Querida amiga…

Querida amiga mía,

Hemos pasado media vida juntas y, ¿qué decirte que no te haya dicho nunca? Siempre has estado a mi lado y sobretodo más en las malas que en las buenas. ‘’Gracias’’ a ti, he pasado los peores momentos de mi vida y has estado conmigo en todo momento.

¿Cómo sería sentir el pecho libre? ¿Sentirlo sin un constante aceleramiento cardíaco? ¿Cómo sería poder salir a la calle sin pensar en lo que me dices que las otras personas piensan de mí? ¿Cómo serían todos estos momentos si tú no hubieras estado?

Quiero que te vayas, aléjate. No vuelvas. Déjame vivir la vida que siempre he querido vivir, sin preocupaciones constantes, sin insomnio, sin nervios, sin pensamientos que me quiten la felicidad. Apareciste de la nada, y te has quedado atravesada en mi vida, para siempre.

A veces consigo que desaparezcas por un rato, pero siempre que llega alguien para estar conmigo, tú vienes también. No te he invitado, no quiero que vengas, ¿es tanto pedir? Por favor, déjame respirar. Necesito conocer a otra gente, no eres ni serás mi única compañera.

No me dejas hablar con otra gente, no me dejas ni estar con ella. Haces que me quede callada, y como siempre, no paras de hablarme sobre lo que ellos puedan pensar de mi. Llega un momento, en que la única voz que escucho, es la tuya, y hago lo posible por dejar de hacerlo, pero no puedo. Me puedes.

Usas todas mis inseguridades contra mi, y me obligas a quedarme encerrada en casa por días. Me persigues a todos lados. No me dejas hacer las cosas que quiero hacer, ni me dejas ser como quisiera ser.

Sé que mientes, pero no puedo dejar de escucharte.

Por la noche, al menos me dejas descansar, aunque sea una hora o dos, pero nunca te alejas de mí, siempre estás sentada a los pies de la cama, hablándome sobre cosas que no me hacen sentir bien. No me hagas pensar, no me quites el sueño.

He intentado presentarte a otra gente, pero ellos no te entienden y no entienden por qué razón soy tu amiga. Ellos tienen la suerte de no conocerte, y espero, que jamás lo hagan.

No me ayudas, y nunca lo vas a hacer, lo estropeas todo. Te odio.

Ahora te lo pido de corazón, Ansiedad, vete por favor.


Podéis encontrarme en :