Viajera Filmante

Hace un par de años que viene viajando, después de terminar sus estudios en La Plata regresó a Chile con el fin de juntar el dinero suficiente para embarcarse en la nueva aventura, ir a Nueva Zelanda a recoger kiwis. Qué tiene esto que ver con el cine le preguntaban todos, pero ella tenía más que claro, que ahora con un par de amigos, una cámara y una compu se pueden hacer muchas cosas.

La cosa fue así, en los horarios libres de trabajo se dedico a hacer un diario de viaje filmado, en el que se intentan llevar todas las emociones a imágenes a través de recursos como el found footge y entrevistas en la van a sus compañeros de trabajo de regreso a casa para ampliar un poco la perspectiva. Cuando pensó que tenía el material suficiente lo dejó guardado decantando y con el dinero ahorrado se fue a recorrer malasia en búsqueda del ambiente sonoro adecuado para el film y porque no de unas cuantas imágenes más.

Allá se conectó con ella misma y mediante anotaciones en su libreta fue armando el orden de las secuencias y de lo que quería contar, la energía que tenían esos lugares y la gente con una cultura tan distinta a la que conocía le despertó el deseo de transmitir ese mensaje que había buscado durante mucho tiempo. Fue así como, una vez de regreso armó el film y lo envió a varios festivales a ver si tenía éxito, como los procesos de cosecha demoran un tiempo decidió tomar nuevamente su mochila y ver que podía conseguir en su siguiente viaje.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.