Jóvenes que cuentan…

Historias de vida y conservación en el Pacífico colombiano

“Yan llegó al colegio, nos dijo que venían dos señoras, pero las señoras se quedaron en el camino, porque acá llegaron fueron dos compañeras, con las que aprendimos pero también jugamos y nos reímos mucho. En especial quiero resaltar eso, pero también que el taller sirvió para que los jóvenes de Villa Stella reflexionemos sobre la necesidad de empezar nosotros mismos a contar nuestras historias, porque la comunicación le sirve a uno para motivarse a indagar lo que pasa a nuestro alrededor y luego poderlo contar a otras personas”. Wasinton Carabalí

Wasinton y 15 jóvenes de la Vereda Villa Stella, un corregimiento del Bajo Calima, en el Pacífico colombiano recibieron la invitación para integrar el colectivo de comunicaciones del paisaje Pacífico Centro impulsado por la Fundación Mavi y el PNUD a través del Programa de Pequeñas Donaciones del GEF.

“Estamos fortaleciendo la capacidad de estos jovenes para apoyar sus organizaciones. Los jóvenes se están yendo del campo y la tecnología y la comunicación son herramientas para motivar su participación en la conservación de su territorio y en construir una mejor vida”, afirma Ana Beatriz Barona, coordinadora del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD).

Este es el primer taller del proceso de fortalecimiento de jóvenes comunicadores en el marco del PPD. Este colectivo esta conformado por jóvenes de la Vereda y otros que hacen parte “Jóvenes Unidos por el Bienestar del Calima- JUBCA”.

Para Nathalia Ramírez, participar en este proceso es toda una aventura , “el profesor Yan fue a la casa y me dijo que nos iban a dar un taller para aprender a contar lo que hacemos acá y también para aprender a editar videos, a mi me dio como pereza, pero igual decidí venir a ver qué.
Pensé: lo peor es que me pongan a escribir como en el colegio y pues si es así, no vuelvo ¿Y ya ven no?, hasta pedimos permiso para poder estar más tiempo acá. Me pareció importante aprender que la crónica es un… ¿qué? ¡ah! un género, sí, un genero del periodismo con el que uno puede expresar lo que realmente siente, lo que realmente piensa ¿me entiende? contar cómo ve uno su vereda, el medio ambiente y eso”.
“La verdad es que yo vine por el computador que nos iban a entregar, a mi me gusta la tecnología y quiero ser DJ, entonces me llamo la atención eso, pero me voy con otro aprendizaje y es que conocí, como les dije, todos estos problemas que tenemos con el medio ambiente y como dice el amigo si juntamos la tecnología, con todo eso que tenemos por contar y reclamar, sería muy bueno”, afirmó Yiliver Riascos, uno de los participantes más entusiastas del Grupo.

El PPD tiene como objetivo fortalecer la gestión ambiental comunitaria, mediante la financiación de proyectos que contribuyan a la conservación de la biodiversidad, el fortalecimiento de las capacidades locales y el mejoramiento de los modos de vida de la población local. Para lograrlo ve la comunicación para el cambio social como una forma de promover mejores conversaciones en el territorio y vincular a los jóvenes en espacios donde puedan decidir sobre su propio desarrollo.

“Trabajamos en varias zonas rurales de Colombia y creemos que para construir un mejor vivir necesitamos de la apropiación local del territorio y del reconocimiento de la capacidad de los jóvenes para construir su futuro y conservar sus recursos naturales, asi estas pequeñas donaciones se pueden convertir en grandes sueños”. Ana Beatriz Barona.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.