El concepto de producto, ¿mejorarlo o rehacerlo desde cero?

Derechos de imagen de mikemoir.com

Hay una diferencia importante entre mejorar lo que hay y rehacerlo. Mejorar es coger algo que ya tienes y cambiar alguno de sus aspectos para hacerlo más eficiente, más bonito o más útil. Rehacerlo es cortar de raíz y empezar de cero. ¿Cómo sabemos cuándo trabajar para mejorar algo y cuándo cortar por lo sano? Nosotros nos vimos en la tesitura de redefinir el concepto de producto hace poco tiempo y tuvimos que elegir entre mejorar un producto que nos había reportado beneficios durante años o hacer uno nuevo que renovara por completo lo que teníamos. Ésta es una decisión difícil que no debe tomarse a la ligera: hay puntos positivos y negativos que vale la pena tener en cuenta como el riesgo, la financiación, los recursos y, por supuesto, el planteamiento del proyecto. A continuación, te contamos la historia de cómo llegamos a decidir nuestro camino.

¿La idea hace al producto o el producto hace a la idea?

Lo tradicional es que la idea hace al producto, pero las cosas pueden cambiar. En nuestro caso, el producto vino antes que la idea. En 2012 teníamos un servicio de email marketing que nos había proporcionado ingresos durante años. Se llamaba Email Agent, y contábamos con un servicio técnico estupendo que era nuestra seña de identidad. Sin embargo, nuestra gallina de los huevos de oro se quedaba corta, cada vez había más necesidades que cubrir.

Analizamos la competencia buscando sus mejores características y los fallos más comunes. Vimos aspectos que cojeaban en sus plataformas, carencias tan importantes que no conseguimos localizar ninguna que tuviera todo lo necesario para ser “la herramienta definitiva”.

Y entonces se nos encendió la bombilla. Nos dimos cuenta de que todos se podían mejorar. “Este se puede mejorar, éste también, y éste también”, decíamos. Nos encontramos con que, el volumen de trabajo que nos esperaba si queríamos igualar esos nuevos estándares, era considerable. MUY considerable para tratarse de una mera actualización, así que empezamos a plantearnos hacer una de las mejores plataformas del mercado, partiendo desde cero. ¿En serio, nos la íbamos a jugar así?

Llegados a este punto, las preguntas eran: “¿Es viable actualizar la herramienta o hacemos una nueva?”, “¿Podremos actualizar a partir de ahora?” y “¿Qué podemos proporcionar?”

Derechos de imagen de iamwire.com

Objetivo: revolucionar el email marketing

Y como 6 años son muchos, y renovarse es bueno, decidimos lanzarnos a la piscina y hacer una nueva herramienta desde cero que tuviera todos los aspectos positivos de Email Agent, mejorara los de las herramientas de la competencia y, además, cubriera todos los puntos flacos que había en ese momento. Las ideas empezaban a fluir en nuestra cabeza y nos llegaba la inspiración, vimos que podíamos hacer algo mucho más grande que una mera herramienta de email marketing, y finalmente, nos pusimos a ello. Era un nuevo concepto de producto, una herramienta que llevaría al email marketing a un nivel inexplorado y el email pasaría de ser el elemento principal a ser un elemento más de un nuevo concepto de marketing: el marketing interactivo. Pero eso os lo contamos en otro post ;)

Así que, finalmente, optamos por rehacer el concepto de producto en vez de mejorar el que ya teníamos. Decidimos revolucionar el marketing, y hacerlo a lo grande. En 6 años habíamos aprendido mucho, y era hora de demostrar lo que sabíamos.

Por supuesto, tu situación será distinta y tendrás tus riesgos elijas la opción que elijas. No existe una opción perfecta, por lo que no te preocupes por arrepentirte luego. Elije con lo que te sientas más cómodo y creas que tiene más posibilidades de salir adelante después de un análisis exhaustivo, cree en tu producto, define muy bien el punto en el que estás y recomienza con paso firme desde ahí.

Si has llegado hasta aquí, puede que hayamos conseguido generarte interés en nuestra historia. Si es así, este es sólo el principio y puedes seguir nuestra evolución en nuestro siguiente post, donde te enseñaremos nuestros primeros mockups.

Si te ha gustado este artículo, haz click en “Recommend” y podrá llegar a más personas.

Y tú, ¿también has tenido que tomar esta decisión? ¿Cómo ha sido tu experiencia?