Call Of Data 2017 — El libro

Llevamos varios meses ya organizando R-Ladies Madrid (¡desde octubre de 2016!), quedamos cada mes, compartimos conocimientos de R, proyectos, tutoriales,… pero lo que aún no habíamos hecho era sentarnos a escribir código juntas. Y precisamente esa fue una de las peticiones que surgieron en el primer meetup que tuvimos: conocer a gente para competir en hackathons y sentarnos a resolver problemas, como por ejemplo, alguno de la comunidad Kaggle.

Y así precisamente surgió el evento que celebraremos el 3 de junio al que hemos llamado Call Of Data.

Empezando por el principio, el evento lo organizamos Inés Huertas, Leticia Martín-Fuertes, Laila El Qadi y yo. Estuvimos tiempo discutiendo si realmente iba a ser un evento de R-Ladies per se (al final, tres de las organizadoras del Call of Data organizamos R-Ladies todos los meses) pero decidimos simplemente ser parte de la organización y abrirnos al resto de la comunidad de Data Scientist y programadores.

Si hubiésemos decidido lo contrario el evento hubiese sido bastante distinto (para empezar, el lenguaje de programación principal del evento hubiese tenido que ser R) pero no merece la pena, buscamos un objetivo más grande e inclusivo, animar a mujeres a participar en competiciones de código e incluir a la comunidad en un evento mucho más grande.

A partir de ahí, ya fue hacia delante, y como dicen los angloparlantes: that escalated quickly.

Sobre la competición teníamos algo claro: iba a ser un análisis de datos. Es lo que nosotras conocemos y de esa manera podríamos medir los tiempos y objetivos de forma competente. Y curiosamente no nos costó decidir la finalidad de los proyectos, a diferencia de muchos datathons que organizan empresas y tienen un problema concreto a resolver, nosotras hemos dejado el campo libre a la imaginación y la meta es crear un proyecto completo a partir de un conjunto de datos que proveeremos nosotras, utilizando las técnicas que cada equipo conozca mejor, con la dificultad final de defender ese proyecto ante un jurado. Estamos convencidas de que de esta manera veremos proyectos más diversos e interesantes que si hubiésemos puesto un fin más cerrado. Esto también supone para los equipos el esfuerzo extra de hacer una presentación formal de su proyecto a un jurado de profesionales que cubren desde los campos más técnicos a los de negocio.

Después de eso vino otra pregunta fundamental, además del premio, ¿qué otro valor le podemos dar al evento para que la gente se anime a competir? Fue la perfecta oportunidad para diversificar un poco el día ofreciendo cuatro ponencias por la mañana de cuatro casos de uso enfocados al análisis de datos. Y de verdad que con las ponentes con las que tenemos la suerte de contar, ya puede ser que el resto de cosas no salgan bien pero las charlas van a ser fantásticas.

Y de nuevo queremos dar las gracias a ponentes y jurado que van a venir, gracias a ellos el evento va a ser mil veces más potente.

Otra de las partes por las que este evento ha podido salir adelante es por nuestros queridos patrocinadores y colaboradores. Personalmente, nunca me había enfrentado a hablar con posibles patrocinadores, ha sido todo un reto explicar por qué es importante un evento como el nuestro, yo lo sabía en mi cabeza pero de ahí a poner las palabras siempre hay un camino… pedregoso.

Una pregunta a la que me enfrenté en esas conversaciones fue: ¿cómo vais a conseguir que más mujeres participen en la competición? Y realmente, esa era la cuestión principal, ese es nuestro objetivo, tanto desde R-Ladies, como en el propio Call Of Data. Pero creemos que no es tan complicado. Pusimos un límite de que al menos el 50% del equipo fuese de género femenino. Como el evento surgió desde la comunidad pensamos que muchas chicas se animarán a participar, pero no solo eso, muchas de las conversaciones que hemos tenido fuera, en el momento que hemos explicado esta norma la respuesta ha sido “avisamos a z_1 y z_2 que seguro que se animan a participar con nosotros”. Es decir, la gente conoce a mujeres que programan, bien de su campo o de otros pero haberlas haylas, y hay más de las que pensamos.

Poco a poco se acerca la fecha y lo que al principio era un conjunto desordenado de ideas, gracias a esfuerzo, sponsors, colaboradores y voluntarios ya tiene un aspecto sólido, de esos días a los que vas a pasártelo bien sin preocuparte, el trabajo duro se ha ido desarrollando durante los meses anteriores.

Todo esto que me cuentas está muy bien pero, ¿por qué debería asistir?

La verdad es que no puedo ser imparcial en esto, soy parte de la organización pero precisamente porque sé cómo está organizado debo decir que no podíamos contar con mejores compañeros de aventuras para esta edición.

Charlas. Comida. Competición. Premio. Expertise. Y mucha diversión. Creo que no se le puede pedir más a un sábado.

Puedes venir solo por la mañana a las charlas pero recuerda que si te presentas a la competición puedes optar al premio. Y te aseguro que es muy buen premio.