Mi nombre es Keneth Hutcher y esta es mi historia. Puede que no te importe una mierda pero te la voy a contar igualmente.

Soy un honrado agente de policía, mi destino, el mayor zulo que exista en miles de kilómetros a la redonda, joder! Aún me sorprende que algunos lo llamen "dulce hogar" , hasta las ratas se han ido de aquí, Braxton, una ciudad que avanza tan lenta que parece retroceder en el tiempo; llena de familias de la época de cuando Elvis se meaba aún en los pantalones y así de golpe y porrazo llegó la igualdad entre blancos y gente de color, antes de seguir os voy a dar un consejo, nunca le lances agua fría a un borracho con arma.

Pues bien, dicho esto, de la misma manera reaccionó el pueblo de Braxton, como si le acabaran de verter un gran cubo de agua fría encima y la cosa fue a peor el treinta y uno de Octubre, tan solo os diré por ahora, que si teníais dudas a la hora de visitarnos, os voy a dar una razón más para no venir por aquí.