Las calaveras mexicanas de José Guadalupe Posada (1852–1913)


Reseña por el escritor venezolano John Montañez Cortez (Santa Teresa, 1963) #JohnMontañezCortez

“La muerte es democrática, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera.” José Guadalupe Posada

Calavera Catrina

Recientemente tuvimos la fortuna de asistir a la apertura de la exposición “José Guadalupe Posada: Master Mexican Printmaker” en el histórico edificio McNichols Civic Center de la ciudad de Denver. Este proyecto fue una colaboración del Denver Arts & Venues, el Consulado General de México y el Centro Cultural Mexicano de Denver.

Tariana Navas-Nieves, Gestora de Programas Culturales — Denver Arts & Venues — , escribió un interesante prólogo del cuál tomamos las siguientes notas:

La exposición presenta más de noventa grabados del ilustre artista. José Guadalupe Posada (1852–1913) ilustraba volantes producidos a bajo costo y fácilmente distribuidos en las esquinas y los mercados al aire libre. A través de su meticulosa técnica de dibujo, su ingenio y humor negro, Posada trajo a la vida noticias sensacionalistas de la época, farsas, cancioneros, eventos comunitarios populares e historias de santos y figuras históricas.

En La tierra se traga a José Sánchez por dar muerte a sus hijos y a sus padres, Posada representa la noticia de un hombre que asesinó a sus hijos y a sus padres. La interpretación del artista de esta historia verídica se convierte en una escena dinámica de una serpiente con cabeza de dragón amenazante atacando a José mientras es tragado por las profundidades del infierno.

La tierra se traga a José Sánchez por dar muerte a sus hijos y a sus padres

Posada es particularmente conocido por el uso de la imagen de la calavera para burlarse de la existencia humana, representar la vida cotidiana y el destino común de los hombres. También utilizaba la figura del esqueleto como vehículo de comentario social y político, y con frecuencia ridiculizaba la cultura burguesa de la época. Tal vez la calavera más famosa de Posada es la Calavera Catrina, el esqueleto de una mujer aristócrata con un sombrero europeo ornamentado. A la vez representa a la gente mexicana que quería emular a la alta sociedad europea.

Como vehículos de comentario político, las calaveras brindaban atención sobre el reinado de Porfirio Díaz. El régimen dictatorial de Díaz en México — de 1876 a 1911 — , fue un período de gran progreso para el país, pero muy pocos sintieron los beneficios. En Calavera Huertista, Posada representa a Victoriano Huerta (1850–1916) uno de los generales de mayor confianza de Porfirio Díaz, encargado de la represión de los levantamientos indígenas. Temido por su crueldad, Huerta es representado como una monstruosa criatura devorando cráneos.

En la actualidad, las calaveras de Posada se asocian más a menudo con la celebración del Día de los Muertos, la cual se conmemora el primero y segundo día de noviembre. La calavera es una representación simbólica de la brevedad de la vida y el hecho que la muerte no conoce distinción. Durante el Día de los Muertos, el pueblo mexicano prefiere honrar la vida de los seres queridos fallecidos y dar la bienvenida al regreso de sus espíritus, en lugar de lamentar su pérdida.

José Guadalupe Posada creó cientos de ilustraciones que llegaron a miles de personas, pero no fue reconocido por su talento artístico hasta después de su muerte. Hoy, museos y coleccionistas alrededor del mundo, coleccionan su obra y su legado artístico es reconocido por artistas contemporáneos. Un siglo después, las impactantes imágenes de Posada, su estilo realista y uso distintivo del humor, de lo macabro, siguen siendo conmovedoras y relevantes.


Originally published at www.cervantesmilehighcity.com on August 18, 2015.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.