Porque es #NiUnaMenos y no #NadieMenos

El #NadieMenos es querer restarle gravedad al problema de la violencia contra la mujer. Es un análisis desde el privilegio. Es el fracaso en dimensionar lo que no te afecta. Es empatar en lugar de empatizar.

Y para aquellos que necesitan algunas cifras, acá hay algunas del año 2015 en Chile:

Según el sistema AUPOL de denuncias de carabineros de chile en el año 2015 hubo un total de 1,970 violaciones por cada 100 mil habitantes, de las cuáles 1.743 fueron sufridas por mujeres y 227 por hombres.

De la cantidad de violadores denunciados y detenidos hay un total de 878 personas, dónde 12 son mujeres y 866 son hombres.

En los casos de violencia intrafamiliar con lesiones graves hay un total de 3.033 víctimas por cada 100 mil habitantes, de las cuales 2.380 fueron mujeres y 653 hombres.

De los victimarios denunciados y detenidos hay un total 2.607 personas dónde 438 son mujeres y 2.169 son hombres.

Sí, tenemos que luchar contra la violencia en todas sus formas, pero querer “empatar”, es no darte cuenta que todo tiene un momento. Y que ya es tiempo de que hablemos y luchemos por cambiar una sociedad donde la violencia de género es posible en forma de femicidios, violaciones, abusos, agresiones, y sí, también de contra-campañas que buscan invisibilizar el problema.

Nos queremos vivas, queremos vivir libres y sin miedo. Sin tener que pensar si puedo salir por si tengo a alguien que me acompañe a la vuelta o el dinero suficiente para el taxi/uber. Sin tener que aguantar miradas, palabras y toques que no quiero en mi cuerpo. Sin tener que cruzar la calle o cambiarme de asiento para que no me molesten. Sin pensar que en cualquier momento me vuelvo estadística. Sin tener miedo a que me violen porque mi falda es muy corta o me quedé hasta muy tarde o bebí un poco. Sin tener miedo a que me maten porque se me ocurrió ir por la calle equivocada o juntarme con la pareja equivocada. Sin tener que enseñar que cuando yo digo #NiUnaMenos no quiero decir que tú no valgas, por lo que no tienes porque llegar a invisibilizar esta lucha.

Gracias especiales a Liniers por la ilustración.