Reseña — “Boyz n the Hood”

Google Images

Director: John Singleton

Año: 1991

Género: Teen hood drama film

Nacionalidad: Estadounidense

Una de las razones más importantes (si no es que la más importante) por la que es recordada esta película, es que fue de las primeras pelícuals en retratar como era la vida en el barrio y los problemas internos de los afroamericanos jóvenes en Estados Unidos. Como se puede intuir ya que es un estereotipo y al fin, los estereotipos siempre tienen algo de verdad, uno de los temas principales de la cinta es la violencia y hostilidad que existe entre la misma comunidad negra.

Desde el principio se muestra con el título del filme, que se oye un carro aparcando y después de ello un tiroteo. Al principio los protagonistas cuando son pequeños conviven en un barrio, donde no se pueden salvar de ser molestados por otros residentes del barrio mayores que ellos. Y ya después, ya mayores, se muestra la rivalidad entre bandas y la prepotencia de sus miembros. Está claro aquí la cosa, sea donde vayas, como seas y la edad que tengas, no te vas a salvar del barrio, no te vas a salvar de la violencia y menos de las secuelas y cicatrices que implica ser negro.

Conforme avanza la cinta, se ve claro lo difícil que es salir de este ciclo de violencia que acarrea “el barrio”, porque desde pequeños los jóvenes se ven envueltos en ella y es el pan de cada día. Por tanto, ésta violencia está presente en todas sus relaciones y parece imposible escapar. También, muestran escuelas deplorables, padres despreocupados (o ausentes) y en general mala vida. No parece que haya ninguna expectativa o futuro para esta generación. Cabe resaltar, que la primera parte de la película termina con uno de los protagonistas (de niño) siendo arrestado por robar en un super mercado.

Esta mala vida, sólo los termina llevando a formar parte de pandillas para sentirse parte de algo, y el haber acabado por cumplir las bajas expectativas que se les tenía, genera un sentimiento de inferioridad que desencadena la prepotencia y por consecuencia la violencia.

La obra retrata este ciclo que parece nunca terminar, con personajes simples pero bien caracterizados, y con una trama sencilla pero que no muestra más ni menos de lo que necesita. Es evidente que por su simpleza (en texto porque ya me explaye en subtexto) no rompe demasiados platos, por lo tanto no creo que merezca tampoco tantísimo alabo. Aún así, me parece una película destacable dentro de todo.

Calificación: 8/10

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.