Cómo conseguir que tus sueños se transformen en un proyecto real

Cuando yo era adolescente, siempre buscaba recetas que me ayudaran a hacer realidad mi sueños, consejos que me dieran claridad en cómo hacer tantas cosas y lograr objetivos.

Me obsesionaba con los sueños. Me decían que baje a la tierra pero yo me negaba a pensar que la vida era sólo eso, la cotidianidad de mi día a día.

Al final conseguí hacer realidad casi todos los sueños que tenía entonces. (ahora tengo otros). Tal vez por eso, ahora ayudo a muchas personas a hacer realidad los propios.

Me obsesionaba con los sueños. Me decían que baje a la tierra pero yo me negaba a pensar que la vida era sólo eso, la cotidianidad de mi día a día.

Aunque no puedo dar a nadie una receta infalible que resulte para todas las personas, sí que me voy a animar a compartir algunos trucos que me funcionaron a mí, (y a gente como yo) a hacer realidad sus sueños, ideas o proyectos.

Como ya lo mencioné un poco más arriba, a mí siempre me ha funcionado inspirarme con las historias y los ejemplos de los demás. Esto no quiere decir que yo no tenga vida propia, o que necesite sí o sí fijarme en vidas ajenas.

Pero aprender de las historias y de los ejemplos es una manera fácil y rápida de observar el entorno, analizar qué salió mal y que no, probar con lo efectivo y pensar posibles soluciones para el resto.

  • El primer paso es definir qué es éxito para mí y mi proyecto. Bien conciso, con gráficas o dibujos, con frases, como te salga, pero hazlo de una manera que lo puedas ver. Define cómo es, para qué lo quieres y ¡muy importante! cuál es el indicador de tu éxito.
  • En segundo lugar, pon en valor a ese éxito. Qué pasaría si no lo consiguieras, qué es lo peor que puede pasar, y qué es lo mejor. (esto te ayudará a despejar miedos sin fundamentos a la vez que mantener la motivación para continuar)
  • Ya claro con lo anterior, ahora sí, investiga cómo lo hacen otros, qué les funciona, cómo lo estructuran, que les hace tener éxito, ganar dinero, conseguir sus metas o resultados.

Ahora te pongo ejemplos de mi propia experiencia:

Mis sueño siempre ha sido viajar por el mundo, vivir en otros países, estudiar en Europa, tener amigos de todas partes del mundo.

Cuando yo soñaba con esto, tenía apenas 12 años.

Lo mejor que me pasó en la vida respecto a este sueño, fue tener un abuelo que me conocía muy bien, y recabó para mí un montón de libracos de contaduría que rescató de una mudanza que hizo de una oficina donde trabajaba.

Esos libracos me dieron la oportunidad de imaginar que tenía mi propia oficina y me sirvieron por años para escribir mis sueños, ideas y proyectos de forma libre y con suficiente espacio visual para hacer esquemas, rayar y mapear todas las ideas de mi mente y de mi entorno en una hoja bien grande. Estos libracos, que aún hoy están en la casa de mi madre, se convirtieron en mis primeros “Journal”. Una técnica más antigua que las habichuelas, vamos.

Foto de Jess Bailey Designs en Pexels

Parece una tontería, pero tal vez si alguien me hubiera comprado un cuaderno normal, no hubiera resultado igual, porque esos libracos tenían la suficiente carga emocional que me conectaban con el cariño y la confianza de mi abuelo, y era lo que me sostenía a lo largo de varios años en los que escribí y visualicé con confianza la realización de mi sueños.

Pero no fue hasta que llegué a la Universidad que tuve conciencia de que tenía que ponerme en serio con los sueños, y pasar a convertirlos en proyectos para hacerlos realidad.

Después de mucho leer, probar, aprender y sobre todo EQUIVOCARME, conseguí dar con un método que me sirvió para cada cosa.

Te voy a compartir uno de los más simples y fáciles para que si te sirve lo experimentes con tus propios sueños

Vamos a ello.

1. Aprópiate del lugar donde estas AHORA. Una cosa importante que al principio yo misma no tuve en cuenta, es conocer muy bien tu situación actual, el lugar donde te encuentras y mapear perfectamente el territorio de tu existencia. Lo digo en sentido amplio. Por ejemplo: respecto a mi sueño de querer cambiar de país de residencia, muchas veces me perdía viendo hacia el futuro, a dónde quería ir, sin darme cuenta de los recursos que tenía a dos cuadras de casa.

2. Aclara lo que quieres. Un sueño es una serie de impulsos psicofísicos que por lo general tienen su correlato en necesidades o demandas internas insastifechas. El sueño es el motor, pero no se hacen realidad si no los traes a tierra. O en mi caso, al papel.

Diseña tu sueño, Escribe y dibuja bien lo que quieres bien concreto para poder visualizar ese sueño en pasos concretos que tienes que dar

No tiene que ser un gran escrito ni un gran dibujo, los mejores sueños son los que se escriben sin pensar, si no, recuerda mi historia de los libracos de mi abuelo.

3. Créelo. Esto es muy poderoso. Cuando soñamos, nos permitimos volar la imaginación, total, son sueños. Pero cuando pasamos a la acción y creamos un diseño, un documento o un esquema visual, entonces es cuando nos empezamos a poner pegas. Tenemos que creer que eso es posible. Creer, que si somos capaces de imaginarlo, somos capaces de hacerlo. De hecho esta fue una de las frases cabeceras que usé en mi cuaderno desde entonces, y que la hizo famosa, según dicen, Walt Disney.

Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo

4. Conviértete en eso. ¿Has oído eso de que si haces algo por más de 21 días se convierte en un hábito? Pues, con la misma lógica, si te crees algo por más de 21 días, se convierte en una creencia de verdad. WTF!!! Cintia te has vuelto loca. Amigo, funciona. Si no puedes creerte capaz de cunplir un sueño, pues actúa como si ya lo tuvieras. Juega. Mirate al espejo y dilo. Haz algunas cosas que se parezcan a la persona que YA tiene ese sueño. Por ejemplo, puedes ir a un evento donde no conozcas a nadie, y actuar como esa persona que lo ha conseguido: TÚ MISMO.

Pregúntate: Soy el tipo de persona o me veo siendo ese tipo de persona que ha conseguido este sueño? Si tu respuesta es sí, adelante con esa visión. Si tu respuesta es NO, desecha el sueño o cambia tu visión.

5. Lets go. Aquí es cuando ya tienes el hábito. Entonces sólo te toca salir al ruedo, ser disciplinado, constante y sobre todo HUMANO. Vas a caer, la constancia no es en línea recta. Pero te aseguro que si has hecho todo los hacks anteriores, continuarás. Algunos lo harán antes, otros después, depende del tamaño de sus sueños.

Ya estamos en el baile, BAILEMOS?.

--

--

Diseño conversacional con Café + Experimentos + Productos Digitales. CEO de Appsworking.com / Fundadora @Bewomat y @MujeresenProducto

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Cintia Oliva

Cintia Oliva

Diseño conversacional con Café + Experimentos + Productos Digitales. CEO de Appsworking.com / Fundadora @Bewomat y @MujeresenProducto