No concibo su ausencia

Cuando las ordeno, me descubren el pasado y si las dejo al azar me incitan al futuro; en el hoy surgen a borbotones, se atropellan, solapan, y al fin, vuelta que vuelta, definen lo real y me alejan de lo incierto. Desde dentro, siempre enredadoras y con cierta melodía, me sugieren un orden distinto de las cosas. Son la base de mis sueños. Me gustan las palabras. Sin ellas, yo no entiendo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.