Cada fuente tiene un propósito

¿Cómo cambiar la fuente de una presentación?

Fidípides de Diseño No. 3

Es común que la compañía en la que trabajemos tenga una identidad como marca. Esta identidad se extiende a recursos como el diseño gráfico de las presentaciones, dentro del cuál se incluye la fuente usada.

Existe toda una teoría sobre que fuente usar. Estos conceptos se relacionan con la legibilidad, la clase de mensaje que se entrega, incluso en la sensación que queremos despertar en el público.

Para cambiar la fuente de una presentación, sólo se deben seguir estos pasos:

1. Buscar la fuente. Puede que la tengamos a nivel interno o que se pueda con libertad usar una alternativa dependiendo del mensaje. Una de las fuentes libres usada por una compañía de Software Libre (Red Hat) es Overpass: http://www.fontsquirrel.com/fonts/overpass

2. Generalmente las fuentes descargan en una carpeta comprimida .zip. Debemos descomprimir estas carpetas y hacer doble click en cada archivo que aparece allí con extensión .ttf. Cada uno de ellos abre un cuadro de dialogo y tanto en Windows como en Mac aparece un botón con el mensaje de “Instalar fuente”.

3. Se debe instalar cada uno de dichos archivos. Una vez instalados, si había alguna aplicación en la que queramos usar la fuente abierta, debemos cerrarla y volver a abrirla.

5. La fuente aparecerá en el menú de fuentes o bien, si ya había algo escrito con dicha estructura, se podrá visualizar correctamente.