Edward Snowden: un fenómeno mundial en nombre de la libertad

¿Te ha ocurrido que sientes haber nacido para algo en la vida, un propósito especial y que nadie más a parte de ti puede hacerlo? Snowden nació para revelar una gran verdad al mundo y aunque su historia parezca producto de un guión hollywoodense, es tan real como lo es internet con todas sus ventajas y amenazas.

«No son los morteros los que acabarán con la guerra, serán los cerebros. Y estamos escasos de esos» Esa fue la bienvenida que recibió Edward Snowden en el campo de entrenamiento de inteligencia de la CIA por parte de su instructor en la película. La precisión de las palabras se puede dudar, pero la esencia de las mismas, de ninguna forma. Por eso, descubrir el mensaje que contiene la película Snowden se convierte en el pasaporte para entender que las precauciones necesarias al navegar en internet no son resultado de la paranoia sino de una decisión consciente del mundo actual que nos rodea.

En cierta ocasión Gabriel García Márquez dijo que en Colombia la realidad supera la ficción; pues, de esa misma forma esta película muestra una realidad que supera la ficción en cuanto a lo que es espionaje y vigilancia estatal, corroborando esa sensación que muchos tienen pero no se atreven a manifestar. La película, estrenada en 2016 y dirigida por Oliver Stone, trata acerca del ex-agente de la Agenca Central de Inteligencia-CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad-NSA, Edward Snowden, quien en el 2013 filtró información clasificada de esta última agencia a grandes medios de comunicación, poniendo en vilo la credibilidad de los Estados Unidos respecto al nivel de privacidad y libertad que le permite tener a sus ciudadanos y al mundo entero.

«Las verdaderas amenazas vendrán de virus informáticos» Esta mentalidad resume la justificación del gobierno estodounidense en la película para actuar a través de la NSA en todo el mundo y “pincharlo”. Además, el largometraje exhibe una escala que bien supera a un ciudadano del común, puesto que nos encontramos ante un sistema con tentáculos hasta en la sopa que argumentando actuar bajo la razón de seguridad, se atribuye el derecho de interferir, escuchar, ver y hurgar en llamadas, correos, chats de redes sociales e información que uno cree segura por ser “privada”. Si estás en internet puedes ser vigilado, perseguido y muy probablemente encontrado.

Finalmente, ¿qué pasó con Snowden luego de semejante suceso? El fenómeno fue mundial, tanto que en ruedas de debate para las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos fue un tema traído a colación. Sin intención de hacer spoiler, pues una invitación es a que te veas la película, puedo adelantar que el mismo protagonista al final habla de lo qué fue perder todo cuando salió de su país y llegó Rusia para encontar permiso y quedarse viviendo allí, existiendo orden de extradición en su contra.

Así que si tienes algún amigo que te dice paranoico o exagerada cuando le dices que en internet nos están vigilando, un día con crispetas en casa y con intenciones verdaderas de ver la película invitalo a ver Snowden y que ambos saquen sus propias conclusiones.