Mientras ignoras a todos

Intentando adaptarme volví a fallar. Me comienzo a fastidiar de todos otra vez, noté que son aburridos y los maquillé con mi realidad. Juegas contigo y te haces creer que todo será diferente esta vez, no queda otra que mirarte al espejo y dejar que tu ego se burle de ti y exhiba al imbécil que eres, te dirás “te lo dije” con una sonrisa nerviosa y patética. Piensa, eres lo que eres, cambiarte es un intento absurdo, si tu no puedes, nadie lo hará por ti.
¿Piensas seguir tendiendo la mano a cualquiera que te sonría y tenga ojos bonitos? Ellos viven su vida ajena a la tuya, solo eres parte del ambiente, un fondo para evitar un vacío visual, estás allí, eso no significa nada, no eres nadie.
Sigue siendo lo que eres, evita sentimientos que no quieres controlar, que al final el único que podrá tenderte la mano eres tú y dudo que quieras dársela.
Like what you read? Give Rumpelstiltskino a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.