Como ser Freelance y no morir (de hambre) en el proceso

Antes que nada, un poco de historia. La palabra freelance, por si alguien no lo sabe, se usaba para designar a los mercenarios medievales que prestaban sus servicios a cambio de un salario, es decir, prestaban sus servicios de lanceros, (de ahí el termino freelance, lancero libre) y una vez que terminaba la batalla ya no había compromiso de seguir luchando por aquel rey o noble que los había contratado.

Hoy en día, la acepción se ha ampliado y modernizado, aunque creo que la esencia sigue siendo la misma. En la actualidad el término es utilizado para referirse al trabajador autónomo, es decir, a aquel que trabaja para terceros y por proyecto, sin que ello signifique entrar en una nomina.

Pero en sí, que es lo que hace esto de ser freelance tan increíble (y por lo cual muchos optan por este estilo de vida), pues bien, entre otras cosas por que marca la pauta para ser tu propio jefe, establecer tus propios horarios, elegir en que proyectos quieres trabajar, y con algo de perseverancia y paciencia, hasta tener un mejor salario. Sin embargo, el proceso para conseguir todo lo anterior no es sencillo, no es rápido, y de inicio, tampoco es divertido. De hecho, es un tanto complicado, exige disciplina, paciencia, dedicación, y mucho profesionalismo, y si no haces las cosas con cuidado, puedes terminar bastante mal (y quebrado), por ello, te presento una pequeña guía de supervivencia para ser freelance, basada en mi experiencia personal y en la de otros colegas:

1.- GANA EXPERIENCIA, APRENDE TRUCOS Y HAS CONTACTOS PRIMERO

Mi primer consejo para ser freelance y vivir para contarlo, sería: NO LO SEAS. Por lo menos no hasta ganar un poco de experiencia dentro de alguna empresa, además, ten en cuenta que la creatividad es una habilidad cuyo desarrollo exige retroalimentación, y la mejor forma de obtener esto, es trabajando codo a codo con otros colegas, o a la larga te hará un mejor fotógrafo y un mejor freelance también, sin mencionar que te permitirá formar un red de contactos y proveedores que una vez que seas freelance, es un hecho que vas a necesitar (por cierto, las empresas no son los únicos lugares donde puedes hacer contactos, en conferencias y cursos también). OJO: con esto tampoco estoy sugiriendo que no tomes proyectos independientes o que no vayas formando una cartera de clientes, que de hecho, esto sería me siguiente consejo

Tip: La creatividad es una habilidad cuyo desarrollo exige retroalimentación, y la mejor forma de obtener esto, es trabajando codo a codo con otros colegas

2.- CONSIGUE CLIENTES

No te esperes a ser Freelance para empezar a buscar clientes. Uno de los peores errores que cometí, fue precisamente, creer que una vez que fuera freelance, tendría una fila de clientes haciendo fila para que los atendiera.

Esto implicara una carga de trabajo extra, y que tengas que sacrificar mucho de tu tiempo libre, pero créeme valdrá mucho la pena por que no tendrás que empezar desde cero una vez que seas frelance.

3.- HAZ UN COLCHÓN (entre mas gordito mejor)

En este aspecto es en el que muchos fallan y abandonan su libertad por la falsa ilusión de la seguridad, de hecho, permíteme compartir contigo un pequeño dato estadístico: 8 de cada 10 nuevas empresas que aperturan en México, fracasan en menos del primer año, y esto no se debe a falta de ímpetu o calidad, SI NO DE DINERO.

Una empresa (aún cuando sea de una sola persona) le toma cuando menos de 6 a 12 meses posicionarse en el mercado y empezar a ser rentable, y sin embargo desde el primer día empieza a generar gastos y egresos, por ello, hazte de una vez a la idea de que al principio las cosas serán más difíciles (más si no sigues el consejo anterior), dejaras de ganar un salario constante ( y “seguro”), y sin embargo seguirás teniendo algunos gastos (como comer por ejemplo). Mi consejo es pues que te prepares para la temporada de vacas flacas, haz un colchón que te permita sobrevivir cuando menos durante los primeros 6 meses de tu etapa como freelance.

4.- APOYATE EN AMIGOS Y COLEGAS

Lo siguiente en la lista es que te tragues tu orgullo y le pidas a familiares y amigos que te promocionen y que te ayuden a conseguir clientes nuevos, y en el caso de tus colegas, pideles que te pasen proyectos y ofrécete a ayudarles. Si haces bien las cosas, esto solo será temporal, después, tus clientes actuales, serán los que se encarguen de promoverte y conseguirte nuevos clientes.

5.- SE UN PROFESIONAL. EN SERIO, SE UN PROFESIONAL EN SERIO

Este es el consejo mas importante, y el que más debes atender: Se un profesional, en toda la extensión de la palabra, entrega a tiempo y entrégalo bien. Por favor, no subestimes esto último, ten en cuenta la naturaleza de nuestra profesión, prestamos servicios. Por si faltaste a la clase de mercadotecnia, los servicios, a diferencia de los productos son un bien intangible cuya adquisición o mejor dicho, contratación , no se da tan fácilmente.

Para adquirir un producto, un cliente potencial lo examina, lo mira, y si se puede hasta lo prueba, y solo después de este examen preliminar basado en una percepción real, decide comprarlo, con un servicio no ocurre lo mismo; ¿como puedes hacer una evaluación preliminar del servicio que te presta un medico o un contador? . No puedes, solo hasta después de haber recibido el servicio, es por ello que en la gran mayoría de los casos, la contratación de un servicio no suele darse tan rápido, y por lo general, debe haber una especie de testimonio (recomendación) que permita al cliente potencial sentir cierta seguridad para contratar al servicio.

En resumen los profesionistas que prestan servicios como nosotros, suelen conseguir nuevos clientes por la recomendación de los clientes actuales, así que la próxima vez que pienses en dar un mal servicio, piénsalo dos veces, puedes estar perdiendo a mas de un cliente por tu negligencia (y falta de profesionalismo). Estadísticamente, un cliente satisfecho te recomienda cuando menos unas 3 veces al año, lo cual puede significar 3 clientes más al año, y por si esto no te parece suficiente para convencerte, déjame compartirte otro dato estadístico interesante, un cliente insatisfecho puede hablar mal de ti de por vida.

Tip: “ Recuerda : Ser profesional no es tener un título. Ser PROFESIONAL, es saber lo que estás haciendo y hacerlo bien”
 
 Tip: Ser profesional, también implica que te mantengas actualizado y continuamente aprendiendo cosas nuevas, por cierto, si quieres aprender más sobre fotografía, aquí encontrarás los mejores cursos de fotografía.

Bueno por hoy es todo, la próxima semana continuo con la segunda parte de esta pequeña lista de supervivencia freelance. Hasta la próxima y por favor no olvides comentar y si tienes algún otro tip de utilidad por favor compártelo en la sección de comentarios.

Hasta luego y felices disparos

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.