Mini LYS, un espacio para los más pequeños

El proyecto del anfiteatro permite a los padres disfrutar del ocio

En enero de 2016 el Cine LYS de Valencia empezó un proyecto pensado tanto para padres como para hijos. Su nombre es “Mini LYS” porque allí los más pequeños podrán viajar, soñar y divertirse junto a sus nuevos “mini-amigos”. Los padres, a su vez, podrán vivir momentos únicos e inolvidables disfrutando de sus películas favoritas.

“Mini Lys” primera ludoteca para niños situada en los Cines Lys del centro de Valencia | Daniela López

Tener un hijo conlleva una serie de responsabilidades. Los padres deciden dejar ciertos hobbies de lado para centrarse en el crecimiento y la educación de sus pequeños. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo parece que la sociedad es cada vez más consciente de que tener descendientes no va reñido con dejar de disfrutar del ocio. El cine LYS de Valencia ha creado un establecimiento donde, tanto padres como hijos, podrán disfrutar de una tarde entretenida, aunque lo hagan por separado.

Se trata de una ludoteca donde los adultos podrán dejar a sus hijos, mientras ellos se distraen viendo una película que no sea de animación. Los niños al mismo tiempo podrán recrearse en una zona de actividades totalmente controlada por educadores titulados, donde desarrollarán diversos conocimientos que les ayudará a crear una independencia que será necesaria para su crecimiento.

Los padres siempre han demandado lugares donde poder dejar a sus retoños con plena tranquilidad mientras ellos realizan actividades, compras y demás actividades. Por ello, cada vez se crean más emplazamientos de este tipo. Por ejemplo: zonas de juegos en los centros comerciales, recreativos en algunos restaurantes, guarderías en supermercados y ahora también en cines.

José Manuel Dueñas, coordinador del Mini Lys, refleja: “En este lugar los niños podrán dejar volar su imaginación”.

Cine LYS de Valencia empezó su proyecto “Mini LYS” a inicios del 2016. Se trata de un salón de juegos diseñado por Coper & Porter para que los más “peques” que midan entre 85 y 125 cm se lo pasen bien, mientras los padres pueden disfrutar de un momento a solas. “En este lugar los niños podrán dejar volar su imaginación. Realizarán todo tipo de manualidades, verán películas de estreno y harán talleres temáticos relacionados con las mismas. Nuestras instalaciones están adecuadas a cualquier tipo de actividad que ellos quieran realizar”, según informa José Manuel Dueñas coordinador del Mini Lys.

Esther Franco, pedagoga terapéutica, señala: “Estos lugares pueden simbolizar para los niños un pequeño espacio en el que disfruten y jueguen con total libertad”.

El coste de este servicio ronda los tres euros y está abierto sábados, domingos y festivos del mes. Su objetivo es cubrir la demanda de los padres que necesitan evadirse de la rutina y tener un tiempo para ellos mismos. Muchos pueden ver este tipo de áreas como una forma de “quitarse a los niños de encima”. La pedagoga terapéutica y docente, Ester Franco Martínez, opina que “estos lugares pueden simbolizar para los niños un pequeño espacio en los que disfruten y jueguen con total libertad”. Desde una perspectiva psicológica, el juego es la base fundamental del desarrollo infantil, ya que potencia la comunicación interpersonal, es decir, el conocimiento de sí mismo, y la personal a nivel social, además de la reciprocidad emocional y la atención compartida. La terapeuta añade: “Los niños están concebidos por naturaleza para jugar y explorar por su cuenta, necesitan libertad para desarrollarse”.

¿INDEPENDENCIA PARA PADRES O PARA HIJOS?

Esther Franco considera que “ no se trata de una cuestión exclusiva del mayor disfrute del tiempo libre de los padres, sino que lo importante es que los niños puedan tener lugares para ellos mientras los adultos realizan sus tareas”. Es recomendable la existencia de este tipo de establecimientos para evitar la dependencia que crean los padres con sus pequeños y viceversa. Una vez nacen los hijos, los adultos olvidan que necesitan desarrollar su vida con normalidad y crean un vínculo muy fuerte de sobreprotección con sus descendientes, impidiéndoles tomar sus propias decisiones. Por esta razón, la pedagoga Martínez admite que estas ludotecas permiten, por un lado, dejar cierto espacio a los padres para desarrollar sus intereses, aficiones, gustos y en definitiva su propio ocio; y por otro lado, hace que los niños no se sientan obligados a realizar tareas o disfrutar del ocio de sus padres, cosa que a lo mejor no desean. La docente destaca: “Ambas partes disfrutan de su tiempo libre adaptado a sus necesidades”.

“Espero que el resto de cines tengan aspiraciones como ésta, donde tanto padres como hijos podamos divertirnos con tranquilidad, seguridad y sobre todo responsabilidad” , comenta la blogger Estela Torrijos.

Muchas madres se han animado a probar con entusiasmo este proyecto. Una de ellas es la bloggera y Youtuber de moda infantil y ocio familiar “¡Mamá, ven y verás!”, Estela Torrijos, quien considera que una “guardería” en los cines es una “excelente iniciativa” que ayudará a los padres de familia a tener mayor tiempo para sí mismos. Torrijos admite que es un apunte muy positivo pero como todo, nada es perfecto. Y es que a la bloggera no le parece adecuado el límite de estatura que establecen. Pues en el caso de tener dos o más hijos, si uno de ellos superara la medida permitida, éste no podría entrar. Con lo cual “Mini LYS” perdería el sentido.

A pesar de esta pequeña traba, Estela Torrijos anima a todas las familias a que prueben este pequeño espacio donde todos quedarán satisfechos. Además, la Youtuber añadió: “Espero que el resto de cines tengan aspiraciones como ésta, donde tanto padres como hijos podamos divertirnos con tranquilidad, seguridad y sobre todo responsabilidad”.

Like what you read? Give Daniela López Obando a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.