De IronHacker a Indie Maker

Agustin Silveira
Feb 20, 2019 · 5 min read
Photo by Clark Tibbs on Unsplash

No existe un camino correcto, no lo busques.

Desde que era niño he sido bastante curioso, no se me daba bien seguir indicaciones si no entendía el porque de lo que se me pedía. Esto me ha dado muchos problemas cuando era pequeño, donde construir tu propio camino es casi imposible, pero me ha dado las mayores alegrías ahora que soy adulto.

Sobre los 14 años empecé a interesarme por la tecnología, leía guías de como crear un servidor de world of warcraft y demás minucias que no eran particularmente difícil, pero que me ayudaron a desarrollar una creatividad que años mas tarde me sería de ayuda.

Pasaron los años y esa creatividad iba en aumento, empezaba a tener ideas que solucionaban mis problemas cotidianos, uno de ellos fue el aprender a escribir con la mano izquierda ya que mis profesores eran fanes de los exámenes en los que había que redactar la biblia y un poco del Corán. Esa fue mi solución para no perder mi mano derecha.

Con 18 descubrí la programación, en concreto C++. Esto me abrió los ojos a una infinidad de posibilidades, por fin podía usar toda esa creatividad y traer lo que tenía en mi cabeza a la realidad, al menos es lo que pensé en ese momento.

Este era yo en mi primera semana de C++

A medida que iba conociendo el mundo de la programación, mi curiosidad seguía creciendo. Quería hacer mas, aprender mas y construir cosas.

Cuando terminé el bachillerato tenía muy claro que mi camino era ir a la universidad y estudiar ingeniería informática. Fue una de las mejores decisiones de mi vida pero no por el motivo que os imagináis.

Al transcurrir el primer año mi ilusión iba bajando ya que no paraban de repetirnos que trabajaríamos para una gran empresa y que no nos estaban preparando para ser pica teclas, como si ser programador fuese algo malo.

Ahí estaba yo con unas ganas locas de construir cosas y pasarme el día siendo un pica teclas y ver como mis ideas se volvían realidad.

Un día vi que alguien había estado colgando carteles en busca de un informático que quisiese participar en un proyecto.

Obviamente le contacté

El chico era muy simpático, necesitaba a alguien que pudiese hacer una web y quizás una aplicación para android/IOS. Yo había tocado un poco de wordpress, html y css así que me veía capacitado. (en poco tiempo me di cuenta de que no lo estaba)

Con este proyecto aprendí que me apasionaba la emprendedoría, me pasaba horas pensando y estudiando, sin saber si todo mi esfuerzo sería en vano o no pero me daba igual. Entendí lo que era trabajar por una pasión junto a otra persona, pero sobre todo comprendí que la programación era algo indispensable en mi vida y que quería dominar lo suficiente esta herramienta para construir mis ideas.

Por si os pica la curiosidad este fue mi primer proyecto Arspect

Al cabo de un año tuve que dejar el proyecto para trabajar ya que tenía que pagar el préstamo de la universidad y no podía dedicarle todo el tiempo que se merecían tanto la plataforma como mi compañero.

Tras pasar el verano decidí no volver a la universidad y tomarme un tiempo para pensar en lo que realmente quería, y durante ese tiempo descubrí Demium, una incubadora de startups. Dejé el trabajo en el que estaba para dedicarme a emprender 24/7 otra vez.

Mi experiencia allí fue de lo mas pintoresca, aprendí muchísimo de lo que era el mundo startup y me permitió estar en contacto con gente muy interesante con backgrounds realmente diferentes. Pero también me enseño mucho de mi mismo y de lo que yo quería para mí. Al cabo de 6 meses y con apenas dinero en mi cuenta dejé la incubadora frustrado y muy cansado del mundo startup, nada de lo que sentí durante esos 6 meses se pudo asemejar o lo que me hizo sentir mi primer proyecto. Pero no tenía tiempo para lamentarme ya que tocaba volver a trabajar para pagar las facturas.

Durante unos meses no quería ni oír la palabra emprender, no quería saber nada de buscar un equipo, buscar inversión, agile, scrum ni unicornios.

Pero me volví a enamorar de la emprendedoría cuando un día de casualidad procrastinando en twitter descubrí indiehackers, una especie de foro donde gente de todo el mundo comparte sus experiencia siendo emprendedores independientes. Esto cambió completamente mi paradigma de lo que tenía que ser una startup y de como construirla. Me abrió los ojos a una manera independiente de emprender.

Llegue a construir un par de mini proyectos como por ejemplo un excel que ayudaba a las familias a mantener un orden con las tareas del hogar. Pero seguía teniendo un problema y era el pasar mis ideas de la cabeza a la realidad. Me seguía sintiendo muy limitado por la programación.

Link del excel: HomeChores

Tras meditarlo mucho decidí que tenía que aprender a programar bien y ya lo había intentado por mi cuenta pero tras entrar en un tutorial hell entendí que necesitaba la guía de alguien mas experto que yo en el tema.

De casualidad un día una amiga que conocí en Demium me envió un link para una beca que cabify estaba dando para el bootcamp de ironhack. Y otra vez, como aquel día en la universidad, la vida había escuchado mis necesidades y me había presentado una oportunidad que podía elegir tomar o no.

Ahora mismo estoy escribiendo esto desde Ironhack, a 3 semanas de terminar el bootcamp y ya he construido 2 de las muchas ideas que tenía apuntadas pero que no me había atrevido a intentar por mi falta de conocimientos en desarrollo web.

La primera fue un juego de Pokémon, basado en los episodios de la serie donde tenías que adivinar el Pokémon por la sombra

Link: PokeGuess

La segunda idea fue una solución para un problema personal, encontrar sitios en Barcelona donde hacer skate mas allá de los que todos conocemos.

Link:OllieTheSpot

Aún me queda mucho trabajo por hacer, como por ejemplo hacer que sean responsive y aplicar React en las 2. Aún así estoy muy orgullosos de mi mismo y me siento con mushisimas energías de seguir emprendiendo.

Así es como pasé de ser un IronHacker a un IndieMaker

Gracias por leer! :)

Agustin Silveira

Written by

I'm figuring out how to be truly happy while I build my self.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade