Amar -eso puede pasar-

Qué más puede pasar si dejas abrir tu pecho ante las flechas,

Qué más puede pasar si te gastas los brazos al abrazar.

¿Qué más puede pasar?

Qué más que descubrir, cuán profundo puedes soportar.

Lo mucho que puedes caer.

Lo inútil que es arrastrarse. Reptar.

Reptar lánguida y sedienta.

Que escarbes dentro de tí, que te encuentres.

Que encuentres tantas cosas enredadas y te confundas.

Que te odies y te ames.

Que te descubras y te olvides.

Que nades en tus propias llagas.

Hasta ahora entendí, que el amar, es reconocerse.

Hasta ahora, maldita sea.