Sobrevivir la sociedad rota

Rotas ¿así nos encontramos? Visitas al psicólogo, charlas con amistades o desconocidas, cuestionamientos de una misma. Pero ¿rotas para quién o para qué? Esa es una de las múltiples cuestiones en esta realidad occidentalizada, entre muchas otras más.

Entonces ¿qué es lo que implica encontrarse rota o que te digan que así te encuentras? De entrada que no encajas en los estándares (belleza, clase social, etcétera) de esta realidad donde prima el ser un hombre blanco, pudiente, de lo que se denomina como de cuerpo completo, moral cristiano-céntrica, heterosexual, carnívoro, entre otras.

Nos encontramos ante una cuestión de categorías, donde una categoría como hombre prima ante el resto. Y si le agregas la estúpida división racial, el ser blanco se impone ante todo. Es decir, si no eres hombre blanco y todo lo demás de entrada ya estas rota.

Reflexionar acerca de qué implica el estar rota devela que no tiene nada que ver con tus sentires, tu singularidad, sino con la tiranía que es esta civilización occidentalizada. La misma sociedad, bajo el impulso de un proceso (o procesos) milenarios te empuja al sentir de la rotedad.

En sí nadie nace rota, la cuestión de la rotedad ni siguiera tendría que importar, pero la sociedad te asigna categorías ¡incluso antes de nacer! que hacen que te sientas así.

Toda una vida sintiendo que no te encuentras completa, cuando siempre lo has estado; nadie nace rota ni llega a estarlo. Es la imposición de una realidad la que busca que te sientas así y ¿para qué?

Control, esa es la cuestión. Control de los cuerpos y subjetividades, control singular. Quien se siente rota es más fácil de controlar, de influir. Una singularidad en todo lo que da sabe que es su propio universo ¡y un universo no puede ser controlado! Pero un universo fragmentado es fácilmente absorbido por el agujero blanco que es esta civilización occidentalizada que neutraliza toda diferencia a favor de la dominante.

Al sentirte rota le delegas a la sociedad el control sobre lo que quieres ser.