Cómo he leído 26 libros en lo que va del año (y contando)

César Duarte
Jul 10, 2016 · 5 min read

A mí siempre me ha gustado leer, pero en estos últimos años la lectura es un hábito que he estado perdiendo poco a poco. Es más, no recuerdo si ha sido hace 2 o 3 años donde solo leí 1 libro en todo el año. Una vergüenza.

El año pasado me bajé una aplicación llamada Goodreads. En esta aplicación/Red Social uno puede reseñar los libro que vas leyendo y también recibir recomendaciones según lo que has leído (o lo que están leyendo tus contactos). Esta aplicación tiene una sección llamada “Reading Challenge” donde uno coloca cuantos libros piensa leer en el año y te va haciendo seguimiento.

Me puse el reto de leer 20 libros al año. Primero pensé en 12 (1 al mes) pero me pareció poco retante, 20 libros sonaba razonable. Siendo inicios de Julio voy leyendo 26 libros, hasta ahora voy al 130% de mi meta y falta todavía 5 meses y medio para que acabe el año.

La verdad no ha sido difícil, y recapitulando me quedé pensando en cómo he podido lograr superar mi reto en casi la mitad del tiempo.

Lo he logrado de la siguiente manera:

Menos Facebook, menos Twitter, menos blogs, más libros

¿Alguna vez se han puesto a pensar cuanto tiempo desperdiciamos scrolleando y scrolleando nuestro muro de Facebook en el celular?

Spoiler Alert: Muchas horas.

No me vayan a malinterpretar, me encanta Facebook. Pienso que utilizar esta red social de manera adecuada puede ser una fuente muy interesante de información (y de entretenimiento, por qué no). El gran reto es buscar información interesante entre tanta basura, memes, indignaciones y demás. Eso hace que perdamos mucho tiempo. Igual pasa con el Twitter (creo que en Twitter es peor).

A mi también me encanta leer muchos blogs, pero creo que llegué a tener una sobrecarga de información. He tenido que ir depurando y depurando. Se puede aprender mucho de los blogs, pero se puede aprender mucho más de los libros.

En conclusión, el tiempo que dedicaba a estar en Facebook, Twitter y blogs, lo he reemplazado por tiempo de lectura de libros. Sigo entrando a mis redes sociales, pero ya no estoy horas allí.

Aprendí que la excusa de “no tengo tiempo” es una de las mayores mentiras del universo

Obviamente no tienes tiempo si es que estás 2 horas en Facebook o te mandas una maratón entera en Netflix. Para eso si tienes tiempo, ¿no? 😛

¿Alguna vez te has puesto a pensar cuanto te demoras en leer un libro? Hagamos cálculos. En promedio uno se demora en leer 20 páginas unos 30 minutos (si es que no lees muy rápido). Digamos que un libro promedio tiene 240 páginas. Eso significa que si solo lees 20 páginas al día, puedes acabar de leer el libro en 12 días. Y ESO ES SÓLO LEYENDO 20 PÁGINAS AL DÍA! Imagínate si leyeras 40 páginas en un día.

En conclusión, leyendo de manera super relajada, puedes leerte 2 libros y medio en un mes. Nuevamente, la falta de tiempo no solo es una excusa, es una mentira.

Comencé a leer sobre temas que me apasionan

Normalmente casi toda mi vida he leído literatura, novelas de ficción. Algunas te las devoras, otras no te enganchan tanto. Pero desde que comencé a leer libros de no-ficcion sobre todo de temas que me apasionan (Finanzas Personales, Emprendimiento, Productividad, etc.) la motivación por leer es mucho mayor y aprovechas cada hueco de tiempo libre que tienes en poder leer aunque sea 2 páginas.

No he dejado por completo la literatura, de los 26 libros que he leído 5 han sido de ficción (incluyendo el primero libro de “Canción de Hielo y Fuego: Juego de Tronos”, que son casi 1,000 páginas). No todo es aprender, también es importante entretenerse.

¿No has leído “Juego de Tronos”? Shame… shame… shame…

Comencé a leer e-books

Ya sé lo que vas a decir:

“Pero leer un e-book no es lo mismo…”
“No hay nada como tener un libro físico en las manos…”

Ok, es cierto, te lo compro, no es lo mismo. La sensación de tener un libro en tus manos es muy diferente, pero eso no significa que descartes por completo los ebooks.

De todas las razones anteriores, creo que esta es la más importante de como he podido leer varios libros este año. Me he vuelto un usuario frecuente de Kindle. Para los que no lo conocen el Kindle es el lector de libros electrónicos de Amazon.com, pero también es una aplicación para leer estos libros ya sea en tu tablet, smartphone o computadora. Muchas veces simplemente no podemos llevar un libro a todos lados, pero el celular sí lo llevas a todos lados.

Lector Kindle de Amazon.com

“¡Ah, pero como vas a leer en tu celular, qué incómodo leer así!” — me dices tú.
“Yo no te veo quejándote de leer tu Facebook en tu celular” — te digo yo.

Todo es cuestión de romper paradigmas.

Es más, en la aplicación de Kindle puedes hacer crecer el tamaño de letra, así que no tiene por qué molestarte el tamaño de tu pantalla de celular si la letra de tu libro es grande.

Comentario Random: Cuando estoy leyendo un libro en Kindle en mi celular, me imagino a la gente a mi alrededor pensando “allí va, otro chico pegado a su celular”. Así es señor/señora, estoy leyendo un libro ¿Cuántos libros ha leído Ud. este año?

Muchos libros en la palma de mi mano

Otra ventaja del Kindle, sobre todo de la biblioteca de ebooks de Amazon. Tú mismo puedes publicar tus libros. La biblioteca de Amazon está llena de libro sobre temas nicho o de temas de interés muy particular, libros de 40 a 80 páginas con temas bastante especializados y que las personas que lo publican suelen vender su libro desde 0.99 dólares a 2.99 dólares. He encontrado información valiosísima en estos libros (carnecita) y por estas mismas características, NUNCA los encontrarás en formato físico.

No he escrito este post para jactarme de cuánto estoy leyendo, sino para decirte que el no leer por no tener tiempo es un mito. Si realmente quieres leer el tiempo lo vas a conseguir. La tecnología ahora nos permite tener disponible nuestras lecturas en todos lados y en todos los formatos y te demostré (matemáticamente) que leyendo pocos minutos al día puedes leer muchos libros en un año.

¡Feliz lectura!

César Duarte

Written by

Desde hace unos años decidí aprender algo nuevo cada día por el resto de mi vida. Y mi misión es compartir todo lo que voy aprendiendo con el mundo.