Érase una vez un Gobierno que bebía Coca light todos los días mientras su gente padecía obesidad

En las vísperas de la Copa Mundial de futbol 2014 celebrada en Brasil, las autoridades brasileñas y la FIFA tuvieron un enfrentamiento a causa de una ley que desde el 2003 se había promulgado, donde prohibía la venta de alcohol en los estadios de fútbol para prevenir actos de violencia entre aficionados alcoholizados. Sin embargo, organizar un mundial de futbol incluye patrocinadores, de los cuales, entre ellos se encuentra la cervecera Budweiser, y prohibir la cerveza en los estadios es impensable, “es la cultura del aficonado”, según FIFA. Al final, frente a la presión de FIFA (y patrocinadores), la legislación tuvo que hacer una excepción por el evento y permitir la venta de alcohol en los inmuebles deportivos

En México ha ocurrido una situación similar, por el conflicto de intereses. En las semanas recientes, el Consejo Consultivo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dio un asiento en la mesa a Luis Toussaint Elosúa. De acuerdo con una carta de denuncia por parte de la A. C. “El Poder del Consumidor” dirigida al procurador Ernesto Nemer, Luis Toussaint es director de Asuntos Públicos de Arca Continental, la segunda embotelladora de Coca Cola más grande de América Latina y presidente del sector de alimentos, bebidas y tabaco de la Canacintra.

Fuente: Sin Embargo

Este asunto cobra importancia por varias razones: 1) la incorporación de Toussaint se da casi paralelamente con la salida de El Poder del Consumidor del Consejo; 2) La Asociación Civil junto con otras asociaciones, por medio de coaliciones como ContraPESO, encabezan un movimiento en favor de los derechos del consumidor, los cuales son atentados nutricionalmente por empresas como Coca-Cola, Kellog’s y Jumex, quienes argumentan sus productos son propios de una dieta balanceada, cuando causan efectos contrarios (comprobado científicamente); 3) dichas asociaciones se han enfrentado a la industria refresquera promoviendo un impuesto al refresco —aprobado en 2013 – para combatir lo que la OMS considera ya una epidemia, la obesidad; 4) en septiembre el presidente Peña Nieto declaró que él bebía Coca-Cola light todos los días; 5) el punto anterior es para evidenciar que lo aquí expuesto es una raya más al tigre acerca de los conflictos de interés que han envuelto al Gobierno actual.

Fuente: Diario Puntual

La industria persigue sus intereses, así que ha buscado y encontrado medios dentro de las instituciones para lograr sus objetivos como la Profeco hasta el punto de intercambiar favores tomadores de decisión en puestos de elección popular. De acuerdo con la UNICEF —quien utiliza datos de la ENSANUT– , México ocupa el primer y segundo lugar en obesidad infantil y de adultos, respectivamente. Así bien, cuando el Consejo Consultivo abre sus puertas a Goliat azucarado es natural que salgan varios David con sus hondas y piedras, sin embargo, los principales dañados somos los consumidores, y desde luego, los niños.

¡Ah claro! Y otro afectado es un sistema de salud que se está hundiendo por todas partes, el mismo que tiene que atender a las personas que sufren los daños colaterales de ingerir este tipo de bebidas y el desconocimiento sobre la alimentación que deben llevar. Mientras tanto el Gobierno promueve beber a diario Coca-Cola light.

Previamente publicado en TMPosmodernos http://noticiastm.com/erase-una-vez-un-gobierno-que-bebia-coca-light-todos-los-dias-mientras-su-gente-padecia-obesidad/

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego J’s story.