ALL WE NEED IS BLOOD

Existe una frase que dice por ahí: “nos ganamos la vida con lo que recibimos, pero hacemos la vida con lo que damos”.

¿Hacer la vida con lo que doy?¿Es esto posible?

Es por ello, que un buen día, entre charlas y reuniones, varias personas coincidimos en hacer realidad esta frase de Jhon Maxwell.

Comenzamos como un grupo de amistad inquieto que deseaba hacer una revolución que cambiaría de a poco nuestro entorno con una finalidad, dar vida; es así, como nació Donadores Compulsivos.

Vimos la necesidad de donar sangre como un acto voluntario y libre que puede llegar a salvar 3 vidas.

En México, el porcentaje de donadores altruistas es del 3% y el resto de las donaciones se les llama por reposición o familiares.

Conscientes de que nuestro país es el prototipo de donación familiar y no altruista, creímos firmemente en el poder de la sociedad organizada; y sobretodo, en la suma de esfuerzos e individuales que poco a poco hacen la diferencia para fortalecer la cultura de la colaboración, solidaridad y la responsabilidad social.

El principal requisito para donar sangre es la voluntad de querer realizar un acto desinteresado y solidario.

No obstante, existe una serie de condiciones, exigidas por ley:

Haciendo alusión aquella canción de amor emblemática de los Beatles: “All we need is love” que ha sido fuente de inspiración de manera positiva a nivel mundial; el 26 de julio, Donadores compulsivos puso en marcha la campaña mensual de donación de sangre denominada:

Se obtuvo una participación activa de mujeres y hombres de diferentes edades que acudieron a temprana hora a donar al banco de sangre para salvar vidas.

Desde 2015, Donadores compulsivos ha realizado jornadas de promoción y donación de sangre, logrando captar la participación de 882 donadores compulsivos que han donado activamente en Colima, Puebla e Irapuato.

Como parte de la extensión de la cobertura de nuestra labor y el cumplimiento de nuestras metas, en todo momento emprendemos estrategias para incorporar a la ciudadanía, instituciones educativas, organismos sociales, empresas y dependencias de los tres niveles de gobierno, a fin de que aquellas personas que estén en condiciones de donar, lo hagan de manera programas en las diferentes campañas que cada mes llevamos a cabo en coordinación con la Secretaria de Salud y Bienestar del gobierno del Estado.