Helio: La leyenda del primer agilista brasileño

Alguna vez te preguntaste si ¿lo que está pasando en el mundo de la agilidad ,ya ocurrió antes? Es posible que este fenómeno de escala mundial ¿haya iniciado mucho antes de lo que creemos?

Yo creo que la agilidad vive en cada persona, y no es algo que alguien puede imponerlo a otro, sólo puede nacer de adentro hacia afuera, sólo puede ser inspirado. Hoy quiero contarles la historia de una de esas personas.

Japón en Brasil

Un grupo de inmigrantes japoneses buscan establecerse en Brazil a principios del 1900, entre ellos Mitsuyo Maeda, Maeda era un luchador de jiu-jitsu y judo, alumno del creador del Judo , Jigoro Kano. Un diplomático brasileño , Gastão Gracie, estableció una buena relación con Maeda, y este le reconoció su amistad enseñándole jiu-jitsu a sus hijos. Bueno , no a todos, Helio, el más pequeño no tenía ni el interés ni el físico para entrenar.

Helio sufría de vértigo, y es le llevó a abandonar la escuela, a sus 13 años Helio observaba como su hermano mayor, Carlos, enseñaba clases de jiu-jitsu, aunque el solo observaba. Carlos comenzó a promocionarse como luchador, aunque sin muchas victorias.

De observador a maestro

Un día, uno de los alumnos de Carlos llegó a la clase pero no encontró a su maestro. Helio que si estaba , le comentó que Carlos estaba retrasado , pero si quería, él podía comenzar la clase, después de todo, ya conocía las clases de memoria. Ese día tuvo su primer alumno.

La clase termino y el alumno le dijo a Carlos que si no le importaba, prefería tomar clases con Helio, Carlos accedió ya que no le gustaba demasiado dar clases.

Adaptación

Muchas de las técnicas de jiu-jitsu tradicional, no eran fáciles de ejecutar para Helio ya que requerían de fuerza y tamaño que el no contaba. Simplemente dejo de usarlas o las adaptó. Sin saberlo estaba creando lo que más tarde se conocería como jiu-jitsu brasileño. Durante los próximos años siguió enseñando, perfeccionando y adaptando sus técnicas.

Cobró mucha fama cuando comenzó a pelear y derrotar sin parar a todos sus oponentes, en combates que se denominaban “vale todo” , había pocas reglas, lo cual permitía a todos los combatientes utilizar todo su potencial.

Japón vs Brasil

En 1951 y luego de derrotar a varios compatriotas japoneses, el máximo exponente japonés Masahiko Kimura, accedio a luchar contra Helio, aunque este tenía una desventaja de tamaño y peso. Kimura dijo que si no derrotaba a Helio en los primeros 3 minutos, este debería declararse como ganador.

En el estadio Maracaná y frente a 200 mil personas, comenzó la batalla más importante de la historia de las artes marciales. Durante el primer round de 10 minutos Kimura fue incapaz de finalizar a Helio. Unos pocos minutos después del segundo round, Kimura logra aplicar una llave de hombro (hoy conocida como llave Kimura en su honor) , si bien Helio nunca abandonó, su hermano tiró la toalla al ver claramente que estaba haciéndole daño.

Años más tarde, su nieto le preguntó porque decidió pelear una pelea que estaba claramente en desventaja. Helio respondió: “Nunca esperé ganar, yo sabía que era el mejor luchador del mundo, pero si realmente creía en lo que hacía, en mis valores, lo mínimo que debía hacer era probarme contra este luchador” . Él sabía que iba a perder, frente de 200 mil personas y en su país. Pero Helio no perdió, internamente el ganó , se comportó de manera íntegra con sus principios, dando todo lo que podía dar y eso es lo que hace un verdadero luchador.

¿Agilista?

Helio, para mi, fue agilista , sin saberlo, porque se adaptó a su realidad y construyó desde ahí, experimento, compartió, se desafió y logró que el arte marcial trascendiera más allá de su persona.

Se guió por sus valores, tuvo coraje y enfrentó sus desafíos con un arnés espiritual sus valores fortaleciendo su integridad. Helio fue un maestro que enseñó desde el ejemplo y la práctica , tanto fue así que su hijo mayor, Rorion Gracie , siguió sus pasos y organizó el primer torneo internacional de artes marciales mixtas en Estados Unidos, hoy conocido como UFC , paradójicamente, cuando el torneo se volvió algo comercial (como hoy pasa con Agile) decidió pivotear y continuar enseñando como lo hacía su padre.

Aquí les dejo un vídeo de Rorion en una de sus clases magistrales, la esencia de cómo enseñar, entre los minutos 1:30 y 4:50

Gracias y hasta la próxima