Día de la Antioqueñidad
REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE ANTIOQUIA

Richar vive en una comunidad rural de difícil acceso. Hace menos de cinco años su vereda cuenta con energía. Sin embargo el servicio de acueducto y alcantarrillado está lejos de ser una realidad. Vive en una casa de palma, su familia cultiva o caza su alimento. Es parte de una familia mestiza campesina del departamento de Córdoba, conocidos como “chilapos”.

Tiene un problema de reconocimiento de su identidad. No se considera indígena ni negro y se siente ofendido cuando se lo relaciona con alguna de estas etnias; a pesar de que sus antepasados cercanos son indígenas Zenú.

La escuela y la familia resultan ser los escenarios ideales para aprender sobre sus raíces. Sin embargo factores como el desplazamiento hacen que las familias estén, en cierto sentido, desarraigadas de sus tradiciones y cultura, por esta razón a pesar de que Richar vive con sus abuelos, ellos no le han transmitido este conocimiento.

La escuela tendría entonces esa responsabilidad. En el área de ciencias sociales Los Estándares de Educación le apuntan al desarrollo de pensamiento crítico frente a diversos temas entre los cuales se encuentran: respeto por los derechos humanos e inclusión social. Cada instituciíon educativa debe adecuar su plan de trabajo para lograr estos objetivo teniendo cierta libertad para decidir cómo, de acuerdo con su contexto.

Sin embargo el plan de área del colegio de Richar, al igual que el de muchos otros colegios, no fue elaborado pensando en las necesidades de los estudiantes que atiende, sino que fue copiado de Internet.

El resultado de esto es que no solamente las pruebas de Estado arrojan resultados negativos para el colegio de Richar, sino que lo más importante es que Richar cree que llamar a alguien indio o negro es un insulto, se resiste a aceptar hombres con el pelo largo, personas con tatuajes, mujeres solteras, acentos diferentes y diversidad religiosa. Esto significa que las futuras generaciones no tendrán las herramientas para construir la sociedad cohesiona y en paz que desde hace más de cincuenta años pretende el país.

Las entidades del Estado, en lugar de hacer un seguimiento y vigilancia a las escuelas con el fin de que estas cumplan con los objetivos de la educación y aprovechen la riqueza cultural propia de cada zona, permiten la realización de ciertas actividades, como “El Día de la Antioqueñidad”, que lo único que genera es profundizar en los regionalismos, culpables de la segregación al interior de las comunidades con el imaginario de superioridad cultural.

Esta celebración conmemora del día de la independencia del departamento en 1813. Sin embargo la celebración no tiene ningún tinte histórico sino que se limita a exaltar el sector más poderoso del departamento, hacendados y empresarios blancos, olvidando que la historia antioqueña la han escrito también negros, mestizos, indígenas, desplazados, costeños. Al igual que en los demás departamentos de este país fragmentado por las ideas regionalistas.

¿Cómo articular el plan de estudios de las escuelas rurales con lo Estándares de educación para que los niños adquieran conocimientos y habilidades útiles para su vida diaria?.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diarios de Urabá’s story.