El sentido del antagonista

“Un héroe es tan fuerte como el villano le obligue a ser”.

Doy por hecho que todos sabemos qué es un antagonista.

¿Quién es el mejor antagonista? Seria imbécil si dijera que hay un X tipo de antagonista que supere al resto. Los buenos antagonistas son aquellos que son fieles, fieles a sus principios, a sí mismos: a su tipo de antagonista.

A partir de todo el material de entretenimiento que he consumido a lo largo de casi 23 años he visto muchos tipos de “malos” y me veo capaz de realizar un estudio sobre dicha figura. Entiendo como tipos de antagonista a distintos atributos que lo condicionan en su forma y le dotan de aquello que los hace especiales, sean originales o un estereotipo.

La primera y más básica y fundamental condición para un antagonista es aquello que en un principio le otorga el nombre de “el malo”, la moral. Y en segundo, aquello que le otorga la naturaleza de un ser antagónico, la relación con el protagonista.

Cada antagonista posee una naturaleza, la cual puede concebirse de distintas maneras dependiendo de su moral, su sentido de la justicia, del bien y del mal, o de su motivación honesta.

El mal: Sauron (el Señor de los Anillos)

Es la personificación, si es que es una persona, del mal propiamente dicho, cuya única motivación es aquello que le da vida. Ha nacido para hacer el mal y eso va a hacer, sin cuestionarse su naturaleza pues está seguro de ello aun sin mostrarse al espectador o lector, lo que sea.

El bien: L (Death Note)

Es el héroe, estos antagonistas se dan en el caso de que el protagonista sea el villano, independientemente si somos del tipo de “El mal” o de los siguientes.

La deformación de la justicia: Frollo (Nuestra dama de París)

Este es más complicado que el resto pues a sus propios ojos él no es el malo, su sentido de la justicia con el tiempo se ha ido deformando o que debido a una tragedia del pasado ahora se ve en su derecho de impartir justicia o que simplemente ha realizado un juicio erróneo, siendo la característica más humana de los tipos de antagonista por ahora mentados.

La oposición: Janet Venable (Las dos caras de la verdad)

Independientemente de si reconoce o no la maldad en sus actos o de si la hay o no, dichos actos están justificados y es difícil condenarlos como malos o buenos pues ya pasa a depender más del juicio subjetivo de cada persona y su estructura de valores. E incluso, a veces, ni si quiera son considerables por otro apelativo que no sea el de “correcto”.

La fuerza de la naturaleza: el meteorito (One-Punch Man)

Este tipo de antagonista abandona su personificación. Es imposible clasificar un tsunami como malvado, o incluso un depredador que caza para sobrevivir. Es todo aquello que en sí mismo es independiente a un sistema de valores.

La otra dimensión que utilizo para clasificar a un antagonista es aquello que lo convierte en tal, su condición con el protagonista, epicentro de su existencia.

La causa compartida: Puño Sangriento (Cómo entrenar a tu dragón 2)

Protagonista y antagonista poseen un pasado paralelo, es decir, comparten una experiencia, un trauma. Refiriéndome a la causa que les haya llevado a realizar sus acciones y establecer una estructura de valores. Pero que en cada caso se ha obtenido un resultado distinto u opuesto como es en el ejemplo planteado.

La causa del protagonista: Voldemort (Harry Potter)

La relación de causa del protagonista y, más concretamente, de la oposición de éste al antagonista. Tiene un protagonista que se mueve alentado por el sentimiento de venganza o para erradicar o acabar con el antagonista que conoció al ser efecto de las acciones de éste. Aquí el protagonista es la consecuencia y reacción a los actos del antagonista.

El efecto del protagonista: Syndrome (Los increíbles)

El caso totalmente opuesto, una acción errónea o deliberada puede suponer el surgimiento de una fuerza opuesta al protagonista. No quiere decir que el protagonista sea el “malo” y él el “bueno”, pero a ojos de éste último sí que es así.

Sin relación: Jean-Baptiste Emanuel Zorg (El quinto elemento)

Los personajes han sido desarrollados totalmente por separado y no tiene por qué existir ningún contacto anterior al conflicto que los urge. Han tenido sus propias experiencias y poseen motivaciones ajenas a la contraparte de la historia.

El rival superior: Gary Oak (Pokemon)

Se encuentra en la misma, parecida u opuesta situación respecto al protagonista y sus atributos son símiles a los de éste pero se encuentran o evolucionan ligera o sustancialmente más desarrollados. Es más listo, más rápido, más fuerte, más astuto, ¿Cómo va a conseguir el protagonista superar a alguien que le supera en todo?

El rival inferior: Ussop (One Piece)

Es exactamente la situación anterior pero intercambiando posiciones porque mola cuando el protagonista supera a alguien mejor que él en todo, pero mola mucho más cuando un oponente inferior en todo es el que le planta cara al protagonista.

El protagonista: Dorian Gray (El retrato de Dorian Gray)

No existe el antagonista como tal, aquella figura que se ofrecía como la resistencia para alcanzar la meta del protagonista no es otra que la sombra de él mismo. El antagonista más fuerte.

Se dice “un héroe es tan fuerte como el villano le obligue a ser”, por lo tanto, en este caso el protagonista sería: El protagonista más fuerte.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.