El reality de Chile, segunda parte

Set televisivo de “¿Qué le pasa a Chile”, conducido por Mario Kreutzberger. Bachelet fue invitada este 6 de mayo

Como chilenos, nos fascina admirarnos de la poca autoridad que muchos líderes de países vecinos tienen (probablemente ya se le pasaron por la cabeza algunos de los numeritos de Evo Morales y Ollanta Humala), pero vaya qué lección al orgullo nos da cada día nuestra mandataria. Justo en el hueso. Porque, sí, queridos contertulios, estoy más que segura de que, en estos momentos, somos el hazmerreír de América Latina completa. La noticia es demasiado jugosa como para no ser emitida en un noticiario ajeno.

La gota que rebalsó el vaso

Michelle Bachelet anunció el tan esperado cambio de gabinete. ¿Y por qué eso tendría que causar tanto revuelo, si era esperable? Se preguntará usted, teniendo en cuenta la seguidilla de eventos desafortunados que la mujer ha atravesado últimamente en el plano político y familiar. Bueno, hay dos factores predominantes: el dónde y el cómo.

A nuestra máxima líder no se le ocurrió nada mejor que hacerlo en el programa “¿Qué le pasa a Chile?”, conducido por Don Francisco y emitido por Canal 13 en horario prime, que ya ha contado con invitados de la talla de Lagos y Piñera. Aunque al hombre hay que darle crédito por realizar preguntas medianamente incómodas y/o al hueso, llamémoslo por su nombre: sensacionalismo en estado puro. ¿Cuál es la necesidad de hacer un anuncio de tamaña envergadura en el pseudo late de un canal privado?

Sí, Don Francisco. Nosotros también.

Para nadie que no viva dentro de una cueva es novedad el caos político que han desembarcado casos como Penta, Soquimich y Caval, estando este último relacionado estrechamente con quien probablemente haya sido su mano derecha en la presidencia durante mucho tiempo: su hijo Sebastián. En lo personal, creo que, si esta era una especie de estrategia para aumentar los resultados en las encuestas o alcanzar una clase de confianza ciudadana, lo más digno para ella misma sería despedir a su publicista.

Vale recordar que, contradiciéndose como sólo ella sabe, hace no mucho le decía a Amaro Gómez-Pablos que ella jamás haría un anuncio a través de una entrevista. Sí, créalo o no. Y en tono casi soberbio.

Entrevista de Amaro Gómez-Pablos a Michelle Bachelet, TVN.

Extracto fundamental de la entrevista

AGP: ¿Contempla usted un cambio de gabinete, para, de esa manera, relanzar su gobierno? El Ministro del Interior, por ejemplo, ¿goza de su plena confianza?

MB: Mientras lo ministros están en sus cargos, gozan con toda mi confianza. Y si en algún momento necesito hacer un cambio de gabinete, lo haré de manera decidida y clara.

AGP: ¿Siente que lo necesita?

MB: Amaro, el día que yo tome la decisión de hacer un cambio de gabinete, no lo voy a hacer a través de una entrevista.

No pasó demasiado tiempo antes de que los propios usuarios de redes sociales cayeran en cuenta de lo irónico del contexto en el que la mandataria anunció sus próximos planes políticos y comenzasen a hacer referencias sarcásticas en torno a su toma de decisiones y el estelar en sí.

Resumiendo…

Lamentablemente, amigos, debido a mi poca tolerancia hacia las mentiras piadosas, ni siquiera puedo afirmar que hemos tocado fondo. Sería esperar demasiado. Con Michelle nunca se sabe, y el pozo por el que vamos bajando está lejos de ver luz.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.