Es enteramente imposible no mirarte.

Es enteramente imposible no mirarte,

un hecho marcado tajantemente

tras el momento de verte

y que sin permiso o aviso alguno

guardó mi mente.

Y qué incompetente, dirán…

puesto que sólo fue un instante,

un momento distante,

una sola sonrisa escondida tras una profunda mirada fija y pérdida.

¿Cómo es acaso que enseguida el cafe de tus ojos,

fascinó mi mirada

cual aroma de café al levantar?

cual amargo y exquisito café al levantar…

Es enteramente imposible no mirarte con la profundidad con que lo hago.

Por momentos inconsciente de mi gesto al observarte,

mientras gesticulan tus labios,

mientras enseñas los dientes y se encogen tus ojos al reír

mientras se entrecorta tu aire y tus mejillas enrojecen a mi tacto lascivo.

Es enteramente imposible no mirarte,

tan imposible como el hecho mismo de no expresarlo,

de no sacarlo y pronunciarlo,

obligar a estás letras que te contengan

se atisben y se claven en el aire.

No es mi falta de cordura,

es tu esencia lo que dura,

es el haz de tu presencia lo que envuelve de manera prematura,

es un poco de locura…

Es el hecho que hace de tu ser algo enteramente imposible de no mirar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.