La radio en femenino

Pepa Bueno, Pepa Fernández, Angels Barceló y Julia Otero

“Me gusta más la radio con voz de mujer, me he dado cuenta de que me atrae más, me engancha más, incluso me hace interesarme más”. La frase de Gabriel, un alumno de 2º de Periodismo, en el contexto de una sesión de “auditoría” a la radio convencional plantea una estimulante reflexión, sin duda, sobre la importancia y la influencia de eso que Emma Rodero ha denominado “el transporte del mensaje”: la voz. Voces masculinas, femeninas, graves, agudas, impostadas, naturales, voces maduras, voces juveniles o incluso voces blancas… Voces que se empastan y mezclan de manera polifónica con tonos, timbres, intensidades, ritmos y acentos diversos para ponerle VOZ a la radio. Voces, en definitiva, con elementos o parámetros acústicos diferentes y con usos distintos que el oyente recibe y decodifica no siempre de forma unívoca. Esos elementos que diferencian la acústica de un género o de otro hacen, por ejemplo, que se utilicen muchas voces femeninas para los GPS, las aplicaciones, megafonías o anuncios. Las razones las apunta un estudio de la Universidad de Utah que señala que las mujeres tienen un discurso más despejado e inteligible que los varones, como se describe en este artículo de La Vanguardia.

Y esto es así o puede ser así, según señala en este mismo artículo Emma Rodero, por el tono de voz, la entonación (las mujeres suelen emplear más tonos y por lo tanto hablan con más cambios que los hombres) y por la pronunciación.

Según Silvia Medina, logopeda de la Unidad de Voz del Hospital Quirón de Málaga, hay cuatro elementos clave a la hora de conseguir una voz bonita o atractiva y son la respiración, la entonación, el ritmo de habla y la articulación. “Cuando estas variables aparecen en equilibrio se consigue una voz que suena bien para el que la emite y le da seguridad en lo que dice, y que resulta agradable para el que la escucha. Por otro lado, hay estudios que indican que a las mujeres las cautivan las voces graves de los hombres porque los consideran más varoniles y maduros, mientras que los hombres se inclinan por voces de tonalidad media porque relacionan las voces muy agudas con una actitud infantil y débil”

Los expertos señalan que las voces graves en la radio informativa son más atractivas porque resultan más creíbles, transmiten más seguridad y, en general, son las más valoradas. También lo son, señala siempre que puede la profesora e investigadora Emma Rodero, aquellas que saben cambiar, que no aburren por abusar del tono único. El oyente de radio o podcast necesita cambios de tono, de ritmo, incluso de intensidad , que ayuden a sacarle a veces de esos momentos de desconexión voluntaria o inconsciente que todos tenemos con respecto al discurso oral.

María Sabaté, la primera voz que sonó en la antena de EAJ-1, Radio Barcelona, 1924

Esta pequeña reflexión sobre la importancia de la voz en la radio, suscitada a raíz del comentario de Gabriel, coincide con la publicación del último EGM, un EGM en el que, casualidad o no, algunos de los programas de radio más escuchados tienen, justamente, voz de mujer y voz grave: La voz de Pepa Bueno, al frente del primer tramo del “Hoy por Hoy”, el programa más escuchado de la radio española (2.998.000 oyentes); la de Angels Barceló, la voz principal de “Hora 25”, con 1.032.000 oyentes, el programa más escuchado en su tramo horario; la de Pepa Fernández, al frente de “No es un día cualquiera” en RNE desde hace más de 18 años, con 914.000 oyentes y el segundo programa más escuchado de la radio de fin de semana y la de Julia Otero, la voz del segundo programa de tarde más escuchado en radio generalista. Todas voces femeninas, todas voces graves, aunque con distintos niveles de gravedad y melodía, como nos apunta Emma Rodero.

Gráfico Radiochips

En Cataluña el segundo programa de radio más escuchado también tiene una voz femenina al frente, Monica Terribas. Circunstancia que con seguridad se repite en muchas provincias y ciudades españolas.

Aunque en el “acumulado” de la radio generalista, la voz masculina tenga una mayor presencia, incluso sea llamativo el menor número de programas presentados por mujeres dentro del total de las programaciones radiofónicas convencionales, la radio española suena también muy en femenino. Suena a Elena Gijón, Pilar Cisneros, Modesta Cruz, Esther Bazán, Cristina López Schlinchting, Isabel Gemio, Macarena Berlín, Celia Blanco, Ana Martinez Concejo, Teresa Viejo, María Guerra, Rosa Rosado, Yolanda Flores, Nieves Concostrina, Esther Eiros, Silvia Casasola y a todas esas voces femeninas que llenan tantos minutos de radio a lo largo de los 365 días de emisión.

La maravillosa y rica polifonía de la radio, que siempre suma voces. A veces, incluso, la transparencia hecha voz.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.