El mae y el cuidado de las prendas

La vida requiere cierto conocimiento básico — cocinar, lavar, planchar, cómo comprar frutas y verduras, cómo evitar las encuestas telefónicas… Todo se debe aprender ya sea para sobrevivir exitosamente como adulto o en caso de emergencia. Hoy vamos a dedicar tiempo a aprender cosas básicas acerca del cuidado de sus prendas, porque ya que usted está haciendo una inversión, es importante que esa inversión dure el mayor tiempo posible.

Tip # 1: Deshagase de los ganchos de alambre.

“Eh… Hola. Si, vea, aquí la cosa es que yo no me encargo de eso. De eso se encarga… otra persona.”

Si, entiendo. Eso es común, pero entonces es importante que usted sepa si esa otra persona lo está haciendo bien. Seguro que esa persona lo hace con las mejores intenciones (y hasta con mucho amor), pero tal vez no tenga el conocimiento necesario para saber que ciertas prácticas son un error que dañan la ropa. En ese caso, tiene varias opciones: se encarga usted, le explica como se hace o le dice “léase esto, porfa” — con mucho amor, también.

Nota editorial: El tema del cuidado de zapatos y tennis requiere un artículo por separado — coming soon.

Camisas de vestir:

  • Lavado: Lea las instrucciones de la etiqueta, pero normalmente no requieren dry-cleaning. Lávelas en casa, si es posible a mano, con especial cuidado al cuello, botones, puños y axilas. Evite la secadora.
  • Aplanchado: Sí, con especial cuidado al cuello.
  • Almacenamiento: Cuélguelas en un gancho con la suficiente longitud para que no se marquen las puntas a la mitad de los hombros. Abotone mínimo tres botones: el del cuello, el que le sigue inmediatamente y un botón intermedio.

Camisas casuales:

  • Lavado: Sí, cada vez que se ensucien, por favor.
  • Aplanchado: Sí, cuidando el cuello. No le haga quiebre a las mangas.
  • Almacenamiento: Igual que las de vestir, colgadas en gancho largo y abotonando mínimo tres botones. No olvide el del cuello, el más importante.

Pantalones de vestir / Pantalones de traje:

  • Lavado: Si no tiene manchas, puede usar un cepillo para ropa para quitar la suciedad superficial (polvo, pelusa, etc.). Si hay manchas, llévelos al dry-cleaning.
  • Aplanchado: Sí, con quiebre.
  • Almacenamiento: Colgados. Idealmente, prensados desde el ruedo para cuidar la caída. Segunda opción, colgado al centro, clásico.

Pantalones casuales:

  • Lavado: Sí, cada vez que se ensucien. Los chinos de colores mantienen el color por más tiempo si los lava al revés.
  • Aplanchado: Sí, sin quiebre.
  • Almacenamiento: Colgado al centro, clásico.

Blazers / Sacos Deportivos / Sacos de traje:

  • Lavado: Si no tiene manchas, puede usar un cepillo para ropa para quitar la suciedad superficial. Si hay manchas, dry-cleaning.
  • Aplanchado: Sí, con plancha de vapor.
  • Almacenamiento: Colgados en un gancho largo de hombreras anchas para conservar la forma. Invierta en bolsas para sacos para protegerlos del polvo.

Jeans:

  • Lavado: Sí, cada vez que lo requieran. Al revés, con agua fría, preferiblemente.
  • Aplanchado: Si es necesario. Si decide que sí, no les haga quiebre ni les marque el ruedo.
  • Almacenamiento: ¿Son sus jeans “de vestir”? Colgados al centro. ¿Son sus jeans de diario? Puede doblarlos o colgarlos o arrollarlos o hacerlos un nudo. Ya, hablando en serio, guardarlos arrollados puede ahorrarle espacio.

Bermudas:

  • Lavado: Si está sucia, lávela.
  • Aplanchado: Si es necesario, sin quiebre, por favor.
  • Almacenamiento: Dobladas.
Nada de quiebres en la bermudas a menos que quiera rodillas picudas

Sweaters / Cardigans:

  • Lavado: Lea las instrucciones de la etiqueta porque dependiendo del material puede ser que requieran dry-cleaning o no los pueda poner en la secadora. Si los puede lavar en casa, hágalo a mano y no los cuelgue para secar. Se deben secar planos para que no se marquen ni pierdan la forma.
  • Aplanchado: Plancha casi fría.
  • Almacenamiento: Doblados.

Camisetas / Polos:

  • Lavado: Como decía una de mis camisetas favoritas, “Wash this when dirty”. No se complique y lávelas cuando se ensucien. Importante: la lavadora puede destruir el cuello de una polo. Lávela a mano o use el ciclo para ropa delicada.
  • Aplanchado: Sí, sin quiebre en las mangas.
  • Almacenamiento: Dobladas. Las camisetas pueden perder su forma si se almacenan colgadas.

Corbatas:

  • Lavado: Llévelas al dry-cleaning. En serio. No es opcional. El departamento de edición tiene una historia muy trágica que tiene que ver con una corbata que prestamos y lavaron y plancharon en casa y la devolvieron en un estado… *suspiro profundo de resignación* No puedo seguir, es demasiado triste, la verdad.
  • Aplanchado: En serio, déjele eso a los del dry-cleaning.
  • Almacenamiento: Invierta en un “rack” para corbatas para conservar la “caída” y la forma.

Calcetines:

  • Lavado: ¡Por favor! A mano.
  • Aplanchado: Mejor no.
  • Almacenamiento: No los anude porque los estira. Hágalos un rollito o dóblelos planos.

Cinturones:

  • Lavado: No, pero límpielos e invierta en un humectante para cuero. Es mágico.
  • Aplanchado: El departamento de edición dice que no, pero ¿quiénes somos nosotros para frenar sus experimentos?
  • Almacenamiento: Colgando verticalmente desde la hebilla. Venden racks para cinturones. Esto ayuda a que conserven la forma y estén ventilados.

Pro-tips adicionales:

  • Los mejores ganchos son los de madera de hombrera ancha.
  • La secadora puede encoger sus prendas. Úsela con precaución.
  • El dry-cleaning utiliza químicos fuertes que pueden dañar el tono de sus prendas, así que es mejor utilizarlo lo menos posible. Envíe sus prendas solo cuando sea realmente necesario, y si no están sucias y solo requieren planchado de vapor, especifíquelo.
  • Recuerde retirar los punteros del cuello de sus camisas de vestir antes de lavarlas. Recuerde almacenar sus punteros por aparte y no en las camisas.
  • Por más “normal” o común que sea una prenda, revise la etiqueta de instrucciones de lavado para evitar sorpresas. Hasta la camiseta más sencilla puede desteñir en la primera lavada.
  • Invierta en un cepillo para ropa. Es una salvada.
  • La ropa negra o azul oscuro no debería ser secada en secadora ni expuesta directamente al sol. Se recomienda secarla a la sombra para mantener el color.

Antes de cerrar la nota, el departamento de edición quiere agradecerle a la experta que corroboró la investigación para la nota de hoy: la mamá de la editora. ¡Gracias, ma! Si usted tiene preguntas para la mamá de la editora, dudas existenciales, consultas generales, comentarios o sugerencias, ¡Cultívese, mae! está en Facebook ¬¬, Twitter, Instagram y también nos puede contactar por los comentarios de abajo. Dice mami que por favor inviertan en un buen detergente líquido para prendas delicadas. ‘Chas gracias.