iMagina por un momento que tienes ganas de cambiar de vida, que quieres conseguir lo que otros han conseguido. Tener éxito. Vivir para vivir y no para trabajar. Lanzar una nueva idea, un nuevo producto. Conseguir más ventas. Redirigir tu empresa, tu vida. Cambiar de empleo. Conseguir uno. Embarcarte y emprender un negocio. Hablar en público. Persuadir, convencer, vender. Motivar, negociar, comunicar. Liderar.

. iMagina por un instante que lo has conseguido.

¿Cómo te sientes?

. Hace tiempo me hice la misma pregunta. Cerré los ojos fuertemente y visualicé cómo quería que fuera mi trabajo. Reflexioné y al abrir los ojos todo lo que veía a mi alrededor se me antojó distinto. Todo lo veía de una forma diferente.

¿Qué cambió?

Tenía un objetivo muy claro y así configuré y planifiqué mis esfuerzos para lograrlo.

. Tú puedes conseguir igualmente todo lo que te propongas. Focaliza tu objetivo y todo te parecerá distinto.

¿Te ayudo? ¿Te guío? ¿por qué yo?

Mi objetivo será que dudes de todo. Hasta de mí, de mi guía.

. Hace poco tuve un cliente que llegó con mucha resistencia al cambio, con mucha desconfianza al método y se cerraba en banda.

No escuchaba.

iMagínatelo con los brazos cruzados, cruzado de piernas, sentado y agazapado deseando saltar para contradecir todo lo que pudiera decirle.

Pero, ¿sabes qué pasó?

Que no lo dije nada. Porque él lo estaba diciendo todo.

. Llegó un momento en el que el silencio le incomodó tanto que empezó a hablar, empezó a relajarse, se descruzó de brazos y empezó a soltar todo lo que pensaba.

. Sentía mucha rabia contenida por su jefe, porque apenas podía hablar con él y este siempre le mandaba tareas que hacer, incluso fuera de su competencia, y las hacía a la perfección.

. Yo no tuve que guiarle a conseguir su objetivo, a calmar su malestar.

Yo simplemente le escuché.

Eso es lo que necesitaba. Un feedback de su jefe. Así que llegó a la conclusión de que necesitaba tomarse un café con él y desahogarse.

Ya con menos intensidad, puesto que se desahogó conmigo.

. Alguien dijo una vez, yo no te necesito más que tú a mí, pero aquí estaré para lo que necesites.

Te ayudo a iMaginar tus posibilidades para cambiar tu realidad.

Y sí, iMagina, porque la iMaginación es una fuente de coraje en sí misma.

iMagina…

Show your support

Clapping shows how much you appreciated CuadernoDLiderazgo’s story.