A esta hora

Toda música,

a esta hora.

Todo sentir,

a esta hora.

Todo lo que suceda

entre el pecho y la espalda

es arrastrado por la sangre

ennegrecida

portadora de maldiciones

y enfermedades.

Toda luz,

todo humo,

toda agua
(turbia, cristalina),

toda partícula,

todo lo que hay afuera,

todo lo que hay dentro;

lo que importa,

lo que no.
Todo,

a esta hora,

es consumido

por la inmutabilidad de la noche,

por el frío hierro

y lo hueco del ladrillo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.