Cuentos Cortos de un viajero.

En mi vida pasada fui un pirata…
te lo juro que no fue mi intención, pero fui un pirata, quizás el mas temido de los 7 mares (lo mas cliché del mundo)navegue solitario en busca de el mejor tesoro del mundo. No tenia una pata de palo, ni me faltaba un ojo, pero lo que te puedo jurar es que mi barco era pequeño, pero mi ambición grande. Soñé en llenar a rebalsar mi barco con oro y joyas, pero no era mas que un sueño; durante los siguiente días moría de hambre, las noches eran frías…la verdad la pase mal. No es bueno tener un amor en cada puerto, por que ellas suelen olvidar rápido y se buscan otro. Solo imagínate ahora: un hombre con hambre, con frió, con sed y con el corazón roto pero con una ambición tan grande, mas grande que su barco. todos sabemos como termina esto, y a pesar que sobreviví a las sirenas, a las ballenas y tiburones y todo lo demás mencionado, al encontrar el tesoro te das cuenta que la vida fue aquello que se te arrebato mientras ignoraste todo lo vivido y todo lo visto, ver a la madre naturaleza en acción y aun así ignorarla, no hay perdón para este hombre que vendió su alma al mar, que su corazón se volvió un deposito de ron y su cuerpo, un deposito de penas.

En mi vida pasada fui un bandido…
No hay inmortalidad en una vida corrupta, tal vez todo el dinero y todos lujos pudiera saldar esta cuenta con el diablo, tal vez este revolver que me acompaño todos estos años tendría que saldar esta cuenta, mandándome con el.
estos últimos días el dinero a sobrado, mas no una razón por la cual volver al camino, por la cual dejarlo todo, el dinero, las mujeres, los lujos, para hacer una pequeña granja con muchos animales (tal como me criaron) pero las razones a veces se van, a veces mueren o muchas veces morimos para ellas. Los días jamas perdonaron como ha sido este servidor, ya el tiempo no quiere jugar una mano mas de poker por que siempre le hice trampa, tal vez no hay finales felices pero si hay historias largas a lado de una fogata siempre y cuando, se viva.

En mi vida futura fui un astronauta…
No existe la vida en marte, solo fueron un par de humanos jugando la peor broma del mundo, aquí en el espacio es frió, la gravedad cero solo hace que tus ideas se doblen y doblen hasta no sabe si aun siguen en rectitud. pasando por saturno, se te cruzan los peores pensamientos, un sentimiento de melancolía hacia el hogar…quizás marchar no fue la mejor opción.
buscan otro lugar habitable, pasamos a la par de unos asteroides, buscando a un tal principito con una rosa la cual cuida y cuida, pero recordé que solo fueron cuentos de otro desolado y caído. Quisiera volver, pero recuerdo ese oscuro día, en cual la madre tierra quiso solo desaparecer, ahora voy a cargo de una nave tripulada con mas de 200000 sobrevivientes, nadie se reproduce por que sabe que el día de mañana “solo le pertenece a Dios” como decía mi madre, pero viaje y aun no lo eh visto, pero aun creo.

ahora no soy nadie…
solo soy alguien que desea aprender, la verdad los desamores, el deshonor, la deslealtad y todo lo malo que comienza con “des” te hace pensar mucho, y si no, también te dan mucho tiempo a solas, a veces pienso que seria bueno retratar como nos sentimos con seres de otro tiempo o de ficción, por que es mas fácil. Deberíamos de explotar esos sentimientos que nos acompañan a veces sin pensar el que dirán ni las criticas (de todas formas siempre va a ver alguien que se siente igual) esto es como un ensayo de algunas parte fundamentales de mi, y antes de criticar, por favor LEA.

Pd.: no soy ningún viajero, pero, en un vida lo fui o lo seré.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.