MIN, Honduras 2013

Museo Para la Identidad Nacional. Exposición Fragmentos de Urbe y Vida

La abstracción de Ramón Chirinos

Ramón Chirinos llega al expresionismo abstracto por los caminos de la figuración. Siguiendo un curso, aparentemente ineludible, los encuentros, y contraposiciones, entre figuración y abstracción no geométrica característicos de su obra, le han servido para desarrollar una pintura de fuerte carga emocional y plasticidad pictórica, así como de largo aliento artístico ajustado siempre a un estricto formalismo. Varios años le ha llevado la reflexión, y subsecuente trabajo, para pasar a una definitiva temática abstracto-expresionista, que si bien mantiene ciertos linderos con la figuración, es notoria la ausencia de la figura humana, en especial la femenina, constante desde sus inicios como pintor.

Fragmentos de urbe y vida, es el título de la nueva serie de pinturas realizada entre 2012 y 2013, cuyos títulos aluden al paisaje, a la tierra, al viento, a la luz. Aquí, el carácter lúdico de sus temas, lo traspola a una abstracción expresionista siguiendo el universo de sensaciones perceptuales que animó los fondos pictóricos sobre los que enunciaba con claridad la forma figurativa, en especial la femenina siempre en actitudes festivas y alegres. Ahora, la pintura de Chirinos adquiere otro valor al concentrarse en estos “fondos”, al hacerlos protagonistas de la composición, pero que, igualmente, mantiene las sutiles y extraordinarias atmósferas lúdicas y poéticas que siempre la han caracterizado.

En esta nueva serie, sucesiones de franjas horizontales y verticales, se animan gracias a ligeros movimientos virtuales y a su fraccionamiento en secciones de ritmos contrapunteados, semejantes a la estructura del patchwork. Manchas de fuertes colores, expresiones visuales que semejan flores y otras formas vegetales, en rojos, verdes, amarillos, emergen desde lo más profundo de la tela, posesionándose de la superficie pictórica al igual que abstracciones sintetizadas de la naturaleza. Chirinos se revela como gran colorista con un tema ligado a la exuberancia natural. De esta exuberancia, extrae fragmentos que ordena en contenidos significativamente expresivos y abstractos. A partir de este proceso, logra una nueva manera de expresar su creatividad y sensibilidad ante un universo que siempre le ha apasionado.

Bélgica Rodríguez

Caracas, agosto 2013