Terapia de parejas: una solución efectiva

Es cierto que hay muchos factores que pueden fracturar una relación y entre ellos los más populares son la falta de comunicación, la rutina y algunos temores. Afortunadamente existen métodos que pueden ayudar a rescatar un matrimonio en peligro y una de las mejores opciones es recurrir a alguna terapia de parejas, algo cada vez más popular gracias a que una buena terapia puede ayudar a recuperar la confianza y la sensación de comodidad entre los afectados y hasta podría ayudarles a salvar la relación.

Terapia de parejas, tarea para dos

El primer paso es aceptar que hay cosas que mejorar en la relación ya que algo está fallando y los hace sentir incómodos. Todo lo que esté relacionado a la terapia de parejas debe ser algo que ambos hagan de manera voluntaria, ya que es necesario que cada parte haga su máximo esfuerzo de la mano de un especialista para obtener los mejores resultados y por eso es muy importante que los dos estén dispuestos a trabajar para solucionar la situación, así como están coordinados para comprar juntos en su tienda outlet  favorita, ambos deben tener la disposición para ir juntos a terapia.

Una vez que ambas partes están de acuerdo para cooperar, es momento de iniciar la búsqueda del mejor especialista que se adapte a las necesidades de la pareja aunque como sea lo mejor es considerar al especialista como una ayuda. No podemos esperar que el psicoterapeuta haga todo el trabajo ni sea la salvación ya que un tercero definitivamente no puede ayudar si la pareja no está dispuesta abiertamente a colaborar para resolver el problema. Los problemas de pareja se resuelven en conjunto. Es una tarea ardua, no es tan emocionante como recibir unos cupones colombia de descuento o pasar vacaciones en hoteles en margarita, pero el esfuerzo vale la pena si de verdad se desea recuperar la armonía en pareja.

Soluciones efectivas

Muchísimos psicoterapeutas aseguran que los problemas de pareja se deben a la falta de comunicación o a una comunicación negativa que genera un reclamo constante entre las partes y propicia un espacio hostil, que podría llegar a ser violento. Para evitar problemas mayores es necesario atacar cualquier inconveniente antes de que se salga de las manos, así que acudir a terapia es más que un deber una emergencia.

Lo primero que intenta la terapia de parejas es fomentar la comunicación positiva, basada en el respeto de la personalidad y el espacio de cada uno. Para ayudar a la empatía siempre se recomienda pasar tiempo a solas, lejos del estrés cotidiano y las responsabilidades laborales, así que unas vacaciones en pro de la relación podrían ser una buena opción. Durante el tiempo a solas puede fortalecerse cualquier vínculo mientras cada quien se puede dedicar a recordar qué fue lo que le enamoró de la otra persona.

Hay quienes recomiendan hacer actividades que requieran trabajo en equipo, como yoga en pareja, acroyoga y cualquier otra cosa que ponga a ambos en una posición de compromiso y confianza. Acudir a talleres de pintura, de escultura o de cualquier otro tipo de expresión artística puede ayudar mucho ya que al compartir experiencias gratificantes es más posible retomar el equilibrio.

Después de la tormenta viene la armonía

Una vez que la relación se fortalece de nuevo es muy importante no echarlo todo por la borda. Es necesario que cada quien siga realizando un esfuerzo constante por respetar y admirar a la pareja con todas sus virtudes y sus defectos.

Para mantener viva la chispa también es recomendable seguir realizando actividades en pareja, como viajar o hasta tomarse fotos juntos disfrutando del amor, y si pensamos en algo como fotos de novios caracas ofrece una gran lista de fotógrafos especialistas en retratar los mejores momentos de la pareja, esto definitivamente sería un bonito detalle para dejar atrás el mal trago y enfocarse en lo hermoso que es el paisaje después de la tormenta.

Que el amor se apodere de nuevo de todo, porque el amor es lo único que puede salvar a cualquiera.