Binario

Alguien me preguntó si tenía miedo de la muerte.
No, me preguntó si me sentía viejo.
Porque estuvimos en una fiesta con gente de 15 años, diez años menos que nosotros,
osea, nosotros diez años después que ellos, nacidos diez años antes y, en plan, nosotros tenemos veinticinco.

Y entonces yo respondí:
¿Qué respondí? Ah, dije que no, que ahora me sentía más vivo, más despierto. Más real.
Ahora que entiendo un poco más la realidad,
que fluye a través de mí,
pienso que soy un esclavo del tiempo.
Un mensajero escapado desde el futuro.
Si usted tiene orejas, entonces escuche.
Míreme a los ojos,

y escuche lo que ondea fuera de ellos.

El presente pelea conmigo.
Me bloquea, me enloquece.
Me hace pensar.
Habita en él mi pensamiento.
Infinito.
Luminoso.
Binario.