Fraude en Fondeadora: Las Idioteces de Mick Islas y Cómo Nos Afecta a Todos
Jorge Ribs
19035

Este tipo un día me invitó a conocer su «tecnología» para su otrora empresa Ninja Partners, con la cual se jactaba de optimizar las ventas de cualquier startup a través de cualquier dispositivo y promocionaba con un vídeo donde su chica lanza una patada karateca (aún se puede ver en LinkedIn). Me dio curiosidad conocer dicha tecnología que de tenerla Kangou pasaría a segundo plano. Muy desde el inicio de la reunión y con ese alarde de supuesto genio hippie que se daba (y acertadamente como mencionas, despotricando contra el ecosistema emprendedor), resumió después de algunas preguntas, que la tecnología no era más que un callcenter cualquiera a cambio de $5,000 mensuales.

Conozco de emprendedores que le dieron lana y jamás hubo resultados. Después supe de Foodies y nunca entendí la suerte de ese mono, pareciera que todos necesitaban una personalidad que alabar y mostrar como nuevo caso de éxito cuando la verdad era otra, un tipo resentido que lo mejor que le pudo pasar es haber tenido un excelente equipo en Kangou que le dio credibilidad.

Saludos!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.