Tú primero, el mundo después.

“Tal vez algunas mujeres no deben ser domadas. Simplemente necesitan correr libres hasta encontrar alguien salvaje que corra con ellas.”

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carolina Roca Pedreño’s story.