes con sátira en medio de la pobreza que padeció durante su periodo en Londres. Remata con una excelsa narrativa sobre su torpísimo y desafortunado andar en bicicleta por calles de la gran urbe. Pasajes y paisajes dibujados casi a mano que sin duda dejarán más de dos risotadas y reflexiones hasta mundanas al lector. Excelente para quien quiera acercarse a Sōseki y a la literatura japonesa.

4. En defensa de la intolerancia, de Slavoj Zizek. (Público)

Este libro fue el primero que leí en 2015 y fue como un machetazo derecho a la cabeza que cimbró profundamente mis conceptos políticos. Aunque ya hace algunos años publicado, el discurso de Zizek no pierde vigencia porque se trata de un libro que pretende transformar, no sólo quedarse en el papel. El punto central del libro es un llamado al análisis del multiculturalismo, la pospolítca, el racismo disfrazado de falsa tolerancia y los modelos culturales de las supuestas potencias mundiales.

5. Humor para imbéciles, de Arkadi Avérchenko. (Ediciones Arlequín)

Libro que se sale de toda órbita dentro de la excelentísima y clásica literatura rusa, nos deja asomarnos a los resquicios más negros, paradójicos, humorísticos y sarcásticos de la condición humana. De lectura fresca, ágil y breve, los cuentos que contiene prometen al lector risitas discretas — como las de todo buen imbécil — y no dejará títere con cabeza cuando se trate del humor ramplón y cotidiano de las personas: siempre buscará el anverso, el lado más ingenioso e inimaginable de las situaciones de toda clase de personajes, desde bellas mujeres hasta cínicos ladrones, para llevarlas al extremo del ridículo.

6. El nuevo periodismo, de Tom Wolfe. (Anagrama)

Durante años, los profesores de comunicación y periodismo en las universidades, incluso los grandes editores, jefes de mesas de redacción, entre otros, han exhibido a este libro como el mejor producto final del oficio noticioso y reporteril. Desde el título, el lector recibe una lección que página tras página perdurará con los diálogos críticos y sin tapujos. El libro resulta una importante referencia del periodismo en viejos y nuevos tiempos y seguramente de los venideros pues su discurso ha logrado sobrevivir a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación. Nos deja ver que a pesar del avance de las tecnologías, el periodismo debe conservar ciertos detalles rústicos y simples como el manejo del eterno jueguito objetividad/subjetividad, las pequeñas «talachas» que el periodista tiene que hacer a ratos y las minucias que debe perfeccionar para hacer de su labor lo que dijo García Márquez: El mejor oficio del mundo.

7. Bushido & Hagakure: El camino del Samurai & El libro que se oculta bajo las hojas / Antología de cuentos de samuráis / En el bosque. (Altea/Proyecto Larsen)

Cuando comencé a leer éste libro, creí que iba a encontrar los clásicos proverbios, la sabiduría oriental que nos pintan en los medios y guerritas de espadas. Sin embargo, me llevé una sorpresa ante la calidad de los componentes del ejemplar, pues no sólo nos da un panorama bastante amplio sobre la forma de vida de los samuráis; nos alecciona para nuestra cotidianidad, nos envuelve en pequeños relatos e importantes referencias del mundo nipón y guerrero. Este libro — recomendación del escritor Agustín Fest — enaltece las situaciones de alto honor y muerte con las que el samurái convive y en el trasfondo propone al mismo honor como el único camino a la eternidad.

Otros libros destacados:

*Apuntes para mis hijos, de Benito Juárez. (UNAM)
*Encuentro: Julio Scherer y Octavio Paz. (FCE)
*Los niños/El secreto, de Junichiro Tanizaki. (Me cayó el veinte)
*La mano gloriosa y otros cuentos, de Marcel Schwob. (UNAM)
*Historias de la palma de la mano, de Yasunari Kawabata. (Austral)
*Dos falsas novelas, de Ramón Gómez de la Serna. (UNAM)

Todos los libros que leí en 2015:

  1. En defensa de la intolerancia, de Slavoj Zizek.
    2. El propósito ciego, de José Revueltas.
    3. Antología poética, de Efraín Huerta.
    4. El Nuevo Periodismo, de Tom Wolfe.
    5. Antología, de Amado Nervo. 
    6. Los más bellos cuentos rusos, de varios autores.
    7. El Capote y otros cuentos, de Nikolai Gógol.
    8. Carta al Padre, de Franz Kafka.
    9. Grafitos de la picardía mexicana, de Armando Jiménez.
    10. Cabaret Provenza, de Luis Felipe Fabre.
    11. Siddharta, de Hermann Hesse.
    12. Taras Bulba, de Nikolai Gógol.
    13. Humor para imbéciles, de Arkadi Avérchenko.
    14. El arte de la ficción, de Walter Besant.
    15. Misma Juventud, de Tomás Segovia.
    16. El cementerio marino, de Paul Valéry.
    17. Dos falsas novelas, de Ramón Gómez de la Serna.
    18. Encuentro: Julio Scherer y Octavio Paz.
    19. Cuentos, de Fiodor Dostoievski.
    20. Dublineses, de James Joyce.
    21. Dos cuentos de terror, William W. Jacobs.
    22. La mano gloriosa y otros cuentos, de Marcel Schwob.
    23. Elogio de la mosca, de Augusto Monterroso.
    24. La madre del capitán Shigemoto, de Junichiro Tanizaki.
    25. Cuentos, de Fiodor Dostoievski.
    26. Bestiario, de Franz Kafka.
    27. Nueva memoria del tigre, de Eduardo Lizalde
    28. Hoy, de Juan Gelman.
    29. Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving.
    30. Apuntes para mis hijos, de Benito Juárez.
    31. La guerra con Estados Unidos, de Guillermo Prieto.
    32. Figuras del exilio, varios autores.
    33. Los niños y El secreto, de Junichiro Tanizaki.
    34. Manual de flora fantástica, de Eduardo Lizalde.
    35. La invención de la soledad, de Paul Auster.
    36. La leyenda de Buda en la literatura hispanoamericana, José Ricardo Cháves (varios autores.)
    37. Habitaciones, de Natsume Soseki.
    38. Haikús zen, de Natsume Soseki.
    39. Diario de la bicicleta y Carta de Londres, de Natsume Soseki.
    40. Bersek volumen 1, de Kentaro Miura. (Manga)
    41. Deadman wonderland volumen 1, de Jinsei Kataoka y Kazuma Kondou.
    42. La trilogía de Nueva York, de Paul Auster.
    43. Historias de la palma de la mano, de Yasunari Kawabata.
    44. Bushido & Hagakure / Antología de cuentos de samuráis / En el bosque.
    45. Poemas del monje libertino, de Ikkyu.
    46. El libro de los cinco anillos, de Miyamoto, Musashi.

*Contacto: carlosklempay@hotmail.com