Lo que aprendí del 2015….

Voy a incluirme en esa manada de personas, que al final de cada año (o al comienzo), empiezan a hacer su evaluación personal, de lo que le dejo un año y de lo que espera del próximo, espero no volverme cansón, pero, que añito este 2015!!

Todo un año en Cali ya, ciudad donde viví cuando era pequeño por allá en el 93, y de nuevo me recibe con hospitalidad y brindándome ahora un empleo en una empresa grande, y estoy bien.


Aprendí del 2015 que, para tomar decisiones importantes, se debe pensar mucho, muchísimo en las consecuencias, por ejemplo, si se desea invertir en estudio, y más aun si esto implica endeudarse, lección aprendida creo yo. Sigo pensando que el estudio es la mejor inversión que puede hacerse (luego es viajar), pero se deben evaluar bien las opciones.

Aprendí que así uno conduzca con cuidado, a baja velocidad, respetando las señales de tránsito y con el vehículo en óptimas condiciones, siempre, siempre habrá alguien que no cumpla con esto y ocasionará un accidente, por esto es que siempre se debe conducir a la defensiva, es decir, adelantándose a lo que la otra persona va a hacer. Mi pulgar derecho puede dar fe de lo que digo.

Y asi… un mes con la mano inmovil..

También me di cuenta de lo importante que es tener un seguro, tanto medico como contra accidentes. No había tenido que recurrir a la medicina prepagada, menos a una póliza medica, sin embargo, pienso que en estos temas es como con la visa, es mejor tenerla que no tenerla, así uno no la use. Estos seguros me ahorraron más de un dolor de cabeza (No soy vendedor de seguros por si acaso). Pero en este año me di cuenta que, si uno tiene un vehículo, debería pensar seriamente en estar asegurado.

Ah, bueno, también hay que invertir en buena ropa para protegerse, una chaqueta, botas, guantes, y protección de la moto, deslizadores, etc etc. Si, podrán decir que que miedo andar en moto, pero, creo que en cualquier medio de transporte uno debería tener sus cuidados.


También aprendí, no tan agradablemente, que la gente cambia, (me incluyo), que las personas reaccionan de manera diferente en épocas diferentes, y que para poder tener una relación de cualquier tipo, amistad, sentimental hasta laboral, se debe evaluar bien cuáles son los propios límites, hasta donde puedo comprometerme sin quedar mal, en cualquier ámbito, y hasta donde se debe permitir también, que a uno le pasen o le hagan cierto tipo de cosas.
A veces, el alejarse es necesario, para tener una perspectiva diferente. Y para que después de un tiempo, uno tenga algo nuevo y bueno que ofrecer… sobretodo bueno.

Tuve que comprobar nuevamente este año, que el saber otro idioma marca la diferencia y puede llegar a ser tan importante como un título de pregrado.

Que el estar cerca a la familia es un punto a favor, pero recurriendo a frases de semana santa, ni tan cerca que queme al santo, ni tan lejos que no lo alumbre, conservar la independencia es lo más óptimo, sin descuidar a sus seres queridos.
En el 2015, pude ver desde otra perspectiva, que uno gasta tiempo (por no decir pierde), en personas que en realidad no aportan. Las tusas no son eternas, y después de un tiempo, uno se ríe de eso y de lo bobo que pudo haber sido. Asimismo, que se llega a ser muy ingrato con las personas que en el camino, lo ayudan a uno recuperarse y a sobrellevar ciertas situaciones.
Y al final… llega alguien que lo saca de la monotonía.


Llega el momento inevitable en el cual, así uno no lo quiera, empieza a planear qué quiere hacer en el nuevo año, al menos en el inicio, así uno sepa que, como en el gimnasio, lo deje tirado! Veo cómo debo salir de la zona de confort, que es importante leer, y que si uno no se exige a sí mismo, nadie más lo hará y se lo llevaran por delante ya sean las situaciones o peor, las personas. Estudiar inglés, no regrets, tener un plan de ahorro, bajarle al trago (si, como no!), pero si dejar el sendentarismo.

Llegarán los conciertos que quisiera ver… Rolling Stones y Coldplay… asi que a ahorrar después de los conciertos jejee.

Viajar, si, viajar debe ser uno de los puntos, en mi opinión, el viajar es muy importante, necesito viajar definitivamente.

Oir mucha música, mucha, ampliar el conocimiento musical, vital!

Y bueno, muchas cosas, aun sabiendo que después del primer mes, volveremos a lo mismo.

(Prometo escribir mas seguido).

En familia.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.